Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Artículos
relacionados
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
El Hierro a bocados
Garachico, un viaje en el tiempo
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Una excursión entre islas
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Teguise, en Lanzarote, 600 años de historias
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
5 razones por las que visitar Lanzarote
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
P&P: Piña y Plátano de El Hierro
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
13 Nov 2017

Muchas han sido las veces que he visitado San Sebastián de La Gomera. La capital de la isla tiene diversas ofertas para el visitante, pero haciendo memoria, las tres mejores experiencias que he tenido allí las titularía como: la comercial, la patrimonial y la festiva.

La mejor manera de disfrutar de la localidad es pasear por su centro histórico enlazando visitas a los lugares de interés con aperitivos en terrazas y compras en sus pequeñas tiendas. Ya de sus fiestas... ¿qué decir?, son de sobra conocidas en toda Canarias.

Cardón, San Sebastián de La Gomera, Islas Canarias

De tapas y compras por la Villa

Era verano y el calor apretaba. En ocasiones suelo aprovechar la llegada o salida del barco para dar un paseo por la capital de la isla de La Gomera, y aquel día todos los paseantes buscábamos la sombra de los árboles para aliviar el sofoco.

San Sebastián es una localidad muy tranquila que invita a transitar por sus calles peatonales. Las terrazas se acomodan en sus calles y plazas ofreciendo toda clase de gastronomía. En aquella calurosa mañana, la capital me quedó inevitablemente unida a la imagen de la fruta fresca y exótica, esa de la que tanto puede presumir La Gomera, fértil hasta la saciedad para regalarnos mangos, parchitas, papayas, pitayas. Así quedaron tatuados en mi memoria los puestos de frutas, los batidos, los helados y, por supuesto, la cocina tradicional de la que La Gomera puede enorgullecerse así como los platos exóticos llegados de otros continentes.

Oferta comercial, San Sebastián de La Gomera, Islas Canarias

Después de disfrutar de establecimientos de gran calidad, era hora de que mi coquetería me llevara a las boutiques del municipio. Puede resultar curioso, pero siempre aprovecho mis visitas para regalarme algún capricho. La oferta comercial de sus calles está bastante alejada de las grandes cadenas textiles; por el contrario, tienen una cuidada variedad de ropa y accesorios que en otros lugares es difícil encontrar. En aquel caluroso día, mis acompañantes terminaron dándome la razón y salimos de la isla con bolsas de productos únicos con los que presumir.

Una de las terrazas de la capital, San Sebastián de La Gomera, Islas Canarias

El recuerdo de aquel día me trae calles llenas del color de sus fachadas, boutiques y galerías de arte, extensas plazas llenas de terrazas, la brisa marina y sol. Mágicos y cálidos instantes que siempre me incitarán a volver a la Calle Real, a Ruiz de Padrón, a la plaza de Las Américas y la plaza de la Constitución con sus imponentes laureles de indias.

Iglesia de La Asunción, San Sebastián de La Gomera, Islas Canarias

El rico patrimonio histórico local

La segunda gran experiencia vivida en la capital de La Gomera tiene que ver con su patrimonio y su oferta cultural. Las calles y parques estaban llenos de primavera y se celebraba el día del libro. En cada esquina me encontraba lecturas, suelta de libros y cuenta cuentos durante todo el día. Y entre verso y verso disfruté de esas visitas obligadas que nadie debe perderse: la Torre del Conde, la iglesia de la Asunción, el Museo Arqueológico o la Casa de la Aduana con su Pozo de la Aguada.

Ventanas tradicionales, San Sebastián de La Gomera, Islas Canarias

Los monumentos que acoge esta localidad están cuidados y son visitables. El Museo Arqueológico nos enseña la vida y costumbres de los antiguos gomeros. La Torre del Conde nos traslada a los primeros años tras la conquista, haciendo fácil imaginarse a Beatriz de Bobadilla, gobernadora de La Gomera, paseando por sus alrededores.

Otro lugar al que siempre peregrino es la esquina de la iglesia de la Asunción donde se puede observar el fresco que relata la historia en la que un grupo de gomeros repelió en 1743 un ataque inglés en una batalla que podemos considerar como una gesta épica.

Puertas antiguas, San Sebastián de La Gomera, Islas Canarias

Si algo me quedó patente es que a San Sebastián está íntimamente unido el recuerdo de la figura de Cristóbal Colón. La huella del “descubridor” del continente americano embarga cada esquina. Esta isla fue la última tierra que pisaron sus pies antes de partir hacia “las indias” y hay numerosas expresiones de esta relación. Un ejemplo es el Pozo de la Aguada, en el patio de la Casa de la Aduana, que se dice que aprovisionó de agua para el largo viaje de los conquistadores hasta la isla de La Española.

Escultura de Colón, San Sebastián de La Gomera, Islas Canarias

La playa que seguramente vio Colón es hoy en día un regalo cotidiano con mar tranquilo y muchos servicios donde siempre pongo en remojo mis cansados pies mientras espero la salida del barco de vuelta a casa.

Las Fiestas Lustrales de San Sebastián

Pero hay fechas señaladas para visitar San Sebastián. En 2013 se celebraron las últimas Fiestas Lustrales de la Virgen de Guadalupe y desde luego me quedó claro que es algo que hay que vivir.

Saliendo de la capital hacia Puntallana dejamos atrás La Lomada y su molino de viento y avanzamos junto al Faro de San Cristóbal, que lleva más de un siglo alumbrando a los marineros que se acercan a la isla. Un secreto: siempre me han fascinado los faros y la vida de los fareros, en este caso, ¡farera!

Playa de Abalos, San Sebastián de La Gomera, Islas Canarias

Al poco de dejar atrás al faro y sus historias llegamos hasta la Playa de Abalos. Esta playa me resulta muy especial. El entorno está salpicado de frondosas palmeras canarias y una alfombra de hierba que llega hasta la misma playa, brava en su mar y su carácter.

Santuario de Puntallana, La Gomera, Islas Canarias

Aprovechar alguna celebración para visitar San Sebastián de La Gomera siempre me ha permitido conocer otra perspectiva del lugar. La joya de la corona son estas Fiestas Lustrales en las que se embarca a su Virgen de Guadalupe desde su hogar en el Santuario de Puntallana hasta la capital.

La zona de Puntallana tiene gran valor natural y por tanto está protegida. En ella solo se vislumbra el Santuario de La Virgen de Guadalupe donde se dice que unos marineros encontraron la imagen y de donde no la pudieron separar. Cada cinco años, una multitud de barquitas se acercan al precario embarcadero para llevar a la Virgen, bajo la más absoluta devoción, hasta la playa de San Sebastián, donde la población la recibe con chácaras y tambores.

La Virgen de Guadalupe desembarcando, San Sebastián de La Gomera, Islas Canarias

San Sebastián es una localidad tranquila muy apegada al mar y salpicada por monumentos históricos de gran valor. De sus fiestas sobra decir que son de las más conocidas de las Islas Canarias. Incluso una capital relativamente pequeña como San Sebastián de La Gomera contiene tantas sorpresas interesantes que a alguien con espíritu curioso no le queda más remedio que revisitar una y otra vez para descubrir su multitud de caras.

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Artículos
relacionados
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
El Hierro a bocados
Garachico, un viaje en el tiempo
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Una excursión entre islas
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Teguise, en Lanzarote, 600 años de historias
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
5 razones por las que visitar Lanzarote
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
P&P: Piña y Plátano de El Hierro
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
www.holaislascanarias.com