Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

La Gomera, isla de caminos


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Desde el Balcón de Femés
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Ruta entre volcanes en Lanzarote
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
El paisaje lunar de Tenerife
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Ruta por las cervezas artesanales de Lanzarote
Arucas, una joya al norte de Gran Canaria
Un día en San Juan de la Rambla en Tenerife
El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”
Avistamiento de cetáceos en el mar de La Gomera
El Time, al encuentro del mar
Agüimes y Guayadeque, entrando al corazón de Gran Canaria
La magia de las alfombras de La Orotava en Tenerife
Ruta por los faros de Fuerteventura
La Graciosa; di hola a la despreocupación
Ruta costa oeste de Gran Canaria. Esa gran desconocida
Senderos de El Hierro. “Ruta del Agua”
De Playa Nueva a El Charcón
Historias que cuentan los nombres de La Gomera
Los 7 faros de Tenerife
Museos de Lanzarote
Esculturas y parques de Santa Cruz
Nogales, playa de vértigo y magia en La Palma
Ruta Teguise - Famara: Los años no pasan
Un paseo por Puerto del Rosario
Ruta El Golfo - Papagayo: la sal de la vida
Siguiendo al sol: playas y piscinas naturales de La Gomera
Barranco Jurado
Una vuelta al Islote de Lobos
5 lugares en Lanzarote donde ver el atardecer
Un paseo por las Salinas de Fuencaliente
5 razones por las que visitar Fuerteventura
Museos y tapas por Santa Cruz de Tenerife
Ruta por el norte de Fuerteventura
www.holaislascanarias.com
30 Jul 2018

La isla de La Gomera está llena de caminos, nuevos y antiguos, que representan el mayor atractivo de la isla para los miles de visitantes que tiene cada año. Aunque hay turismo de playa aprovechando la complaciente costa de Playa Santiago o Valle Gran Rey, la oferta turística estrella de La Gomera es el senderismo. Es una mezcla de actividad deportiva y turística que se puede desarrollar tanto en entornos naturales como rurales. Hay senderos de diferente grado de dificultad, para todos los gustos... Y no me extraña que la actividad tenga tanto éxito, yo misma he disfrutado de excepcionales experiencias transitando los caminos gomeros.

Cada sendero cuenta con características propias, y la climatología y geomorfología presente en la isla de La Gomera nos asegura que en cualquier época del año podemos disfrutar de esta actividad al aire libre.

Pinar de Agando, La Gomera, Islas Canarias

Los caminos y senderos salpican todo el territorio insular. A través de ellos podemos conocer profundamente la cara natural y cultural de la isla. Recorrer decenas de senderos gomeros descubriendo bosques, cascadas, cuevas, arroyos, ermitas, caseríos, leyendas, productos y gentes, me han capacitado para conocer bien La Gomera y sus gentes.

Los barrancos del norte

Los senderos, en muchas ocasiones, son vías de comunicación tradicionales, caminos vecinales, pasos en la cumbre, usados desde épocas inmemoriales. Algunos de mis preferidos ya eran usados antiguamente para pasar del norte al sur o de la montaña a la costa y servían como vías de intercambio de alimentos y artesanías.

Andando caminos norteños, La Gomera, Islas Canarias

La complejidad del relieve del norte de La Gomera evidencia la capacidad de adaptación de sus habitantes a las difíciles condiciones del territorio, haciendo posible la explotación de los recursos de manera respetuosa con la naturaleza. Prácticamente todos los caminos del norte contienen grandes desniveles abancalados. Buen ejemplo de ello es la subida del Valle de Hermigua hacia el Caserío de El Cedro. Sin embargo nos permite disfrutar del paraje de El Chorro, el salto de agua con mayor altura de Canarias.

Se podría pensar que estos desniveles incomodan al visitante, pero algunos de los senderos tienen incluso tramos muy apetecibles para los escaladores. Siempre me ha llamado mucho la atención esta actividad en torno al Roque Cano, en Vallehermoso. Allí, el camino lleva hasta una cueva llamada El Telar por sus llamativas columnas de basalto. Es de sobra conocida por los escaladores y ya fue buscada por el antropólogo Rene Vernau en el siglo XIX. En aquel entonces, el camino era muy difícil de encontrar, así que pidió a un cabrero del pueblo que le indicara cómo llegar. Buscaba restos de los enterramientos que allí se practicaban.

Mariposa en uno de los senderos de La Gomera, Islas Canarias

Los desniveles del territorio gomero no solo se podían sortear caminando. El ser humano ha tenido que ser audaz a lo largo de la historia para sobrevivir a las adversidades. Precisamente, el origen del silbo gomero, lenguaje silbado de origen prehispánico, es fruto de la necesidad para comunicarse a grandes distancias en esta difícil orografía surcada por profundos barrancos.

En la misma línea de salvar los obstáculos del paisaje, se practica desde antaño el salto del pastor. Aunque es una práctica necesaria y habitual entre los pastores, actualmente se trata más bien de una actividad cultural, ya que pertenece al amplio patrimonio inmaterial canario. Se usa un astia o lanza para apoyarse o saltar y salvar así los desniveles del terreno. Actualmente hay grupos organizados que practican el senderismo con sus astias por toda La Gomera. Si tienes la suerte de cruzarte con alguno, es posible que asistas a espectaculares saltos.

Cruce de caminos en La Encantadora La Gomera, Islas Canarias

Otra singularidad propia del norte de la isla es que la mayoría de senderos se cruzan en algún punto con una de sus magníficas presas. Reconozco que, como canaria, mi falta de costumbre de cursos de agua permanentes hace que me llame mucho la atención la abundancia de agua que contienen dichas presas. Personalmente, los caminos que bordean las presas de La Encantadora, Las Rosas, La Laja Chejelipes, La Palmita, Hermigua... me aportan un extra de interés a sus recorridos. Sin embargo, es en el sur donde se ubica una de las obras hidráulicas más importantes de Canarias. La Presa de los Cocos (1914), conocida también como La Vieja, fue la segunda presa construida en el archipiélago canario. Su ubicación y características técnicas incrementan aún más su valor histórico y cultural. Y no llega ninguna carretera hasta allí, así que hay que hacer uso, una vez más, de los caminos para poder observarla.

Al auge del senderismo en La Gomera le acompaña la proliferación de casas rurales para el turismo. Me agrada comprobar cómo esta actividad contribuye a que se conserven y restauren infinidad de casas tradicionales asociadas a los caminos de la isla.

Un gallo nos saluda en el camino, La Gomera, Islas Canarias

Pero he de reconocer que uno de los aspectos que más me gusta del senderismo y del uso de los caminos tradicionales de La Gomera es el gastronómico. Recorrer los senderos a pie provoca hambre de forma irremediable. Y preguntar a gente local es la mejor fórmula para terminar encontrando suculentas y singulares gastronomías. En muchas ocasiones, tras un largo día de senderismo, he tenido la suerte de conocer platos tan particulares y exquisitos como las tortillas de ajo de Tamargada, el cabrito frito de Vallehermoso, la carne asada de Cruz de Tierno o los vasos de “montañero” que nos ofrecía el viejo Prudencio en su venta de El Cedro.

Las lomadas del sur

Muy diferentes son los senderos del sur, aunque también nos brindan buenos y característicos platos como el potaje de berros de Casa Conchita en Arure o el puchero de Casa Efigenia en Las Hayas.

Cabra pastando en Arure, La Gomera, Islas Canarias

En la zona sur de la isla predominan las lomadas, con suaves desniveles y vegetación de secano atravesadas por profundos barrancos mucho menos poblados que en el norte. La falta de acceso por carretera a muchas de estas lomadas y barrancos ha permitido la conservación de pueblos tradicionales completos.

Recuerdo la primera vez que llegué andando al pueblo de Erquito. Todo se conservaba tal y como se había abandonado décadas atrás, después de que la emigración hacia el sur de Tenerife dejara sin habitantes aquellas humildes casas. Explorar un “pueblo fantasma” lleno de utensilios y pertenencias de las gentes que se fueron para no volver es una experiencia difícil de explicar. La misma sensación me provoca visitar Seima y sus caseríos de Morales y Contreras, donde el tiempo aparenta haberse detenido y aún parecen resonar las voces de sus habitantes en sus quehaceres cotidianos.

Fotografiando el increíble paisaje gomero, La Gomera, Islas Canarias

Caminar y caminar te puede llevar a lugares insólitos de los que te llevas algo más que bonitos recuerdos. Un día de excursión por Gerián, en Chipude, unos paseantes nos recomendaron visitar la casa de dos hermanas que vivían al final del camino, en Gueleica. Su hospitalidad nos abrumó. Nos invitaron a merendar y a una tarde completa de buena conversación. Sin saberlo habíamos conocido a unas de las mejores productoras de queso de La Gomera. Nos fuimos todos de allí con una buena compra de queso gomero y el compromiso de volver a visitarlas en otra ocasión.

Fotografiando el increíble paisaje gomero, La Gomera, Islas Canarias

El senderismo es una actividad que acerca a quienes lo practican al entorno natural y a los elementos etnográficos y patrimoniales más significativos de la tierra que visitan. Los 650 kilómetros de caminos de los que puede presumir La Gomera nos permiten convertirnos en expertos conocedores de la idiosincracia gomera.

La oferta de senderos en La Gomera es inmensa. Solo tienes que elegir el camino que más te guste, ponerte las botas y disfrutar de impresionantes paisajes, del contacto con la gente local y de una rica gastronomía. Todo ello llenará tus alforjas emocionales de una experiencia única.

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Desde el Balcón de Femés
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Ruta entre volcanes en Lanzarote
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
El paisaje lunar de Tenerife
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Ruta por las cervezas artesanales de Lanzarote
Arucas, una joya al norte de Gran Canaria
Un día en San Juan de la Rambla en Tenerife
El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”
Avistamiento de cetáceos en el mar de La Gomera
El Time, al encuentro del mar
Agüimes y Guayadeque, entrando al corazón de Gran Canaria
La magia de las alfombras de La Orotava en Tenerife
Ruta por los faros de Fuerteventura
La Graciosa; di hola a la despreocupación
Ruta costa oeste de Gran Canaria. Esa gran desconocida
Senderos de El Hierro. “Ruta del Agua”
De Playa Nueva a El Charcón
Historias que cuentan los nombres de La Gomera
Los 7 faros de Tenerife
Museos de Lanzarote
Esculturas y parques de Santa Cruz
Nogales, playa de vértigo y magia en La Palma
Ruta Teguise - Famara: Los años no pasan
Un paseo por Puerto del Rosario
Ruta El Golfo - Papagayo: la sal de la vida
Siguiendo al sol: playas y piscinas naturales de La Gomera
Barranco Jurado
Una vuelta al Islote de Lobos
5 lugares en Lanzarote donde ver el atardecer
Un paseo por las Salinas de Fuencaliente
5 razones por las que visitar Fuerteventura
Museos y tapas por Santa Cruz de Tenerife
Ruta por el norte de Fuerteventura
www.holaislascanarias.com