ÚLTIMA HORA

Coronavirus (COVID-19) aquí

Tenerife

Rambla de Castro

Un trekking entre palmeras que miran al mar
Situada en Los Realejos, en el norte de Tenerife, la Rambla de Castro combina la gran riqueza natural de un paisaje protegido con las huellas del trabajo en los campos de las Islas Canarias. Este trekking nace al nivel del mar sobre la playa de Los Roques para culminar en la Hacienda de Castro, donde el visitante puede recordar los ataques piratas de siglos pasados, comprobar el esplendor de la Casona de Castro y, en La Gordejuela, conocer el lugar donde se instaló el primer motor de vapor que se utilizó para elevar agua en Tenerife.
Un fortín contra los ataques piratas del siglo XVIII
Con dos kilómetros de recorrido y sin apenas desnivel, la ruta de la Rambla de Castro puede realizarse en dos sentidos. Es recomendable empezar en el Hotel Maritim y acabar en el mirador de San Pedro, donde hay más opciones para volver al punto inicial en transporte público. Con dificultad baja, el sendero combina suelo empedrado con zonas de tierra y caminos tradicionales. Además del fortín de San Fernando, construido en el siglo XVIII, se visita la ermita de San Pedro, que alberga una valiosa talla barroca del apóstol.
Longitud
4 km
Transporte público
Localidad
Los Realejos
Selección de archivos descargables
Archivos
Imagen Archivo
Título Fichero
Rambla de Castro
pdf

TENERIFE

TENERIFE

GRAN CANARIA

GRAN CANARIA

FUERTEVENTURA

FUERTEVENTURA

LANZAROTE

LANZAROTE

LA GRACIOSA

LA GRACIOSA

LA GOMERA

LA GOMERA

LA PALMA

LA PALMA

EL HIERRO

EL HIERRO
No te lo puedes perder
Imagen
Inicio de la ruta
Subtítulo
Ruta Rambla de Castro, Tenerife
Título
Inicio de la ruta

La ruta comienza recorriendo la ensenada del Burgado donde los dos roques nos muestran el resultado de la erosión marina que ha hecho retrocedes la línea de costa, dándole la característica forma convexa.

Imagen
Cardones sobre el océano
Subtítulo
Ruta Rambla de Castro, Tenerife
Título
Cardones sobre el océano

Esta zona es conocida como Punta de Los Pejes Verdes; el mirador nos permite disfrutar de una vista panorámica del Roque Grande y Roque Chico. La base de estos roques productos del retroceso del acantilado muestran la erosión marina que ha creado vistosas oquedades por donde penetran las olas. Nos rodea un excepcional cardonal que se recorta contra las aguas marinas.

Imagen
Cruzamos por el desarrollismo turístico
Subtítulo
Ruta Rambla de Castro, Tenerife
Título
Cruzamos por el desarrollismo turístico

Debemos cruzar esta urbanización turística, producto del desarrollismo de lso años 70 del pasado siglo. Las plantaciones de platanera fueron sustituidas por estas construcciones que llegaron hasta el borde del acantilado y modificaron el paisaje.

Imagen
Un barranco con nombre de laurisilva
Subtítulo
Ruta Rambla de Castro, Tenerife
Título
Un barranco con nombre de laurisilva

Atravesamos este barranco, uno de los cuatro del sendero. Toma su nombre de una especie forestal de la laurisilva, ya que este cauce proviene de la zona alta de Los Realejos, donde hay un pago de este nombre.

Imagen
Unas ruinas que fueron pioneras de la industria
Subtítulo
Ruta Rambla de Castro, Tenerife
Título
Unas ruinas que fueron pioneras de la industria

Ante nosotros una bajada de 211 escalones a un lugar encantado: las ruinas de la estación de bombeo de La Gordejuela, donde la compañía Hamilton instaló en el año 1903 la primera máquina de vapor en la isla. Desde aquí se elevaba el oro blanco de estas islas, el agua, para los cultivos de platanera que aún podemos ver en nuestra ruta, especialmente en la parte final.  En el siglo XIX, era visitada ya esta zona por el espectáculo de las cascadas de la Gordejuela, con saltos de agua que iban al mar hasta que se produjo este aprovechamiento.

Imagen
Variante Playa de la Fajana
Subtítulo
Ruta Rambla de Castro, Tenerife
Título
Variante Playa de la Fajana

Bajar a esta playa es un paseo que nos lleva nuevamente a una infraestructura hídrica, un pozo en funcionamiento que nos sigue hablando de la importancia del agua en este espacio protegido. La playa es la típica del litoral de norte de bocabarranco con grandes callaos.

Imagen
Atentos a los piratas
Subtítulo
Ruta Rambla de Castro, Tenerife
Título
Atentos a los piratas

Otee el horizonte a la búsqueda de una vela, pues este pequeño fortín tenía como misión proteger esta rica hacienda de la piratería. Tenerife sufrió entre los siglos XV y XVII ataques piráticos a menudo, como el resto del Archipiélago. El pequeño fortín artillado de San Fernando es un recuerdo de esta época, ya que la playa bajo este saliente era un lugar de desembarco. Lo mando construir Hernando de Castro en el siglo XVI, beneficiado de esta hacienda por el conquistador de Tenerife, Alonso Fernández de Lugo.

Imagen
El jardín del Edén
Subtítulo
Ruta Rambla de Castro, Tenerife
Título
El jardín del Edén

Jardín del edén, hacienda deliciosa de terreno amenísimo o rincón admirable y más hermoso son algunas de las descripciones que ha recibido de viajeros y escritores este espacio. Aún hoy mantiene su esplendor, con uno de los más bellos palmerales de la isla entre el que destaca la excepcional casona de Castro. Un ejemplo de la arquitectura tradicional canaria de casas de campo, que data del siglo XVI donde podemos observar los elementos característicos de las edificaciones típicas como los patios, balcones de madera e incluso sus lavaderos exteriores.

Imagen
Una cruz sobre el paisaje
Subtítulo
Ruta Rambla de Castro, Tenerife
Título
Una cruz sobre el paisaje

Finalizamos ascendiendo desde la Casona por un camino de empedrado tradicional, que pasa ante la ermita de San Pedro, cuya fábrica es del siglo XVI y que alberga una interesante talla barroca del apostol. Frente a ella, una cruz de madera parece bendecir este maravilloso paraje, mientras alcanzamos el final en el mirador de San Pedro, final de la ruta. Aquí tenemos una espléndida vista panorámica sobre la costa norte de Tenerife, tanto del litoral que hemos recorrido como el que avanza hacia el oeste hacia San Juan de la Rambla.

Sostenibilidad
Sostenibilidad
- Nunca dejes residuos de ningún tipo en el entorno, incluidas las colillas. Los restos de comida contribuyen a la proliferación de roedores y gatos asilvestrados que suponen una grave amenaza para la fauna.
- Respeta a los animales, no los molestes ni los alimentes. Si ves algún ejemplar herido, puedes avisar en el teléfono de emergencias 112. Tampoco arranques flores o plantas.
- No recojas ni te lleves piedras o cualquier otro elemento del medio natural. Tampoco lo modifiques amontonándolas para realizar las tristemente famosas “torres”.
- Respeta la señalización de los senderos. Salirse de los caminos habilitados provoca daños en el entorno y además puede ser peligroso para ti y para quienes te acompañan.
- Es más seguro llevar a tu mascota con correa.
- Procura no alterar la tranquilidad del entorno con ruidos excesivos (música alta, gritos...).
1
10
13
262
10045