ÚLTIMA HORA

Coronavirus (COVID-19) aquí

El “sí quiero” más especial: en un paraíso bajo el mar

El Hierro es la isla perfecta para bucear con tu pareja… e incluso para comprometeros bajo sus mágicas aguas.

Contenido

Decir “Sí quiero” parece un gesto sencillo, común, pero no siempre es así. Unas veces esas dos palabras juntas en modo de afirmación pueden significar muchas más cosas. Pero otras veces, ni siquiera hace falta pronunciarlas, basta con asentir con la cabeza, o lanzar una mirada, o dar un abrazo: la afirmación se vislumbra en seguida. ¿Y todo esto a cuento de qué viene? Pues en primer lugar a que de todas las cosas a las que se puede decir Sí, una de las más emocionantes es la pedida de matrimonio; y en segundo lugar a que últimamente la moda más romántica es hacerla bajo el agua.

Contenido

Pues si de verdad estás buscando la manera perfecta de hacerlo, deberías saber también que las Islas Canarias son un auténtico paraíso para el buceo. Por eso no es de extrañar que existan en las Islas numerosas escuelas y puntos de inmersión. La calidad de las aguas canarias es internacionalmente conocida por su transparencia, que permite una visibilidad de hasta 30 metros, además de por tener una temperatura perfecta en cualquier época del año, y donde especies de todo tipo encuentran su hábitat. Un fondo marino con una rica biodiversidad caracterizado por un relieve volcánico en el que abundan las grutas, recodos y arrecifes, y con grandes profundidades que en algunos casos alcanzan los mil metros. Tal riqueza ha determinado la declaración de tres Reservas Marinas en el archipiélago canario: la isla de La Palma, el entorno de La Graciosa e islotes del norte de Lanzarote y la Punta de La Restinga-Mar de las Calmas en El Hierro.
 

Contenido

Si quieres encontrar centros de buceo que te ayuden a crear ese momento tan especial, tu lugar es La Restinga, en el extremo sur de El Hierro, donde tendrás la oportunidad de sumergirte y contemplar, en una lengua de lava submarina, un relieve variadísimo: acantilados, veriles, plataformas arenosas, cuevas. En estos fondos, nos podemos topar con meros de gran tamaño, divisar imponentes chuchos planeando sobre la arena y seguir a gráciles peces trompeta en su búsqueda de presas pequeñas.
El punto de fondeo está a tan solo dos minutos en embarcación desde el puerto. Tras sumergirse a unos 11 metros, podemos elegir entre varias rutas de gran calidad: El Arco, El Veril y Los Cañones. De día se pueden ver tamboriles espinosos, multitud de pequeños peces típicos de la zona como pejeverdes, fulas, alfonsitos y salemas y, con suerte, alguna manta. De noche hay que buscar chuchos y langostas. Tal vez estemos en el lugar más original para una pedida de matrimonio. Cuando salgáis del agua recién comprometidos, podréis daros otro homenaje en alguno de los numerosos restaurantes de La Restinga y degustar el pescado recién capturado en la zona, como viejas, cabrillas o morenas, servido con las típicas papas arrugadas y el delicioso mojo canario. El paraíso en los ojos, el paraíso en el paladar y el paraíso en el corazón.