Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

3 rincones con encanto en El Hierro


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
12 Jun 2017

La isla más joven y pequeña de Canarias, El Hierro, cuenta con rincones con mucho encanto capaces de conquistar el corazón de cualquier visitante. Sus pintorescos pueblos costeros, su rica gastronomía y sus gentes, siempre tan cálidas y simpáticas, componen el escenario perfecto para pasar unos días de desconexión al más puro estilo slow travel.

Valle de El Golfo, El Hierro, Islas Canarias

Aunque cualquier enclave de la isla es perfecto para todos estos menesteres, he descubierto tres rincones que se prestan perfectamente a la tarea. Se trata de tres lugares que cautivan a primera vista, de esos que te ponen en un serio dilema, no vas a querer soltar la cámara porque querrás inmortalizarlos, pero al tiempo necesitarás despojarte de todo para dejarte llevar y disfrutar. Puede que seas de los primeros o puede que optes por lo segundo. Da igual. Estos sitios te van a gustar. ¿Por qué? Porque querrás perderte por ellos, saborearlos, sentirlos y seguramente repetirlos.

Las Puntas, en El Golfo

En el valle de El Golfo se ubica la zona de Las Puntas, uno de los sitios más visitados de El Hierro. Una zona que combina lo salvaje y lo turístico a la perfección, supongo que como toda la isla en general. Perteneciente al municipio de Frontera, y azotado por los vientos alisios, se alza imponente este precioso enclave junto al mar.

Las Puntas, en el valle de El Golfo, El Hierro, Islas Canarias

Sólo encontrarás aquí algunos alojamientos turísticos por la zona, con una preciosa arquitectura, y el famoso Hotel Punta Grande, que cuenta en su poder con el título del hotel más pequeño del mundo. Así figura en el libro Guinness de los Récords. Pero más allá de este calificativo, y aunque parezca sorprendente que cuenta con cuatro habitaciones (seguro que todo el que lo ve piensa a primera vista que tan sólo puede tener una habitación), dibuja un paisaje precioso en la costa.

Hotel Punta Grande, El Hierro, Islas Canarias

Pero Las Puntas es mucho más que su mini hotel. No se podría entender la belleza de este lugar sin los Roques de Salmor como telón de fondo. Han sido declarados Reserva Natural Integral y es Zona de Especial Protección de Aves, aunque quizás su característica más llamativa es que fueron el hábitat natural de los lagartos gigantes de El Hierro.

Roques de Salmor, El Hierro, Islas Canarias

El pueblo pesquero de Tamaduste

El precioso pueblo de Tamaduste, que está ubicado justo al lado del aeropuerto, y que pertenece al municipio de Valverde, fue uno de los grandes descubrimientos de mi viaje a El Hierro.

Tamaduste, El Hierro, Islas Canarias

Se trata de un pueblo pesquero que en los últimos años se ha convertido en uno de los lugares favoritos por los herreños para veranear (de hecho muchos tienen allí una segunda vivienda). Está salpicado de pequeñas casas que se distribuyen en torno a un pequeño muelle con numerosas zonas de baño donde se reúnen familia, amigos y visitantes para disfrutar de los días de sol y las vacaciones.

Cuenta con un espectacular mirador en su carretera de entrada, que permite capturar una linda instantánea de todo el pueblo desde lo alto. Siempre he sido muy fan de las vistas desde las alturas, así que si compartes esta pasión, te invito a hacer un pequeño alto en el camino y capturar esta bonita imagen.

Vista de Tamaduste, El Hierro, Islas Canarias

Tamaduste apenas tiene infraestructura turística, lo cual también se agradece, no en todos los viajes apetece toparse con avenidas llenas de bares repletos de turistas. El pueblo no ha perdido su autenticidad con el paso de los años, ha conseguido huir del turismo de masas, lo cual parece imposible dada además su cercanía con el aeropuerto y el muelle, al que llegan los barcos procedentes de otras islas. Puede que sea una de las virtudes de El Hierro, que tiene un turismo limitado y de calidad.

La zona cuenta con espacios acondicionados como solárium y el baño no es peligroso pues, aunque las olas llegan con fuerza, se forma un gran charco de aguas turquesas y tranquilas que ha sido bien aprovechado por los vecinos como si de una piscina natural se tratase.

El Pozo de las Calcosas

Qué sitio tan curioso el del Pozo de las Calcosas. Creo que todo el que lo ve por primera vez debe pensar exactamente lo mismo. Es un lugar muy singular. Está como enterrado al fondo de una bahía, rodeado por acantilados. Cuenta con un espectacular mirador desde el que se divisa claramente la piscina natural, las lenguas de lava volcánica sobre el mar y un pequeño poblado que mantiene su arquitectura original.

Pozo de las Calcosas, El Hierro, Islas Canarias

No cabe duda de que El Hierro invita a ser descubierto despacito y a ser disfrutado con calma. Aquí conviene olvidarse del tiempo, ya sea para disfrutar de un pescado fresco frente al mar, para recorrer alguno de sus muchos senderos, o bien para deleitarse con un rato de charla con algún vecino. ¿Ya he comentado lo amables que son los herreños?

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
www.holaislascanarias.com