Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

5 lugares de El Hierro casi desconocidos


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
10 Jul 2017

Puede que El Hierro sea una isla pequeña en superficie, pero es inmensa en rincones por descubrir; tanto que, a día de hoy, muchos de ellos permanecen ocultos incluso para los propios herreños.

Estoy segura de que cada vez que viajas a un nuevo destino pones en práctica uno de tus deportes favoritos: el de esquivar a los turistas. Es normal y comprensible que cuando te propones visitar la más pequeña de las Islas Canarias no querrás volver a casa sin haber pasado por algunos de los lugares más famosos de la isla como la Sabina, el Mirador de La Peña, el Árbol Garoé o La Restinga. De hecho, es la ruta por excelencia que hacen amigos y amigos de amigos. 

Debes saber que, si bien en El Hierro jamás te verás agobiado por grandes masas multitudinarias, sí es cierto que existen otros lugares menos conocidos, lugares que no salen en los mapas, que no ocupan una reseña preferencial en las guías o que, simplemente, pasan desapercibidos a ojos del visitante porque no sabe qué se va a encontrar.

Aquí te muestro 5 lugares únicos de El Hierro de los que, probablemente, nadie te haya hablado.

El Cuchillo del Jorado

Al igual que podrías visitar la isla de El Hierro haciendo una ruta por sus miradores, podrías planificar perfectamente una ruta por sus monumentales arcos naturales.

La lava solidificada ha dejado caprichosas formaciones de piedra en toda la costa herreña dignas de admirar, pero ojo, porque no todos los arcos de El Hierro están en el mar.

El Cuchillo del Jorado, El Hierro, Islas Canarias

Existe uno escondido en el borde superior del risco, en El Golfo, que es igual de espectacular. Les hablo del Cuchillo del Jorado, situado entre Jinama y el observatorio, una auténtica maravilla de la naturaleza.

El Río

Uno de los lugares más bellos de la isla de El Hierro y de parada obligatoria corresponde a sus zonas de baño. La costa herreña presenta un entorno característico dominado por la lava donde se esconden verdaderas sorpresas bajo los acantilados.

El Río, El Hierro, Islas Canarias

La parada que harás en Las Puntas, en el municipio de La Frontera, no sólo será para visitar el que fuera el hotel más pequeño del mundo. Si bordeas la costa y te diriges al comienzo del sendero que une Las Puntas con La Maceta encontrarás, bajo el acantilado, una pequeña piscina de gran belleza natural llamada El Río.

Baño en El Río, El Hierro, Islas Canarias

El Río es ese lugar donde muchos de los niños del pueblo aprenden a nadar gracias a su escasa profundidad y al estar a resguardo del mar.

Una apreciación importante: si quieres disfrutar de los charcos de El Hierro y admirar su espectacularidad, intenta que sea siempre con marea baja.

La Cueva del Caracol

El Santuario de La Virgen de Los Reyes, en La Dehesa, debes marcarlo también como lugar de parada obligatoria en tu viaje a la Isla del Meridiano ya que aquí descansa la patrona de los herreños, la “Madre Amada”. Un humilde edificio de paredes blancas impolutas que se mezcla entre la arboleda creando un entorno mágico donde recargar energía.

Pero debes tener en cuenta que tu visita no termina aquí. A escasos metros del Santuario se encuentra la Cueva del Caracol, un complejo de grutas integradas dentro de la roca que fueron utilizadas antiguamente por los pastores y su ganado.

La Cueva del Caracol, El Hierro, Islas Canarias

Este lugar albergó inicialmente la imagen de la Virgen de Los Reyes tras su llegada a la isla. Fueron los pastores quienes la custodiaron y la depositaron aquí, en la cueva que llamaron a partir de ese momento “Cueva de La Virgen”. Allí la veneraron, convirtiéndola en la protectora y patrona de La Dehesa, de los ganados y posteriormente de toda la isla.

La Hoya de Fireba/Fileba

La Hoya de Fireba, El Hierro, Islas Canarias

La Hoya de Fireba es una de las calderas volcánicas más espectaculares de la isla. Se encuentra dentro del sendero circular de La Llanía, uno de los más populares que te recomiendo hacer, en el que te adentrarás en un bosque húmedo y tupido de fayal-brezal más propio de los cuentos de hadas que de este mundo terrenal.

Mirador de Fireba, El Hierro, Islas Canarias

Desde el Mirador de Fireba podrás apreciar la forma cóncava de esta caldera y su vegetación. Si llegas hasta aquí con ganas de estirar las piernas te recomiendo bajar hasta el interior, a una profundidad de más de 100 metros. Sus imponentes paredes verticales y el murmullo del viento harán que tu corazón se estremezca allí abajo.  

La playa de La Bonanza

No te irás de El Hierro sin visitar uno de los símbolos cuya silueta se ha convertido en una de las imágenes características de la isla: el Roque de La Bonanza, del que seguro te llevarás una postal para tu familia y amistades.

Roque Bonanza, El Hierro, Islas Canarias

Son muchas las personas que, diariamente, se acercan a fotografiar este roque que se alza verticalmente unos 200 metros desde su base, y que se encuentra situado en un enclave único, en un anfiteatro natural de impresionantes vistas panorámicas.

Nada más salir del pequeño túnel que te lleva hacia esta zona puedes aparcar tu coche y sacarte infinidad de fotos con el roque de fondo, pero ¿sabías que también te puedes dar un baño aquí?

Baño en la playa de La Bonanza, El Hierro, Islas Canarias

Esta es sin duda mi playa favorita de El Hierro, siempre que recordemos que en esta isla el concepto de “playa” es bastante más amplio. Sus aguas tranquilas y cristalinas y el imponente roque de fondo hacen de este lugar un verdadero paraíso.

El Roque de La Bonanza se encuentra a escasos 15 metros de la costa y es muy fácil nadar hasta él. Ve hasta allí y comprobarás su majestuosidad y, muy importante, si quieres que la experiencia sea de diez no olvides las gafas y el tubo porque el fondo… el fondo ya es otra historia.

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
www.holaislascanarias.com