Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

Los petroglifos mágicos de La Zarza


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Desde el Balcón de Femés
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Ruta entre volcanes en Lanzarote
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
Artículos
relacionados
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Las Cabocas: el agua siempre gana
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
Sendero del Bosque Encantado, magia en Tenerife
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
La Gomera: Garajonay y sus rincones
Temisas, en Gran Canaria: el pueblo que siempre pinté de pequeño
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Running en Lanzarote
10 razones para viajar a El Hierro
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Miradores del Teide, en Tenerife
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
El Hierro en todas las estaciones. “Invierno”
Roque Nublo en Gran Canaria: pasado, presente y futuro
Ruta entre volcanes en Lanzarote
De la cumbre a la costa en La Gomera
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
04 Feb 2019

"Laurisilva" en La Palma es un concepto que remite al Bosque de Los Tilos y en su defecto al Cubo de la Galga. Sin embargo, este ecosistema macaronésico abarca otras zonas de interés equivalente en todo el arco septentrional de la isla. La de este post, ubicada en Garafía, es sin duda una de ellas.

Valla y cartel del sendero, La Palma, Islas Canarias

Barranco arriba, barranco abajo

Aunque su paisaje es único, la visita la podemos dividir en dos partes. La primera es netamente cultural y tiene que ver con el Parque Cultural de La Zarza y La Zarcita. Fue el primer parque arqueológico de Canarias y sirve para poner en contexto dos estaciones rupestres que ocupan los respectivos márgenes del barranco. Y la segunda es una bellísima caminata, circular hasta el inicio o lineal hasta el barrio de Don Pedro. Sin ánimo de exagerar y para el firmante, una de las joyas ocultas de la Red Insular de Senderos.

El punto ideal para iniciar la actividad es junto en la cintura entre estos dos mundos, que viene a ser el aparcamiento del Parque y queda justo al borde de la carretera general LP-1. Es indiferente hacer primero una parte u otra, pero en mi caso elijo el mismo orden descrito más arriba. La entrada al yacimiento cuesta 2€ e incluye el acceso a la exposición del pequeño Centro de Visitantes (recomendable para ofrecer contexto a lo que luego veremos).

Posado en un sendero de brezos, La Palma, Islas Canarias

Esqueletos de brezos

El sendero aquí tiene un trazado triangular, con el vértice inferior donde nos encontramos y los dos superiores en cada una de las estaciones de grabados rupestres. Es tan pintoresco como tenebroso, con los brezos arqueados sobre nuestra cabeza y tapando la escasa luz que llega al barranco. Jirones de bruma se entrecruzan a menudo con nuestros pasos, dando al conjunto un aire de misterio y aventura.

Encrucijada La Zarza y La Zarcita, La Palma, Islas Canarias

Apaciblemente llegamos a una bifurcación atravesada por un puente, donde toca decidir cuál de los dos "cabocos" (aberturas circulares en el barranco, según la palabra local heredada del portugués) queremos visitar primero. Es imposible elegir cuál de ambos merece más la pena.

Pintados en la piedra

Los motivos geométricos y abstractos de ambos yacimientos todavía guardan la mayor parte de sus secretos. Atribuidos en un principio a cultos relacionados con el agua, las escasas excavaciones realizadas no han podido aportar muchas más explicaciones. Lo único que sí parece claro es que las gentes que tallaron estas intrincadas formas sobre la roca no vivían aquí de forma permanente, sino que acudían al lugar durante espacios cortos de tiempo. Es inevitable pensar que lo hacían para algún tipo de ritual mágico-religioso, pero solo podemos imaginar su objetivo.

Túnel de acceso, La Palma, Islas Canarias

El túnel de la laurisilva

La parte deportiva se inicia por debajo de la carretera, que sortearemos con la ayuda de un túnel construido a tal efecto. El ambiente es al principio agrícola, con restos de cultivos abandonados, cuevas que fueron cuartos de aperos e incluso algún esqueleto de coche que no se sabe muy bien cómo demonios ha llegado hasta allí.

Pero poco a poco la naturalidad se abre paso y nos conduce a un constante coqueteo con el fondo del barranco. Los ojos más entrenados acaso logren descubrir algún petroglifo más por el camino (pista: queda en alto y por la izquierda) y la ruta es en general muy poco exigente. Aunque el curso tiende a ser encajonado, se abre ocasionalmente en enormes cabocos, el mayor de los cuales ha sido bautizado como La Catedral. Barandas y puentes de madera facilitan los pocos tramos de cierta complicación y la Fuente de Caldera del Agua pone punto y final al descenso.

Fuente La Vica, La Palma, Islas Canarias

La Vica y Doña Pola

Poco más abajo de encontrarla enfilamos una subida hacia la derecha, que nos saca del barranco a través de la Fuente de La Vica. Testimonio de otras épocas y otros usos sociales, todavía nos parece escuchar en ella los jugosos cotilleos de las lavanderas.

La Plaza de la Cruz del Gallo marca el siguiente punto de inflexión. Desde aquí podríamos retornar, carretera arriba, hasta el punto de partida. La vía no tiene arcén, así que conviene extremar las precauciones. Ahora bien, tampoco tiene apenas tráfico. Si en cambio marchamos cuesta abajo, llegaríamos a Don Pedro. Y si de frente, hacia el espectacular Mirador de Doña Pola. Mi consejo: que decidan lo que decidan no dejen de visitarlo.

Mirador de Doña Pola, La Palma, Islas Canarias

A sus pies se abre, imponente, el Barranco de Fagundo, con poderosas paredes verticales que caen a plomo hacia simas tapizadas de verde. En la costa, el núcleo de El Tablado. Y a sus espaldas, el Atlántico infinito, autopista para las nubes que alimentan el bosque.

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Desde el Balcón de Femés
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Ruta entre volcanes en Lanzarote
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
Artículos
relacionados
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Las Cabocas: el agua siempre gana
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
Sendero del Bosque Encantado, magia en Tenerife
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
La Gomera: Garajonay y sus rincones
Temisas, en Gran Canaria: el pueblo que siempre pinté de pequeño
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Running en Lanzarote
10 razones para viajar a El Hierro
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Miradores del Teide, en Tenerife
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
El Hierro en todas las estaciones. “Invierno”
Roque Nublo en Gran Canaria: pasado, presente y futuro
Ruta entre volcanes en Lanzarote
De la cumbre a la costa en La Gomera
www.holaislascanarias.com