Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

Desde el Balcón de Femés


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Desde el Balcón de Femés
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Ruta entre volcanes en Lanzarote
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Ruta por las cervezas artesanales de Lanzarote
Arucas, una joya al norte de Gran Canaria
Un día en San Juan de la Rambla en Tenerife
El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”
Avistamiento de cetáceos en el mar de La Gomera
El Time, al encuentro del mar
Agüimes y Guayadeque, entrando al corazón de Gran Canaria
La magia de las alfombras de La Orotava en Tenerife
Artículos
relacionados
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
El Hierro a bocados
Garachico, un viaje en el tiempo
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Una excursión entre islas
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Teguise, en Lanzarote, 600 años de historias
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
5 razones por las que visitar Lanzarote
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
P&P: Piña y Plátano de El Hierro
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
Ruta por las cervezas artesanales de Lanzarote
Arucas, una joya al norte de Gran Canaria
Agüimes y Guayadeque, entrando al corazón de Gran Canaria
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
17 Dic 2018

Como muchos otros puntos de interés de Lanzarote, el pueblecito de Femés nació como un refugio ante los temidos ataques pirata. Su situación sobre las laderas de Atalaya que lleva su mismo nombre, lo convertían en un punto estratégico a la hora de guarecerse. Esta localización no sólo ofrecía un defensa de difícil acceso para los piratas (se encuentra a unos 450 metros de altitud con una pendiente considerable), sino también unas excelentes vistas del extremo sur de la Isla y su costa. Hoy por hoy, venimos hasta aquí para visitar Femés, únicamente por puro placer.

Femés, el refugio pirata, Lanzarote, Islas Canarias

Las vistas desde el “Balcón de Femés”

Desde su mirador, el Balcón de Femés, contemplamos las mismas vistas que un día nuestros antepasados examinaban con miedo. Con la mirada de otros tiempos, podemos recrearnos con el paisaje mientras probamos algunas de las especialidades de la comida isleña (papas arrugadas, queso de la tierra, gofio…)

Dejando la vista clavada en el horizonte, descubrimos el Macizo de los Ajaches, las llanuras del Rubicón, o el Estrecho de la Bocaina (los quince kilómetros de océano que separan Lanzarote de Fuerteventura). En días claros incluso se puede ver, sin mucha dificultad, parte del litoral de nuestra compañera. Pareciera que ambas islas estiraran los brazos con la intención de tocarse. Es increíble pensar que hace 11 millones de años pudieron estar unidas.

Desde el Restaurante “Balcón de Femés”, en Lanzarote, Islas Canarias

En cuanto a Los Ajaches, a pesar de que hoy día sigue siendo uno de los puntos de mayor altitud de Lanzarote, su altura queda muy lejos de los 4000 m, que según los geólogos llego a medir. Para hacernos una idea de su tamaño, los compararemos con con un amigo muy conocido, nuestro apreciado Teide, en Tenerife, tiene una altura de 3.718 m (casi unos 300m menos que lo que un día midieron estas montañas). La altura que en la actualidad alcanzan Los Ajaches no alcanza los 400 m., su extensión por otro lado abarca de la Punta de Papagayo, en el extremo Sur de Lanzarote, hasta el centro oriental de la Isla, donde encontramos Playa Quemada. En total la formación volcánica supone unas 3009,5 ha.

Vistas de los Ajaches el Mirador de Femés, Lanzarote, Islas Canarias

La ermita de “San Marcial de Rubicón”, en Femés, Lanzarote.

Si nos animamos a pasear por el pueblo nos encontramos con la Ermita de San Marcial de Limoges o “San Marcial de Rubicón”, una pequeña iglesia, que data del año 1730, donde reside el patrón de Lanzarote. Esta construcción sustituyo a una de las primeras catedrales de la Isla. Edificada en el s. XV, fue destruida sólo un siglo después de su creación a manos de los piratas. Ni siquiera la estratégica ubicación de Femés, puro salvarla de este ataque.

Se cree que la nueva iglesia fue erguida con materiales de su antecesora. La ermita de “Sam Marcial de Rubicón” está formada por una única nave que se cubre de madera estilo mudéjar y en su interior podemos encontrar interesantes elementos decorativos como maquetas de barcos de vela o la imagen del Santo al que la edificación hace honor.

Pero el papel de la ermita en la historia de Femés, ha ido mucho más allá de su vocación religiosa. Durante las grandes erupciones volcánicas de 1730 y 1736, el templo dio cobijo a muchos isleños. Además, a lo largo del tiempo cumpliría otras importantes labores de vocación con social, como sanatorio u orfanato.

La ermita de Femés, Lanzarote, Islas Canarias

Femés, sus casas y sus campos

Femés es un lugar pacífico y acogedor, que comparte con pueblos cercanos como el de Yaiza, el respeto por la arquitectura tradicional de Lanzarote. Casitas blancas de ventanas verdes destacan sobre los colores ocres de las montañas en las que se alzan. Mires a donde mires puedes encontrar el perfecto marco para una postal.

Incluso sus tierras sembradas principalmente con tomates, papas, cebollas, calabazas y vides (cultivos principales de Lanzarote) son un reclamo para tomar fotos del paisaje más representativo de la Isla. Un paisaje que por su origen volcánico pudiera parecer yermo, pero que por el contrario destaca por el sabor que dan sus frutos.

Arquitectura tradicional de Lanzarote, Islas Canarias

La historia de Mararía, historia de Lanzarote

Entre las casitas del pueblo a las que hacían mención destaca Colegio de Educación Infantil y Primaria Mararía, al que acuden los niños de menor edad de Femés. Esta pequeña escuela lleva el nombre de la novela homónima de Rafael Arozarena, autor que se inspiró en la vida de María, una anciana de Femés que en su juventud fue conocida por su extraordinaria belleza. De su leyenda Rafael Arozarena crearía una historia tan interesante que incluso sería llevada al cine, y de la que destaca en especial su banda sonora, cuya canción principal interpreta Pedro Guerra.

El título de la novela viene de la fusión del nombre de la protagonista, María, y el nombre de la diosa del deseo hindú, Mara.

La escuelita de Femés, Lanzarote, Fuerteventura

Duerme Femés

Las luces se empiezan a apagar y es hora de volver a casa. Como en la canción de Pedro Guerra, dejamos que Femés duerma.

 

 

 

 

 

 

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Desde el Balcón de Femés
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Ruta entre volcanes en Lanzarote
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Ruta por las cervezas artesanales de Lanzarote
Arucas, una joya al norte de Gran Canaria
Un día en San Juan de la Rambla en Tenerife
El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”
Avistamiento de cetáceos en el mar de La Gomera
El Time, al encuentro del mar
Agüimes y Guayadeque, entrando al corazón de Gran Canaria
La magia de las alfombras de La Orotava en Tenerife
Artículos
relacionados
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
El Hierro a bocados
Garachico, un viaje en el tiempo
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Una excursión entre islas
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Teguise, en Lanzarote, 600 años de historias
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
5 razones por las que visitar Lanzarote
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
P&P: Piña y Plátano de El Hierro
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
Ruta por las cervezas artesanales de Lanzarote
Arucas, una joya al norte de Gran Canaria
Agüimes y Guayadeque, entrando al corazón de Gran Canaria
www.holaislascanarias.com