ÚLTIMA HORA

Coronavirus (COVID-19) aquí

Lo que los amantes de deportes extremos encontrarán en El Hierro

Titular

¿Por qué dicen que El Hierro es un paraíso para los deportistas que quieren descargar adrenalina?

Contenido

Las Islas Canarias son un atractivo irresistible para los amantes del deporte extremo. Acantilados, bosques y volcanes son escenarios ideales en los que los más decididos se ponen a prueba durante todo el año porque el clima del archipiélago es ideal, con una temperatura media anual de 24 grados, y porque la oferta hotelera y la calidad de sus instalaciones y equipamientos deportivos son inmejorables. Por eso las Islas acogen tantas competiciones internacionales. Cualquiera de ellas es perfecta para practicar estos deportes, pero en esta ocasión nos centraremos en El Hierro, una de las preferidas para quienes quieren descargar adrenalina.

Contenido

Los vientos alisios son una bendición para la práctica del parapente. Al ser firmes y constantes, garantizan vuelos inolvidables en los que tendremos la ocasión de contemplar panorámicas sensacionales de los paisajes volcánicos y el imponente litoral de la isla más occidental del archipiélago canario. En el noroeste de El Hierro, la cumbre de Dos Hermanas (La Frontera) es la meca. Desde aquí sobrevolaremos el Valle de El Golfo y su anfiteatro natural. Tiene distintas cotas de altura para despegar (1200, 1000, 800 y 600 metros), lo que permite desde la iniciación hasta las acrobacias, y condiciones atmosféricas ideales para permanecer en el aire durante horas. Tal es la fama de El Hierro como destino de parapentistas que cada año celebra una concentración internacional.

Contenido

Para nadar, la mejor opción es el Mar de las Calmas, un tramo de aguas tranquilas entre el Faro de Orchilla y la punta de La Restinga, un pequeño pueblo de pescadores y paraíso del buceo. Tan buenas son las condiciones que esta zona acoge la Travesía a nado Mar de las Calmas, que en su distancia más larga recorre los 18 kilómetros del litoral suroeste de El Hierro.

Contenido

El trail running exige lo máximo de uno mismo, y eso siempre sucede en El Hierro, que cuenta con el mítico maratón del Meridiano como prueba más emblemática. Pero el espíritu de superación se pone a prueba en cada zancada en cualquiera de los recorridos por esta isla. El de Sabinosa atraviesa la verde zona de Mencafete, espacio protegido que alberga una de las mejores muestras de sabinar húmedo de las Islas Canarias y de laurisilva, y alcanza una cima con espectaculares vistas del mar y los volcanes. La ruta de Frontera, por la costa noroccidental, sube hasta el bosque de laurisilva y sabinas y al pico de Malpaso, el mirador más alto de El Hierro (1500 metros). El recorrido de Jinama propone un ascenso largo y técnico hasta alcanzar el mirador de Jinama; discurre por una ladera y el borde del acantilado con vistas del valle hasta el mar y pasa junto al árbol sagrado de Garoé. En el norte de El Hierro vale la pena la ruta de Tamaduste, muy técnica, que empieza en el mirador de La Peña, a 700 metros, y lleva hasta el pueblecito costero de El Tamaduste. La Restinga sube desde el pueblo pescador homónimo y atraviesa volcanes y senderos técnicos, con espectaculares vistas al mar y pinares. La ruta de Isora, en la costa oriental, pasa por acantilados con impresionantes vistas del mar.

Contenido

Hacer el recorrido circular desde Valverde, la capital de El Hierro, es una auténtica aventura: 78 kilómetros en los que se combinan tramos de asfalto y pista saliendo desde esta localidad en el nordeste de la isla. Se afrontan las empinadas y bellas laderas de El Julan, cortadas por barrancos, y se desciende desde el Valle de El Golfo hasta el mar, y en La Dehesa de Sabinosa se realiza un exigente bucle para contemplar el valle de Frontera desde el mirador de Bascos y alucinar con las sabinas milenarias, árboles deformados por el viento que son el símbolo de la isla. De regreso a Valverde se observa en lontananza el Faro de Orchilla, en el municipio de El Pinar, que en su día marcó el meridiano cero.

Contenido

La orientación puede ser también un deporte extremo si el recorrido es tan exigente y atractivo como el que se propone en Hoya del Morcillo, un frondoso bosque de pinos canarios en el centro de la isla. Este referente está cerca de la pequeña localidad de El Pinar y, además de ser punto de encuentro de caminos para senderistas, cuenta con un área recreativa. Este recorrido de orientación, el más meridional de Europa, es quizás uno de los mejores y más completos que se encuentran de este tipo de vegetación, con relieve moderado, cambios de vegetación, zonas con muchos detalles y microrrelieves que obligan a una lectura precisa y continua del mapa.