Las Islas Canarias, el destino que recarga a Annemiek van Vleuten

El Movistar Team está liderado desde 2021 por la que está considerada como la mejor ciclista del mundo: Annemiek van Vleuten, sin duda una de las deportistas más competitivas y galardonadas del momento. Su capacidad de adaptación, su tenacidad y su resistencia la han llevado a convertirse en la campeona olímpica en la contrarreloj de Tokio 2020, donde también consiguió la plata en ruta; a conquistar, entre otros títulos, el campeonato del mundo en contrarreloj individual en 2017 y 2018; y a ganar ocho medallas en el Campeonato Mundial de Ciclismo en Ruta entre 2013 y 2021 (siendo oro en 2019). Además, ha sido cuatro veces campeona nacional. Poco le queda por ganar a la ciclista neerlandesa que nos cuenta cómo vive sus training camps en las Islas Canarias desde 2015.

00:00
Título
Annemiek van Vleuten entrena en las Islas Canarias
Vídeo
Póster
Entrevista Annemiek
Entrevista Annemiek
Tipo
Ancho completo
Imagen
Annemiek van Vleuten 2
Annemiek van Vleuten 2
Contenido

Van Vleuten es experta en sacar lo mejor de los contratiempos, y es así precisamente como empezó su carrera como ciclista, con un revés. Soñaba con ser futbolista, pero las constantes lesiones en la rodilla le hicieron renunciar al balón. Lejos de abandonar el deporte, decidió comprarse una bicicleta de segunda mano e intentarlo con el ciclismo, y le gustó.

Tanto que debutó como profesional con 26 años, en 2007, llegando a ser tercera en el Tour Féminin en Limousin. 2010 fue su año revelación: campeona de la Novilon Eurocup, segunda en el Tour de Drenthe, tercera en el Drentse 8 van Dwingeloo, cuarta en el campeonato holandés de contrarreloj, ganadora de la Route de France… el nombre de Van Vleuten comenzaba a sonar en toda Europa.

Imagen
Annemiek van Vleuten 3
Annemiek van Vleuten 3
Contenido

En los Juegos de Río 2016 Annemiek fue protagonista  de una dramática caída que le impidió ganar el oro en la prueba de contrarreloj. El accidente le provocó una conmoción cerebral y la fractura de tres vértebras. Dos semanas después, volvía a montarse sobre su bicicleta y un mes más tarde, ganaría el prólogo del Tour de Bélgica. En los Juegos de Tokio 2020 pasó de saborear el oro en contrarreloj a ganarlo, y no contenta con ello, se hizo además con la plata en la prueba de ruta.

Si algo define a Van Vleuten es su capacidad de superación y sacrificio. Ha sufrido numerosas lesiones a lo largo de su carrera que le han hecho seguir retándose y trabajando. Tras 15 años compitiendo, Van Vleuten sigue imparable. Así lo corroboran sus 87 victorias UCI y su media de 78% de triunfos en las pruebas de  contrarreloj que ha disputado en los últimos años. Desde 2021 lidera el Movistar Team, tras pasar por formaciones como el Rabobank, el Bigla o el Orica / Mitchelton.

ID
me-quote-96d09e3c-c2ec-4a1f-8add-cb9cc4970bc3
Cita

Van Vleuten sigue imparable. Así lo corroboran sus 87 victorias UCI y su media de 78% de triunfos en las pruebas contrarreloj que ha disputado en los últimos años.

Alineación texto
Centro
ID
me-quote-d54fc8e4-4c4d-4874-ba76-838a7dad314b
Cita

Altitud, desnivel, paisajes, clima… Son algunas de las ventajas que considera que tienen las Islas Canarias para entrenar en cualquier época del año.

Alineación texto
Centro
Contenido

Annemiek suele entrenar en las Islas Canarias, destino que define como “increíble” para los ciclistas profesionales. Y sabe de lo que habla. Ha estado rodando en Tenerife y Gran Canaria un total de 36 semanas desde 2015, así que conoce de primera mano cuáles son los mejores puntos de entrenamiento para aumentar el rendimiento.

“Mi ruta favorita es el Valle de la Muerte en Gran Canaria”, asegura, y destaca de este recorrido, que comienza en San Nicolás, el increíble paisaje que lo envuelve. Sin duda, es una de las rutas más exigentes en la isla, con muchas pendientes y uno de los valles más sugerentes de Gran Canaria.

En Tenerife es asidua a rodar en El Teide, ruta por excelencia para ciclistas profesionales por permitirles entrenarse a más de 2.000 metros de altitud con desniveles medios del 4,5% y el 5,5%; y en Anaga, por sus cambios de ritmo condicionados por sus ascensos y zonas de llaneo. Además, confiesa que adora la ruta que recorre Masca por su alta exigencia, con rampas de entre el 19% y el 20% de desnivel, y sus mágicas panorámicas: “Habré estado allí una veintena de veces y aún sigo sorprendiéndome”, explica.

Altitud, desnivel, paisajes, clima… Son algunas de las ventajas que considera que tienen las Islas Canarias con respecto a los Países Bajos para entrenar en cualquier época del año, y matiza que, sin duda, entrenar en las Islas, la recarga.

Contenido

“En los Países Bajos tengo que ir buscando el sol, mientras que aquí puedo entrenar en manga corta”, asegura. Además, considera que otra característica única de las Islas es su variedad de carreteras, con multitud de subidas y bajadas que ponen a prueba a los ciclistas y los prepara para futuras competiciones.

De hecho, Tenerife forma parte esencial en su calendario de preparación para sus próximos objetivos: el Tour de Flandes, la Amstel Gold Race, la Fleche Wallonne y la Liege Bastogne LiegeLa neerlandesa asegura que, tras enfrentarse a estos títulos, se centrará en las carreras por etapas como el Giro de Italia femenino o el Tour de Francia femenino, para lo que considera fundamental su preparación previa en El Teide: Ya me ha funcionado otras veces. Tras entrenar en la Isla, gané el Tour de Valencia (incluida una etapa cuesta arriba), el Omloop het Nieuwsblad en Bélgica y acabé segunda en la Strade Bianche”, explica. 

Imagen
Annemiek van Vleuten 9
Annemiek van Vleuten 9
Contenido

En 2021, preparó también en Tenerife el Tour de Flandes, y tras permanecer en la Isla tres semanas entrenando, ganó la Dwars door Vlaanderen y la Ronde van Vlaanderen. Además, subió al podio en la carrera Amstel Gold Race, quedó cuarta en Fleche y segunda en Lieja.

Está orgullosa de haber descubierto las Islas desde su bicicleta, impregnándose de sus olores y colores. De entablar amistad con el dueño de su bar favorito en el caserío de Chío y de estar hasta siete horas entrenando en Anaga, un lugar que define como mágico. Cuando habla de las Islas Canarias no puede evitar hacerlo esbozando una sonrisa, y es que, como ella misma dice, entrenar aquí es recargarse.