ÚLTIMA HORA

Coronavirus (COVID-19) aquí

Todo lo que debes saber sobre "El mejor cielo del mundo"

Dicen que La Palma tiene uno de los mejores cielos del mundo para observar las estrellas. Pero ¿sabes desde dónde mirarlo?

Contenido

La calidad del cielo de La Palma es uno de los grandes atractivos de la isla, convirtiéndola en uno de los destinos preferidos del llamado “turismo de las estrellas”. Precisamente, para promover el interés por su cielo y sus estrellas, se ha desarrollado una red de miradores astronómicos para poder contemplar el paisaje estelar. Una iniciativa que confirma el interés astronómico de La Palma que, desde 1985, cuenta con el Observatorio del Roque de los Muchachos. Situado a 2400 metros sobre el nivel del mar, su privilegiada ubicación -con una atmósfera limpia y estable, sin turbulencias- lo ha convertido en uno de los observatorios más importantes del mundo.

Contenido

La Palma cuenta con una red miradores astronómicos ubicados en emplazamientos estratégicos para la observación del cielo. Cada mirador está equipado con paneles interpretativos sobre diferentes temas referentes a la astronomía como las constelaciones, los planetas y la Luna, y la simulación de los equinoccios y solsticios. Así se invita al visitante a recorrer la isla para descubrirlos. Siguiendo la costa de norte a sur -en el sentido de las agujas del reloj-, estos son los diferentes miradores que encontraremos: 

Contenido

El nombre de la montaña en el que está ubicado este mirador responde al hecho de que, en siglos pasados, había un molino de viento. Situado a 600 metros sobre el nivel del mar, es un lugar con poca contaminación lumínica. Los paneles del mirador hablan de la Estrella Polar, el Norte y toda la mitología relacionada con este punto cardinal. 

Contenido

A 439 metros sobre el nivel del mar, la montaña de San Bartolo posee un mirador natural para admirar el cielo. Lo más llamativo de este lugar es una escultura sobre el Salto del Enamorado, una de las leyendas trágico-románticas más emblemáticas de La Palma. Desde el mirador, durante las primeras horas de cada noche de junio y julio se puede contemplar una de las estrellas blancoazuladas más cercanas a la Tierra: Vega. 

Contenido

Desde este mirador de la capital de la isla se puede disfrutar de espectaculares vistas del cielo Este y Sur. Su temática trata sobre la antigua visión mitológica de los mares y sobre la estrella Canopus, lucero principal del Navío Argos. 

Contenido

Se trata de un mirador integrado en un área dedicada a la historia y tradición del municipio. El drago, formando parte de una las principales leyendas de la zona, está vinculado al Draco mitológico. La cruz forma parte del firmamento, reflejada en la constelación del Cisne. 

Contenido

Situado a 736 metros sobre el nivel del mar, los paneles de este mirador describen la vida que se encuentra bajo la luz de las estrellas, como es el caso del murciélago rabudo, el búho chico y el grillo. También trata el vínculo mitológico entre el vino y las constelaciones. 

Contenido

Situado en la zona de Cumbre Vieja, durante el día el mirador ofrece unas espectaculares vistas al cráter y a las laderas del volcán, y por la noche se convierte en una auténtica ventana al universo. El diseño y la ubicación de este mirador permiten conocer el movimiento y la puesta del Sol durante el ocaso, con la ayuda de unas estelas que marcan los cambios de estación. 

Contenido

Mirador urbano con un panel que recoge una comparativa de tamaños que van desde el Sol hasta las estrellas más grandes conocidas. La Avenida cuenta con una serie de placas metálicas incrustadas en el suelo que sirven para entender dos comparativas del Sistema Solar, las distancias y los tamaños. 

Contenido

En la costa de Tazacorte, el mirador de San Borondón aprovecha una terraza colgada sobre el océano Atlántico para ofrecer espectaculares atardeceres y puestas de sol. Desde aquí es posible observar a mediados de otoño, en las primeras horas de la noche, la Estrella Polar y las constelaciones de Casiopea y de Cefeo, creada por un grupo de estrellas menos brillantes. Si la noche es oscura y no hay luna, también es fácil ver la banda luminosa de la Vía Láctea, desde Casiopea hasta el Cisne, en la constelación de la Cruz del Norte. 

Contenido

Este mirador invita a observar la luna. Dispone de un mapa lunar y la descripción de actividades prácticas para su observación, como el seguimiento de sus fases y la observación de la línea del terminador. 

Contenido

Este mirador se alza sobre la montaña de Miraflores y permite contemplar unas magníficas vistas panorámicas sobre el pintoresco paisaje agrario de la localidad. Su panel invita a descubrir el firmamento a través de la observación de distintos objetos del cielo, como nebulosas, cúmulos de estrellas, estrellas fugaces y planetas. 

Contenido

Situado a 574 metros sobre el nivel del mar, el panel de este mirador describe diversos temas relacionados con el entorno, como es el vínculo del molino con la mitología de Ceres y el de los dragos. 

Contenido

Situado a 2307 metros sobre el nivel del mar, este mirador cuenta con unas condiciones excepcionales para la observación. Pensado sobre todo para astrónomos aficionados con conocimientos avanzados. 

Contenido

Mirador situado frente al monumento erigido en 1985 por el artista César Manrique con motivo de la inauguración del Observatorio del Roque de los Muchachos. En su panel se describen las “Banderas del Cosmos”, diseñadas por él para ese gran acontecimiento. 

Contenido

En la parte alta de El Paso, a 1200 metros sobre el nivel del mar, este mirador ofrece durante el día unas espléndidas vistas sobre el valle de Aridane, con el antiguo volcán de Montaña Quemada en primer término. Y por las noches es un estupendo balcón natural para contemplar unas panorámicas únicas del cielo. 

Contenido

El panel principal de este mirador describe la constelación invernal de Orión y su vínculo con culturas del pasado. También hace una comparativa del tamaño de las estrellas y su perspectiva visual con respecto a nosotros. 

Contenido

La Palma es uno de los territorios pioneros en aplicar la “Ley del Cielo”, aprobada por el Gobierno español en 1988 con el objetivo de proteger la calidad del cielo para las observaciones astrofísicas. Esta ley protege a La Palma de la contaminación lumínica, atmosférica y radioeléctrica, y de aquella que puedan provocar las rutas aéreas. Además, en 2007 se firmó la Declaración Mundial en Defensa del Cielo Nocturno y el Derecho a Observar las Estrellas (Declaración Starlight La Palma). Esta declaración afirma: “el derecho a un cielo nocturno no contaminado que permita disfrutar de la contemplación del firmamento debe considerarse como un derecho inalienable de la Humanidad, equiparable al resto de los derechos ambientales, sociales y culturales”. Todas ellas iniciativas que buscan preservar la calidad del cielo de La Palma para que podamos seguir contemplando uno de los mejores cielos del mundo.