Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

Visitando los museos de Fuerteventura


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Desde el Balcón de Femés
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Ruta entre volcanes en Lanzarote
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Ruta por las cervezas artesanales de Lanzarote
Arucas, una joya al norte de Gran Canaria
Un día en San Juan de la Rambla en Tenerife
El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
16 Abr 2018

En Fuerteventura no todo es sol y playa. A pesar de que gozamos de un buen clima todo el año y las opciones para hacer deportes al aire libre o para vivir unas jornadas de playa son infinitas, también existen museos muy curiosos que sin duda merecen dedicarle tiempo para hacerles una visita.

Museo del Queso Majorero, Fuerteventura, Islas Canarias

Entre ellos podemos destacar, por ejemplo, la Casa Museo de Unamuno, el Museo Arqueológico de Betancuria o el Museo de la Sal.

Sin embargo, hay más opciones y hoy me he decantado por hacer una visita a estos tres: la Casa de los Coroneles en La Oliva, el Museo del Queso Majorero en Antigua y el Centro de Interpretación de los Molinos de Tiscamanita.

La Casa de los Coroneles

Voy a comenzar mi día de visitas en la Casa de los Coroneles, situada en la localidad de La Oliva e iré bajando hacia el sur haciendo el resto de paradas. El día es perfecto y recorro los kilómetros sin casi darme cuenta.

En la misma carretera existen indicaciones para llegar a este museo y verás que no tiene ninguna pérdida.

Está situada en una llanura preciosa, flanqueada por algunas montañas, destacando entre ellas la Montaña de Tindaya.

Casa de los Coroneles, Fuerteventura, Islas Canarias

La Casa de los Coroneles se remonta al siglo XVIII y es la vivienda de mayor longitud conservada en Canarias. Antiguamente fue la vivienda oficial del Coronelato que ejercía el dominio militar en la isla de Fuerteventura. El edificio fue restaurado y recuperado para poder abrir sus puertas como museo.

Sin más dilación cruzo sus puertas y me encuentro con un precioso patio de madera, en torno al cual giran las estancias.

Casa de los Coroneles, Fuerteventura, Islas Canarias

Doy un paseo por cada una de ellas empapándome de la historia de la casa y finalmente accedo al piso superior y puedo contemplar desde la parte exterior las magníficas vistas.

Casa de los Coroneles, Fuerteventura, Islas Canarias

Esta parte superior es bastante grande, al igual que toda la vivienda, y da gusto deambular sin rumbo para deleitarse con las vistas.

Casa de los Coroneles, Fuerteventura, Islas Canarias

Tras un rato sintiendo el silencio y la historia de la Casa de los Coroneles es hora de continuar con mis visitas. Retomo la carretera dirección sur para dirigirme al siguiente museo; a tan solo 25 km voy a encontrar el Museo del Queso Majorero.

Museo del Queso Majorero

Nada más llegar siento que me va a encantar todo lo que vea dentro de este museo. La entrada es muy agradable, llena de jardines y plantas de todo tipo, cuidado hasta el último detalle y, por supuesto, todo esto acompañado de un sol perfecto.

Museo del Queso, Fuerteventura, Islas Canarias

El museo gira en torno a una plaza central, todo en un blanco inmaculado que, en combinación con la madera, consigue un resultado perfecto.

Museo del Queso, Fuerteventura, Islas Canarias

Las estancias están numeradas y en cada una de ellas voy viendo cosas muy curiosas: una idea general sobre la formación de las Islas Canarias, su flora,temas específicos en torno al queso como su historia, la importancia de los quesos majoreros (“majorero” es la denominación que reciben los habitantes de Fuerteventura), su fabricación, las cabras majoreras, etc. ¡Todo me resulta muy curioso!

La importancia que cobra el queso en la isla se hace cada vez más palpable. No solamente siento esta importancia, sino también cómo la gente transmite con cariño una de sus grandes pasiones: sus quesos.

¡Esto se pone interesante! A medida que avanzo me gusta más. Es un museo en parte interactivo, con lo que me resulta más fácil recordar lo que voy visitando.

Paso a una sala donde se centran en explicar los diferentes tipos de cabras majoreras que existen. ¡No puedo creer que haya tantas!

Avanzo por la sala y veo una cosa muy curiosa y allá voy. Lo han llamado el “ordeño virtual” y puedes sentarte y simular que ordeñas una cabra ¡Es genial!

Museo del Queso, Fuerteventura, Islas Canarias

Me adentro en otra sala donde hay montada una especie de tiendecita simulando esta vez un antiguo colmado. Hay maquetas con quesos y otros productos y me resulta muy coqueto todo.

Museo del Queso, Fuerteventura, Islas Canarias

Miro el reloj y decido salir del museo y hacer una parada para comer para después continuar mi camino hasta el Centro de Interpretación de Los Molinos.

Centro de Interpretación de Los Molinos

Llego hasta el último museo de hoy. Desde Antigua hay solamente 10 kilómetros, así que en un abrir y cerrar de ojos estoy aquí.

Cuando vayas por la carretera podrás ver la abundancia de molinos en la zona y he de decir que le sientan fenomenal al paisaje: rojizos y verdes que se mezclan con los blancos, un contraste de colores digno de ver.

El museo consta de un molino muy bien conservado y un patio, alrededor del cual encuentro diferentes habitaciones con piezas antiguas de molinos. Me llaman mucho la atención porque nunca antes las había visto.

Encuentro, por ejemplo, unmolino de mano para moler el cereal (gofio), siendo el más típico y utilizado en el archipiélago. También hay una pequeña maqueta de un molino e incluso una rueda dentada tamaño gigante en una de las salas.

Centro de Interpretación de Los Molinos, Fuerteventura, Islas Canarias

Salgo del patio y me dirijo al exterior; el molino está perfectamente conservado y accedo al interior donde veo todo el engranaje.

Echo a volar mi imaginación y recreo en mi mente a los lugareños de épocas pasadas moliendo el grano en los molinos de la zona para obtener el gofio. Me alegra que muchos de ellos se hayan conservado, así como las piezas, para que nos podamos hacer hoy en día una idea de lo que ocurría en el pasado.

Centro de Interpretación de Los Molinos, Fuerteventura, Islas Canarias

Con esta última visita termino mi recorrido por algunos de los museos de Fuerteventura. Os animo a visitarlos porque, además de sol y playa, la isla nos sorprende mostrando sus costumbres más arraigadas.

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Desde el Balcón de Femés
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Ruta entre volcanes en Lanzarote
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Ruta por las cervezas artesanales de Lanzarote
Arucas, una joya al norte de Gran Canaria
Un día en San Juan de la Rambla en Tenerife
El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”
www.holaislascanarias.com