ÚLTIMA HORA

Coronavirus (COVID-19) aquí

¿Por qué el Ironman de Lanzarote es uno de los más duros del mundo?

Titular

El Ironman de Lanzarote es considerado como una de las pruebas más duras del calendario deportivo internacional y, como consecuencia, tiene una de las tasas de abandono por parte de los deportistas más elevada del mundo… ¿te atreverías?

Contenido

Los forofos de los deportes seguramente habrán oído hablar del Triatlón de Lanzarote, que se enmarca en los campeonatos Ironman. A nivel mundial, se celebran 37 eventos de esta modalidad conocida por su gran dificultad, con las disciplinas deportivas y distancias de idénticas características: la prueba de natación es de 3,8 kilómetros; la de ciclismo, de 180; y la carrera a pie, de 42,2. Se realizan de forma sucesiva y sin interrupción entre una y la siguiente. Sin embargo, el Ironman de las Islas Canarias está considerado como uno de los más difíciles del planeta por realizarse en condiciones geográficas y climatológicas muy variables y casi extremas. Por eso mismo causa tanta fascinación como ansias de superación por parte de quienes se fijan como propósito completar la competición. Las cifras hablan por sí solas: cada año levanta pasiones y cuenta con una participación masiva de más de 2000 triatletas (la mitad de los cuales suelen ser profesionales) venidos de todo el mundo y más de 5000 personas -voluntarios y de la organización- participan en su desarrollo y aseguran unos parámetros de seguridad.

Contenido

Sea por simple curiosidad o para quienes se están planteando participar en el Ironman de Lanzarote, que suele tener lugar un fin de semana del mes de mayo desde hace casi 30 años, a continuación, detallamos los principales motivos por los que es considerada una de las pruebas más duras del calendario deportivo internacional y, como consecuencia, tiene una de las tasas de abandono por parte de los deportistas más elevada del mundo. Para informarte… preparados, listos… ¡ya!

Contenido

Ante todo, esta competición resulta especialmente ardua porque la primera prueba, la de natación, que arranca en la playa a las 07.00 horas, se realiza en aguas del Atlántico. Además de las fuertes corrientes marinas, en función de las condiciones del mar, que puede estar más o menos revuelto, será más o menos difícil realizar la prueba de natación. Los participantes más rápidos del Ironman Lanzarote suelen realizar esta prueba en unos 45 minutos, aunque el tiempo habitual está entre los 75 y 90 minutos.

Contenido

Una vez en tierra, y tras la primera transición, toca el turno a la etapa conocida popularmente como “la asesina”, ya que consiste en un recorrido en bicicleta por toda la isla que sale de Puerto del Carmen hacia Tías y El Golfo, antes de seguir con una infernal ascensión de 2551 metros en desnivel con una exposición a los fuertes vientos del norte. Tras este obstáculo geográfico, los atletas llegan a la cima de la isla, concretamente al Mirador del Río, antes de poner rumbo, de nuevo, a Puerto del Carmen. En suma, un desafío extremo que dura, nada más y nada menos, que entre 5.30 y 8 horas.

Contenido

A modo de remate final, el Triatlón de Lanzarote finaliza con una carrera a pie. Esta consiste en tres vueltas por el Paseo Marítimo y la Avenida de las Playas. Si bien las vistas al océano son espléndidas y el recorrido es llano, el principal enemigo de los triatletas aquí es el calor. Un día de altas temperaturas, corriendo a pleno sol, puede resultar particularmente duro tras haberse sometido a las pruebas anteriormente detalladas.

¿Quién se atreve?