ÚLTIMA HORA

Coronavirus (COVID-19) aquí

La Gomera

Circular de Vallehermoso

De trekking por el mejor sabinar de Canarias
Situada en el municipio de Hermigua, esta ruta atraviesa un valle que capta las nubes arrastradas por los vientos alisios. Este elevado grado de humedad aumenta la frondosidad de la zona, con conjuntos vegetales como el brezal de crestería, el fayal y la laurisilva. Destaca la gran variedad de árboles endémicos de Garajonay, como el viñátigo, el laurel y el til. Este trekking por el monte de La Gomera acaba en el chorro del Cedro, salto natural de agua de 150 metros de altura que todo el año alimenta las presas del valle agrícola de Hermigua.
Un sendero natural entre ermitas y caseríos
Con doce kilómetros de ruta y un desnivel máximo de 680 metros, el trekking circular de Vallehermoso requiere unas cinco horas de excursión por superficies que oscilan entre sendero, pista forestal y zonas asfaltadas. De dificultad media, conviene llevar equipaje y calzado adecuados, además de comida y bebida suficientes. Por el camino, además del entorno natural, se puede disfrutar del valor etnográfico de las ermitas de la divisoria y la playa, además de un solitario caserío en Chijeré y el llamado castillo de Vallehermoso.
Longitud
12 km
Transporte público
Localidad
Vallehermoso
Selección de archivos descargables
Archivos
Imagen Archivo
Título Fichero
Valle Hermoso
pdf

TENERIFE

TENERIFE

GRAN CANARIA

GRAN CANARIA

FUERTEVENTURA

FUERTEVENTURA

LANZAROTE

LANZAROTE

LA GRACIOSA

LA GRACIOSA

LA GOMERA

LA GOMERA

LA PALMA

LA PALMA

EL HIERRO

EL HIERRO
No te lo puedes perder
Imagen
Inicio casco del pueblo
Subtítulo
Ruta de Vallehermoso, La Gomera
Título
Inicio casco del pueblo

Partimos de la plaza del ayuntamiento; atravesamos parte del casco histórico de la que fue en tiempos de esplendor agrícola la población más importante de la isla, primero con el comercio de vinos y en el siglo XX con el plátano. La presencia de casas de dos plantas con tejado y carpintería de madera refleja la importancia de este pueblo dentro de la isla.

Pasamos junto a la Iglesia de San Juan Bautista, de construcción moderna, pues su historia es la del pueblo, con sucesivas ruinas de las que renace hasta la fábrica actual de estilo neogótico.

Imagen
Barranco de la Era Nueva
Subtítulo
Ruta de Vallehermoso, La Gomera
Título
Barranco de la Era Nueva

Una vez que hemos sobrepasado el cementerio de Vallehermoso, ascendemos suavemente por el barranco de la Era Nueva, donde encontraremos una sucesión vegetal de enrome interés. El cauce y las antiguas huertas están presididos por la palmera que forma bosquetes singulares, acompañada de las tabaibas que han colonizado las antiguas huertas de cultivo en un proceso de renaturalización que poco a poco va borrando las huellas de la actividad agrícola.

La vegetación más interesante la encontramos en las laderas; son las sabinas.

Imagen
De aquí tu nombre
Subtítulo
Ruta de Vallehermoso, La Gomera
Título
De aquí tu nombre

En su ascenso, el sendero repentinamente se amplía y atraviesa una pequeña era con el suelo empedrado. Nos recuerda el pasado agrícola de este valle, donde sin duda el cereal ocupó los bancales que acompañan el cauce, para producir el alimento fundamental de la dieta campesina, el gofio heredado de los antiguos aborígenes.

Imagen
La cuenca desde Teselinde
Subtítulo
Ruta de Vallehermoso, La Gomera
Título
La cuenca desde Teselinde

Al finalizar la ascensión por la ladera, tenemos una amplia vista de la zona alta de Vallehermoso. Especialmente a nuestra derecha, los bosques de Fayal brezal forman una mancha continua hasta el Parque Nacional que finaliza en Epina; frente a nosotros la Meseta de Vallehermoso, enseñoreada por la laurisilva. En esta vista comprendemos la importancia agrícola del Valle, los bosques de su parte alta aseguraban la captación de agua de los nacientes que alimentaban los cursos de agua que posibilitaban la agricultura en el valle.

Imagen
Ermita de Santa Clara
Subtítulo
Ruta de Vallehermoso, La Gomera
Título
Ermita de Santa Clara

Esta ermita cierra la explanada de Teselinde, balcón privilegiado desde donde vemos la costa norte de La Gomera, cerrada por las puntas del Peligro y Bejira hacia el oeste, con el caserío de Arguamul en las laderas.

Bajo la advocación de Santa Clara, la leyenda dice que se fundó por una imagen encontrada por los pescadores en la playa. El templo, en otra ubicación, ya está citado en el siglo XVII; el actual es la tercera fábrica que ha acabado en esta zona donde está mas resguardado y facilita la celebración de su fiesta en el mes de agosto.

Imagen
En las viejas lomas de Chijeré
Subtítulo
Ruta de Vallehermoso, La Gomera
Título
En las viejas lomas de Chijeré

La erosión ha acentuado el carácter semidesértico de esta cumbre barrida por el viento, en la que se yergue la ermita de la Virgen del Coromoto, erigida en 1985 por vecinos de Vallehermoso retornados de Venezuela, de donde es patrona Nuestra Señora del Coromoto. Hoy nos señala la cercana existencia del abandonado caserío de Chijeré, donde unas solitarias palmeras marcan el territorio humanizado por los bancales agrícolas que junto al ganado compusieron antiguamente una estampa de la dura vida rural del norte gomero.

Imagen
Qué hermoso es el valle
Subtítulo
Ruta de Vallehermoso, La Gomera
Título
Qué hermoso es el valle

Tras recorrer estas lomas, llegamos a la Punta de Alcalá, el último promontorio antes del cantil que se despeña hasta el mar. La vista nos muestra Vallehermoso en todo su esplendor; el valle adquiere su auténtica dimensión que no siempre apreciamos fácilmente desde su interior.

Frente a nosotros, las laderas de bancales de Tamargada, uno de los mejores lugares para entender la lucha del campesino contra la pendiente ara robarle un llano de tierra donde cultivar.

El cauce nos explica la riqueza agrícola de Vallehermoso donde estuvieron las antiguas huertas de cultivo, un espacio fácil de trabajar y con agua, mientras que las viviendas ocupan las laderas menos escarpadas para dejar los mejores suelos a las plantaciones.

Imagen
Una ermita y un castillo, pero sin señor
Subtítulo
Ruta de Vallehermoso, La Gomera
Título
Una ermita y un castillo, pero sin señor

Al finalizar el descenso al cauce del barranco, y retornar por la carretera a Vallehermoso, podemos acercarnos a la costa. A nuestra izquierda una construcción en piedra son los restos del antiguo pescante, conocido como el castillo, una construcción que permitía cargar los productos agrícolas en el barco, mientras que la ermita está bajo la advocación de la Virgen de Candelaria, con diversas vicisitudes de anteriores ubicaciones azotadas por el mar hasta la construcción de esta última edificación.

Sostenibilidad
Sostenibilidad
- Nunca dejes residuos de ningún tipo en el entorno, incluidas las colillas. Los restos de comida contribuyen a la proliferación de roedores y gatos asilvestrados que suponen una grave amenaza para la fauna.
- Respeta a los animales, no los molestes ni los alimentes. Si ves algún ejemplar herido, puedes avisar en el teléfono de emergencias 112. Tampoco arranques flores o plantas.
- No recojas ni te lleves piedras o cualquier otro elemento del medio natural. Tampoco lo modifiques amontonándolas para realizar las tristemente famosas “torres”.
- Respeta la señalización de los senderos. Salirse de los caminos habilitados provoca daños en el entorno y además puede ser peligroso para ti y para quienes te acompañan.
- Es más seguro llevar a tu mascota con correa.
- Procura no alterar la tranquilidad del entorno con ruidos excesivos (música alta, gritos...).
6
10
13
262
10045