Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

5 espacios naturales únicos en Tenerife


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
13 Mar 2017

Tenerife es una isla llena de contrastes, con espacios naturales únicos en el mundo. Desde caprichosas formaciones volcánicas a rincones costeros de absoluta calma, arrullados por el sonido del Atlántico y la brisa de los Alisios.

Te propongo un recorrido por cinco de los lugares que más me han impactado de Tenerife:

1. El Arco de Tajao, maravilla volcánica

El Arco de Tajao o de Bijagua es una de las formaciones geológicas más singulares de la isla. A escasos metros de la autopista del sur y perteneciente al municipio de Arico, este grandioso arco pasa casi desapercibido pese a su imponente tamaño. Hablamos ni más ni menos que de 30 metros de largo y 10 metros de alto. Sin embargo, sólo estando a escasa distancia se puede apreciar su forma y grandiosidad.

Arco de Tajao, Tenerife

Acceder al lugar es fácil, tiene un aparcamiento a unos metros y basta con un pequeño recorrido a pie para llegar al lugar.

Su ubicación, entre dos pequeños barranquillos, en una zona de las más ventosas, ha sido la causante de su peculiar erosión, a la que debe su forma de arco.

Aunque se trata de uno de esos sitios que no salen en las guías turísticas, y que, de hecho, muchos tinerfeños aún ni han visitado, es sin duda uno de los lugares de culto para los amantes de la fotografía. Así que si visitas Tenerife, y dado que te cogerá de paso, haz una breve parada y conócelo.

Arco de Tajao, Tenerife

2. El monumento natural de Montaña Amarilla

Otro lugar mágico es el espacio natural de Montaña Amarilla, en Costa del Silencio, declarado Monumento Natural. Uno de esos espacios salvajes que merece la pena recorrer.

Montaña amarilla, Tenerife

Las opciones en la zona son variadas: ruta de senderismo bordeando la montaña (con la marea baja), ascenso hasta la cima, y snorkel o buceo en sus cristalinas aguas turquesas. Aunque basta sólo con sentarse a sus pies y disfrutar.

Pocas veces se tiene la oportunidad de respirar nuevas sensaciones y relajarse con el sonido de las olas y con unas vistas como estas.

Su playa parece virgen, no hay arena ni hamacas, pero la misma estructura de la montaña invita a estirar en ella la toalla e hipnotizarse mirando el Atlántico.

La curiosa forma de esta montaña, erosionada por la acción del mar, se une a su singular color amarillo, por su composición de ceniza volcánica, que durante el atardecer se va tiñendo de naranjas y rosados. ¡Un deleite para la vista!

3. Camino viejo al Pico del Inglés

El macizo de Anaga esconde rincones naturales que parecen completamente irreales por su excepcional y atípica belleza. El camino viejo al famoso mirador de Pico del Inglés cuenta con uno de estos extraordinarios parajes.

Pico inglés, Tenerife

Se trata de una pequeña calle sin salida a la izquierda de la carretera general, que se ha convertido en una de las postales más raras y sorprendentes que se pueden ver en Tenerife.

El estrecho camino está flanqueado por dos altos muros llenos de musgo, desde los que se abren paso los árboles. ¡Nunca he visto un paisaje igual!

4. Montaña Pelada en El Médano

Volvemos de nuevo a la costa para deleitarnos con otro Monumento Natural, el de Montaña Pelada en El Médano. A diferencia de los otros rincones, este sí que es muy turístico, tanto por su belleza como por el enclave en el que está situado.

Montaña pelada, Tenerife

Montaña Pelada se formó al entrar en contacto el magma volcánico con el mar, y  cuenta con una caldera de casi 1 km de diámetro.

Se puede recorrer a pie, subiendo incluso hasta su punto más alto. Es importante no salirse del sendero, ya que es un área de enorme sensibilidad ecológica, que recibe una afluencia constante de visitantes.

Puede disfrutarse también desde la playa contigua que lleva su mismo nombre, donde las puestas de sol son una auténtica preciosidad.

5. Punta de Teno, mirador al mar

Otro de mis enclaves favoritos de Tenerife es la Punta de Teno. Su faro, sus charcos naturales y su paisaje árido te harán sentir como si hubieras ido hasta el fin del mundo. Parece que más allá de la Punta de Teno no hay nada.

Punta de Teno

La carretera de montaña para acceder pone los pelos de punta, por su altura y su estrechez, y después del descenso se va dejando atrás un parque eólico hasta llegar a esta Punta.

Me escapo a Teno cada vez que puedo, a veces a disfrutar de un baño y una jornada de sol, y otras tan sólo a ver el atardecer con los imponentes acantilados de Los Gigantes por un lado o con el faro de telón de fondo.

 Punta de Teno

 

 

 

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
www.holaislascanarias.com