ÚLTIMA HORA

Coronavirus (COVID-19) aquí

Las 5 fotos más románticas que puedes hacerte en La Gomera

Titular

Si viajas para celebrar tu boda o tu luna de miel, tienes que hacerte unas cuantas fotos en estos lugares mágicos, sí o sí

Contenido

Llegas a La Gomera tras celebrar tu gran día. Hasta aquí todo perfecto: acabas de dar con uno de los parajes más paradisiacos y fantásticos del sur de Europa, junto a las demás Islas Canarias. Valles inmensos y acantilados abruptos que parecen tallados para zambullirse en el océano; carreteras que bordean montes erosionados; pueblos de cuento con calles estrechas y casas coloridas; plantaciones de plátanos y cultivos en terraza; una invasión vegetal sin fin; palmeras inmensas que crecen en barrancos de vértigo; playas recónditas entre muros rocosos, con olas tumultuosas que se estampan dejando una espuma blanca sobre la arena; bosques frondosos que coronan el centro de la isla… Tantos detalles naturales que contrastan, se mire por donde se mire, verdes brillantes, azules esmeraldas, luminosos amarillos y blancos… Todo acompañado con el continuo canto de las aves y un halo de misterio. Es una de las más pequeñas de las ocho islas del archipiélago canario, con tan solo 369 km² de montañas volcánicas que han sido esculpidas por la erosión. La Gomera es un diamante en bruto. Aquí proponemos 5 escenarios de ensueño donde sacar las mejores fotos de amor.

Contenido

Un flechazo en toda regla que os ofrecerá un marco mágico donde inmortalizar el mejor momento de vuestras vidas. No os podéis perder uno de los itinerarios del Parque Nacional de Garajonay: el paseo por el Raso de la Bruma, breve y de nivel fácil, en el que una naturaleza intacta será vuestro telón de fondo. Y vaya si es digno de las mejores películas de amor. Árboles inmensos y centenarios, de formas tortuosas y recubiertos de musgo, telas de araña recubiertas de brillantes perlas del rocío, helechos que recubren el suelo como si de una alfombra natural se tratara, y una espesa niebla que se cuela entre las ramas, sobre todo por la mañana, que solo consiguen perforar los rayos de sol más potentes. Eso sí, tan resultón para fotos en blanco y negro como color. ¿Qué más se puede pedir?

Contenido

La joya de la isla. Un área de 40 km² que cubre el 10% de la superficie de La Gomera y que está catalogado como Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO desde 1986. Un ecosistema único donde un bosque prehistórico cubre con sus ramas verdes las tierras altas de la isla. La laurisilva, este bosque endémico de laurel, representa la mayor parte del parque y data de la era terciaria. Idéntica a los bosques de Europa o del norte de África de hace millones de años, la laurisilva sigue siendo uno de los raros vestigios de plantas del pasado. Árboles milenarios preservados gracias a la ausencia de erupción volcánica durante dos millones de años y un clima particularmente favorable para esta vegetación. Si las costas de La Gomera son más áridas, el centro de la isla es barrido por los vientos alisios. Vientos que soplan un mar de nubes, una niebla que permite el fenómeno conocido como “lluvia horizontal”, que hace posible que las especies vegetales de este frondoso y mágico bosque mantengan sus hojas durante todo el año. Laureles, sí, pero también otras muchas especies, como los helechos gigantes, además de musgos y líquenes. En total son al menos 2000 especies de plantas, muchas de las cuales son endémicas de Canarias, que se conservan gracias a la elevada humedad y temperaturas cálidas. Un paraíso para las aves cuyo canto cautiva a los visitantes. Además de recomendaros disfrutar de este entorno lleno de romanticismo y misticismo, también podréis inmortalizar allí vuestro amor y atraparlo para siempre.

Contenido

Una vida por delante, sin límite, como el horizonte que se extiende ante los ojos. Ubicado casi en el centro de La Gomera, el Alto de Garajonay es su punto culminante: 1487 metros sobre el nivel del mar. Allí se encuentra un mirador, al que se llega tras un paseo fácil y romántico y que ofrece una vista espectacular de 360 grados a toda la isla. No cabe duda de que se trata del mejor escenario para conseguir un fondo en el que se unen el brillante verde de la frondosa naturaleza local y los potentes azules del mar y cielo. Además, a este idílico panorama se suma la presencia de la isla de Tenerife con su imponente volcán Teide o de El Hierro y La Palma.

Contenido

Nada como una hermosa puesta de sol para desatar el romanticismo y despertar los sentidos. La de Valle Gran Rey es, sin duda, la más popular de La Gomera, que congrega día tras día en su arena rocosa a numerosas personas dispuestas a dejarse cautivar por un espectáculo natural sin parangón. Ver caer el sol en el horizonte mientras se escucha el rumor de las olas es una actividad que se quedará grabada en nuestra retina durante el resto del año y que solo podemos interrumpir para –cómo no– tomar una buena instantánea de un momento tan especial.

Contenido

Los primeros habitantes de la isla consideraban la Fortaleza de Chipude, uno de los hitos paisajísticos más llamativos de La Gomera, como una montaña sagrada, a medio camino entre la tierra y el cielo. Al apreciar cómo este lugar domina el paisaje, entendemos por qué se le consideraba una fortaleza natural: paredes de rocas verticales, vertiginosas, intransitables, y una meseta rocosa que se eleva a 1243 metros sobre el nivel del mar ocupan el espacio. Esta montaña mágica ofrece una extraordinaria vista a todo el territorio de La Gomera, tras una ascensión de 700 metros algo difícil y, por lo tanto, solo recomendada a personas con buenas condiciones físicas y acostumbradas al senderismo. Pero, una vez alcanzado lo alto, tras disfrutar tranquilamente del entorno y el aire puro de este lugar, podréis conseguir los mejores selfies con La Gomera a vuestros pies.