Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

Las otras “playas” de Tenerife


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
30 Oct 2017

Tenerife cuenta con increíbles charcos y piscinas naturales a lo largo de su costa donde poder disfrutar de un buen baño. Y es que no todo son playas en esta tierra volcánica.

Nuestra peculiar orografía nos deleita con preciosos enclaves donde el mar y la piedra volcánica han creado de forma natural estos pequeños charcos, tan frecuentados por los isleños y cada vez más por turistas también.

Así que, si visitas Tenerife no puedes perder la oportunidad de conocerlos. Prácticamente en toda la costa norte se pueden encontrar, y en algunas zonas del sur también. Hay piscinas naturales muy diferentes, unas más turísticas que otras y algunas incluso algo inaccesibles y escondidas.

Charco La Jaquita, Guía de Isora, Tenerife, Islas Canarias

La mayoría no cuenta con servicios, es decir, no hay chiringuitos, ni tampoco duchas, pues son parajes salvajes, aunque sí que tienen acondicionados los accesos y zonas de solárium donde poder extender la toalla y relajarse al sol.

Prepara el bañador, el protector solar y la cámara de fotos, que te llevo de ruta por mis piscinas naturales favoritas.

Piscinas naturales de Bajamar

En el municipio de La Laguna se ubican unas de las piscinas más frecuentadas, en el coqueto enclave marítimo de Bajamar. Sus buenas condiciones y equipamientos le han hecho merecedoras del distintivo de bandera azul. Para la remodelación de las piscinas se utilizó pavimento de roca volcánica, dibujando así un paisaje en sintonía con el entorno.

Cualquier hora es buena para darse un remojón, pero a mí personalmente me gustan mucho los atardeceres aquí.

En los alrededores hay numerosos restaurantes y bares donde tomar algo o degustar el pescado fresco, para lo que recomiendo especialmente la Cofradía de Pescadores.

El Caletón en Garachico

Es una de mis piscinas naturales favoritas. Son archiconocidas, y en temporada alta suelen estar bastante llenas, eso sí. Perfectamente acondicionadas, con cómoda zona de solárium.

Pero parte de su atractivo reside en que este enclave se formó con la última de las erupciones volcánicas de la isla, la del Trevejo o Arenas Negras en 1706, que sepultó el antiguo puerto ganando además terreno al mar, creando esta singular lengua de lava que conocemos hoy.

En el Caletón hay diferentes charcos que se intercalan entre paseos de piedra, como Las Viejas, Los Niños o Los Chorros. Bañarse en ellos es un placer absoluto, y de las mejores opciones en el norte de Tenerife.

También están bien acondicionadas. Cuenta con servicio de socorrismo, duchas y chiringuito. Es la forma perfecta de complementar la visita al precioso y pintoresco pueblo de Garachico.

Charco de La Laja

En otro municipio norteño, San Juan de la Rambla, se ubica otro de los charcos naturales más valorados por los tinerfeños, el de La Laja. Un pequeño sendero de escaleras desciende hasta esta piscina natural, que sorprende por su tamaño y por la belleza de su entorno.

Aquí no hay bares ni restaurantes, así que es recomendable llevarse agua y comida.

Charco de La Araña

Seguimos nuestra ruta de piscinas naturales por el norte, esta vez en Los Silos. Este charco me gusta especialmente por sus vistas. Reconozco que los acantilados de La Culata son de mis parajes preferidos. El charco aparece cuando baja la marea y cuando hay pleamar se esconce bajo las olas.

Charco de La Araña, Los Silos, Tenerife, Islas Canarias

Charco del Viento

La Guancha esconde uno de los paraísos costeros más valorados y a la vez menos conocidos. Eso implica que normalmente no hay tantos visitantes ni turistas, al menos si lo comparamos con El Caletón o las piscinas de Bajamar, así que se convierte en un lugar perfecto para relajarse y desconectar y disfrutar de esa sintonía con la naturaleza que muchos buscamos cuando nos lanzamos a la aventura de descubrir rincones como este.

El charco del Viento es amplio y cuenta con dos áreas de baño, y es una buena zona para practicar snorkel.

Charco de Los Chochos

Está ubicado en Los Silos, cerca del charco de La Araña. Su nombre fue lo primero que me llamó la atención, y se debe a que antiguamente los campesinos utilizaban el charco para remojar los altramuces, en Canarias llamados chochos, para eliminar el amargor.

El charco tiene dos metros de profundidad en su parte más honda, y está bien acondicionado con barandilla, escalera y zona de solárium.

Charco de Los Chochos, Los Silos, Tenerife, Islas Canarias

Charco de Isla Cangrejo

Para mí, la estrella de la corona. Es mi charco favorito de Tenerife. Me encanta el sitio y el entorno, pero sobre todo la tranquilidad que se respira. He ido en varias ocasiones y nunca me he encontrado más de una decena de personas.

Se llama así porque normalmente se ven cangrejos caminando por los muros, y eso hace que me guste aún más… eso sí, ¡para verlos de lejos!

Charco Isla Cangrejo, Tenerife, Islas Canarias

La Jaquita

Guía de Isora esconde unas de las piscinas naturales que más me gustan, las de La Jaquita. Son dos piscinas próximas, de gran tamaño, que están perfectamente preparadas para el baño, con escaleras, duchas y zona para tomar sol.

Charco La Jaquita, Guía de Isora, Tenerife, Islas Canarias

Son de las más fotogénicas de esta selección que les comparto aquí, además de tener unas espectaculares vistas, que sin calima ni nubes te permiten divisar la isla de La Gomera al fondo.

Mi recomendación es pasar allí el día de playa y, a ser posible, esperar al atardecer para disfrutar de una magnífica puesta de sol.

En los alrededores también hay chiringuito y varias playas o calas de arena negra, que no suelen estar muy frecuentadas y que se suceden. Pero si prosigues el camino por la costa, descubrirás más charcos como este.

Charco La Jaquita, Guía de Isora, Tenerife, Islas Canarias

El Tancón

Cerca de los acantilados de Los Gigantes y a unos pocos minutos del charco Isla Cangrejo se ubica esta pequeña cueva de aguas cristalinas. Aunque en imágenes se vea paradisiaca, hay que tener mucha precaución porque solo conviene bañarse cuando el mar está muy calmado.

Cueva El Tancón, Guía de Isora, Tenerife, Islas Canarias

Espero que hayas disfrutado de esta selección que te he traído con mis favoritos, pero como podrás imaginar las opciones son muy variadas, así que también puedes enriquecer esta pequeña guía con otros rincones que puedas ir descubriendo durante tu estancia en Tenerife. Cualquier paseo por la costa seguro que te lleva a descubrir otras piscinas y charcos naturales que conseguirán cautivarte a base de lava y sal.

Charco Isla Cangrejo, Tenerife, Islas Canarias

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
www.holaislascanarias.com