Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

Un día completo en Mesa y López


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
16 Ago 2016

Mesa y López es la zona comercial de Las Palmas de Gran Canaria cerca de la que me crié. Desde que nací hasta la mayoría de edad, viví muy cerquita de esa gran calle llena de tiendas y negocios: exactamente, entre la Avenida José Mesa y López y la Playa de Las Canteras, en mi querido barrio de Guanarteme. Y al volver a casa después de unos años fuera de mi isla, no pude irme muy lejos.

No sé si es esa costumbre arrastrada desde la infancia o si es la pura realidad, pero para mí es la zona de compras perfecta en esta ciudad. Cerca de la playa, por si en algún momento hace falta mirar al horizonte y respirar aire fresco, con unas cómodas ramblas centrales con grandes árboles en el tramo más comercial de la calle, con el Mercado Central muy cerquita. Será amor de barrio, pero para mí lo tiene todo.

Ramblas de Mesa y López

Para demostrártelo, hoy te propongo un día de lo más completo en la zona comercial Mesa y López, aunque este ejercicio seguro que me pondrá algo nostálgica y me hará recordar muchos momentos de mi vida.

Como no puede ser de otra manera, empezaremos el día en esta zona comercial tomando un buen desayuno: para ello, nos quedaremos cerca de la calle Olof Palme (que llega hasta la playa). Alrededor de esta calle, las opciones para el desayuno son muy variadas: desde las cafeterías más tradicionales para los vecinos del barrio, con zumos de frutas y sandwiches, hasta las más actuales cadenas de panaderías y repostería. Yo voy a empezar el día con un buen zumo de naranja y papaya fresquito y un sandwich de berros y otro de calabacín, ¡qué rico!

Después del desayuno, llega la hora de hacer una buena compra para la semana: además de todas las posibilidades de supermercados de diferentes cadenas, yo disfruto acercándome al Mercado Central para comprar fruta y verdura fresca. Dos plantas llenas del mejor producto y con el servicio cercano de los tenderos de toda la vida. Y tan, tan de toda la vida, que ahora voy a comprar mis frutas favoritas al mismo puesto al que acompañaba a mi madre los sábados cuando era una niña. Puedes aprovechar también para comprar algunas flores y plantas en sus floristerías, yo siempre acabo picando.

Mercado Central

Si las compras en el Mercado Central te abren el apetito, el siguiente paso será parar a por un aperitivo. Mi propuesta: una caña fresquita y un poco de jamón serrano o un pincho de tortilla en alguno de los establecimientos con terraza de la Plaza de España. Ya que estamos aquí, tomemos un minuto para admirar el monumento en el centro de la plaza, obra del escultor canario Luis Montull, que se instaló con motivo del 500 aniversario de la fundación de Las Palmas de Gran Canaria y representa varias actividades tradicionales canarias. Ahora que hago cálculos… esa foto que tengo de pequeñaja agarrada a las faldas de mi madre delante del monumento debió sacarse cuándo este llevaba solo unos años allí.

Escultura de Luis Montull

Una vez abierto el apetito con el aperitivo, las opciones para el almuerzo son variadísimas, todo dependerá del “antojo” del día: desde comidas del mundo (japonesa, mexicana, libanesa…), hasta comidas caseras típicas canarias, pasando por carnes a la brasa. Cualquier tipo de restaurante que busques, lo encontrarás en la zona y en sus calles cercanas. Yo hoy me voy a decantar por un menú en un conocido restaurante coreano.

Sin que dé tiempo a que nos entre el sopor tras la comida, nos lanzamos de compras al tramo más popular de Mesa y López, la zona de “las ramblas”, con sus tiendas y franquicias de todo tipo: desde moda hasta artículos para el hogar, grandes almacenes, tiendas especializadas en deporte, en mascotas, papelerías, ópticas… Recuerda que no solo en esta popular calle podrás ir de compras, yo te recomiendo también un paseo por las cercanas calles de Néstor de la Torre, Juan Manuel Durán y Galicia para completar la ruta. Una de las maravillas de la zona comercial Mesa y López es que realmente puedes encontrar todo lo que buscas en sus tiendas y, además, dando un agradable paseo. Si buscas moda a la última, tienes una amplísima oferta de tiendas y franquicias de todos los estilos y precios. También puedes encontrar todo tipo de zapaterías: desde las más clásicas a las más modernas. Si buscas un detalle especial para los pequeños de la casa, tienes grandes jugueterías, puedes acercarte a los grandes almacenes o también puedes elegir entre varias tiendas a medio camino entre lo educativo y lo lúdico. Si vienes buscando el último perfume o cosmética, la oferta también es amplia y, por cierto, a muy buen precio.

Ramblas de Mesa y López

Si necesitas unos minutos de descanso entre tienda y tienda, siempre puedes volver a las ramblas y buscar un banco a la sombra para coger fuerzas. Qué recuerdos me vienen de aquellas tardes eternas con mis amigos en esos bancos cuando éramos unos quinceañeros, viendo la vida pasar (y comiendo pipas).

Como tanto paseo y tantas compras nos habrán abierto de nuevo el apetito, vamos a empezar a pensar en qué cenaremos hoy. Creo que el plan perfecto para acabar un día completo en la zona comercial Mesa y López será acercarnos a la recién renovada y peatonalizada calle Ruiz de Alda. Esta vía se ha puesto muy de moda últimamente y la oferta de locales para cenar y tomar una copa es amplísima: cocina creativa, hamburguesas, comida casera, restaurantes orientales… Además, el ambiente es inmejorable y tranquilo. Mi recomendación: siéntate en la primera mesa de la terraza que veas libre, ¡si es fin de semana puede que sea la única que quede! Cada local tiene sus especialidades, así que hoy pediremos recomendación a los camareros, para probar la especialidad de la casa del establecimiento en que hemos encontrado mesa libre.

Si te quedan fuerzas después de este día tan completo conmigo en la zona comercial Mesa y López, puedes acercarte a por “la última” en la animada calle de Joaquín Costa o a la Plazoleta Farray, donde además podrás disfrutar de música en directo al aire libre en cualquier época del año. ¿Un día redondo, verdad? 

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
www.holaislascanarias.com