ÚLTIMA HORA

Coronavirus (COVID-19) aquí

¿Qué es una Smart Island?

Te contamos por qué las Islas Canarias son pioneras en el concepto y desarrollo de las smart islands

Contenido

Quien más, quien menos, ha oído hablar de las smart cities. Ciudades preparadas tecnológicamente para los tiempos vertiginosos que marcan el paso en esta era, que se aprovechan del frenesí de novedades casi diarias para hacer más sencilla la vida en cualquier ámbito. Pero no solo las ciudades son inteligentes; las islas que cumplen con los requisitos propios de una smart city pueden catalogarse de smart islands. Un terreno en el que las Islas Canarias son pioneras. Una smart island es una isla capaz de gestionar de manera inteligente infraestructuras y servicios en función de las variaciones que se producen en cada momento: gestión del tráfico, del alumbrado público, de los residuos, control de incendios… Para ello, usa de manera intensiva las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Si la vida de los habitantes y visitantes de las Islas Canarias ya era agradable y confortable, la apuesta por convertirse en smart islands está consiguiendo aumentar aún más su calidad de vida.

Contenido

La Palma ideó en 2011 el proyecto Antares, que comenzó a dar sus frutos a mediados de la década. Se trataba de una propuesta de transformación económica y social basada en la ciencia y la tecnología para dar un salto cualitativo en la creación de las infraestructuras, equipamientos y servicios TIC fundamentales para el desarrollo, haciéndolos inclusivos a ciudadanos, turistas y empresas. ¿Sus ejes? Potenciar la economía digital, la sostenibilidad (gestionar de forma eficiente los recursos y limitar el impacto humano en el medioambiente) y la seguridad (instalar sistemas de alerta temprana y procedimientos smart en la gestión de riesgos y emergencias).

Contenido

Pero fue El Hierro, en el 2013, la que se convirtió en la primera smart island del mundo, permitiendo a las personas que visitaban la isla compartir sus experiencias a través de internet y las redes sociales. Su red wifi, con 26 puntos de acceso distribuidos en los tres municipios herreños (El Pinar, La Frontera y Valverde), estaba dimensionada para permitir el transporte de datos de gestión remota de servicios (videovigilancia de tráfico, control de incendios, gestión de contenedores de residuos y silos de agua potable…) mediante el uso de sensores y el procesamiento centralizado de la información.

Contenido

Fueron unos primeros pasos, pero muy significativos. En 2015, el Gobierno español lanzó la primera convocatoria de Islas Inteligentes dirigida a Administraciones locales que gestionan servicios públicos en los archipiélagos canario y balear. La convocatoria contaba con un presupuesto de 30 millones de euros. Red.es financiaba al 100% (el total, hasta 2017, ascendía a 188 millones) iniciativas que actuaban sobre ámbitos de las infraestructuras y los servicios a través del uso intensivo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) con el objetivo de mitigar el factor insular en el territorio. De los 10 presentados, se escogieron tres, dos de ellos pertenecientes a las Islas Canarias: los de Fuerteventura y El Hierro, que ya contaba con una magnífica experiencia previa. En Fuerteventura, las TIC permitieron aplicar tecnología inteligente para reducir la brecha digital y mejorar los servicios como sucede con el proyecto iLight, que gestiona los residuos sólidos y el alumbrado de rotondas de carreteras.

Contenido

El convencimiento sobre la importancia de las smart islands que se tiene en las Islas Canarias se refleja en encuentros como el Tenerife Smart Island, que en 2019 ha cumplido la tercera edición. Organizado por el Cabildo de Tenerife, se trata de un evento destinado a fomentar el desarrollo y el uso de las nuevas tecnologías. Allí se han tratado los retos de las smart islands, la movilidad inteligente en una isla-ciudad, las innovaciones en los edificios inteligentes y la Compra Pública de Innovación (CPI), una nueva herramienta con la que la Administración pública apoya el diseño de nuevos productos y servicios.

Contenido

Son solo algunos ejemplos que demuestran que las Islas Canarias se han convertido por derecho propio en un destino smart. Habrá más ideas, más proyectos, más iniciativas porque, en el ámbito de las tecnologías aplicadas a la gestión pública, el efecto dominó es imparable y los avances, constantes, incontables.