Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Desde el Balcón de Femés
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Ruta entre volcanes en Lanzarote
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
El paisaje lunar de Tenerife
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Ruta por las cervezas artesanales de Lanzarote
Arucas, una joya al norte de Gran Canaria
Un día en San Juan de la Rambla en Tenerife
El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”
Avistamiento de cetáceos en el mar de La Gomera
El Time, al encuentro del mar
Agüimes y Guayadeque, entrando al corazón de Gran Canaria
La magia de las alfombras de La Orotava en Tenerife
Ruta por los faros de Fuerteventura
La Graciosa; di hola a la despreocupación
Ruta costa oeste de Gran Canaria. Esa gran desconocida
Senderos de El Hierro. “Ruta del Agua”
De Playa Nueva a El Charcón
Historias que cuentan los nombres de La Gomera
Los 7 faros de Tenerife
Museos de Lanzarote
Esculturas y parques de Santa Cruz
Nogales, playa de vértigo y magia en La Palma
Ruta Teguise - Famara: Los años no pasan
Un paseo por Puerto del Rosario
Ruta El Golfo - Papagayo: la sal de la vida
Siguiendo al sol: playas y piscinas naturales de La Gomera
Barranco Jurado
Una vuelta al Islote de Lobos
5 lugares en Lanzarote donde ver el atardecer
Un paseo por las Salinas de Fuencaliente
5 razones por las que visitar Fuerteventura
Museos y tapas por Santa Cruz de Tenerife
Ruta por el norte de Fuerteventura
El Hierro en un Sendero
Esquinzo en Fuerteventura: de obligado cumplimiento
Santa Cruz, de fortaleza a fortaleza
5 pequeños pueblos que no te puedes perder en Lanzarote
El Hierro en un día (Parte I)
La Montaña - Casa Efigenia
Calas escondidas al sur de Gran Canaria
El Hierro en un día (Parte II)
3 salinas en Lanzarote que no te puedes perder
Un paseo mirando al Roque Nublo
Atardecer en Valle Gran Rey: Una experiencia intemporal
Artículos
relacionados
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Las Cabocas: el agua siempre gana
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
Sendero del Bosque Encantado, magia en Tenerife
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
La Gomera: Garajonay y sus rincones
Temisas, en Gran Canaria: el pueblo que siempre pinté de pequeño
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Running en Lanzarote
10 razones para viajar a El Hierro
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Miradores del Teide, en Tenerife
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
El Hierro en todas las estaciones. “Invierno”
Roque Nublo en Gran Canaria: pasado, presente y futuro
Ruta entre volcanes en Lanzarote
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
El paisaje lunar de Tenerife
El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”
El Time, al encuentro del mar
Senderos de El Hierro. “Ruta del Agua”
Barranco Jurado
Una vuelta al Islote de Lobos
El Hierro en un Sendero
Un paseo mirando al Roque Nublo
Atardecer en Valle Gran Rey: Una experiencia intemporal
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
14 May 2018

Miraba por la ventanilla del avión. Esperaba ansiosa avistar mi destino, Tenerife. Divisé aquel paisaje verde como si estuviera en primera fila del mejor estreno a pantalla gigante. A mis pies el macizo de Anaga, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Vislumbrar su verdor y sus caminos serpenteantes me recordó que hacía tiempo que quería pasear por esta joya del paisaje tinerfeño. Todavía tenía tesoros desconocidos que mostrarme.

Anaga desde el cielo, Tenerife, Islas Canarias

Dicho y hecho. Un día me pertreché de la ropa, el calzado y el grupo de amigos adecuado para pasar un buen día haciendo senderismo. Por fortuna, Tenerife tiene una enorme oferta de senderos para todos los gustos: sencillos, cortos, familiares, accesibles, de larga distancia, para campeones... Pero Anaga se lleva la palma, posee infinidad de caminos que nos relatan historias de cómo vivían y se relacionaban los habitantes de este territorio. Con una actividad tan contemporánea como el senderismo, podemos comunicarnos directamente con el pasado histórico de sus laderas y con las gentes que las trabajaron y habitaron.

Los días de los caminantes suelen comenzar muy temprano. Tocaba madrugar para usar el transporte público hasta a llegar a nuestro punto de partida, Chamorga. Las curvas, subidas y bajadas del recorrido en autobús dejaban ver la inmensidad y belleza del lugar. También advertía que el paseo no iba a ser fácil, el enorme desnivel del territorio así lo confirmaba.

Acebiño con frutos, Anaga, Tenerife, Islas Canarias

Una de las mejores costumbres de nuestros paseos es tomar un buen desayuno local antes de empezar. Rosquetes de anís y café con leche bien caliente para eludir el fresco que infligían las cargadas nubes sobre Chamorga. Amanecía algo gris, cruzamos los dedos para que no lloviera, pero el tiempo se conformó con conceder la lluvia horizontal. Este curioso fenómeno atmosférico se origina en el choque entre el mar de nubes que traen los vientos alisios y el bosque, dejando así una precipitación casi oculta pero enormemente beneficiosa para la vegetación del lugar. Poco a poco la humedad de las nieblas se va depositando en troncos y hojas, y la condensación la convierte en el agua que mitiga la sed de la tierra. Aquel día parecía que las nubes peinaban los bosques suavemente.

Laurisilva, Anaga, Tenerife, Islas Canarias

Un recorrido por los mágicos senderos

El sendero nos iba a llevar de Chamorga a Las Palmas de Anaga y luego a las playas de Benijos, Almáciga y Roque de Las Bodegas. Nos esperaban caminos, picos, rocas, barrancos, lugares por donde solían transitar antaño los campesinos que se debían trasladar de unos caseríos a otros. Solo pensarlo da cierto carácter mágico al recorrido, pisábamos las huellas que nos dejaron nuestros antecesores durante siglos. A la magia se sumaba también el hecho de que Anaga está llena de leyendas e historias. Un carácter legendario ilustrado por sus nieblas y musgos.

El camino por el que avanzábamos nos obsequiaba con partes muy sencillas con verodes y brezos, y otras más complejas, con riscos y despeñaderos. Había que tener cuidado y ayudarse de bastones.

Riscos en el camino, Anaga, Tenerife, Islas Canarias

Una vez pasadas las casas de Tafada, ya divisábamos el caserío de Las Palmas de Anaga. La vegetación que atravesamos, la frondosa laurisilva, parecía una jungla. Esta formación boscosa es una reliquia de la era terciaria que actualmente encuentra su mejor refugio en la región de la Macaronesia. Esto convierte a nuestras islas en auténticos museos naturales. El bosque es tan vigoroso que crea túneles vegetales en el camino. En ocasiones incluso engullía el sendero, no permitiendo que se apreciara bien, pero nos acompañaban buenos conocedores del terreno.

Los pobladores de Anaga siempre se adaptaron y supieron aprovechar las intrincadas características de sus laderas. En sus caminos podemos encontrarnos con lagares, eras, casas cueva, y viviendas tradicionales donde sus habitantes llevaban a cabo su vida cotidiana y sus arraigadas costumbres.

Un descanso en el camino, Anaga, Tenerife, Islas Canarias

Las Palmas de Anaga, Bien de Interés Cultural

El caserío de Las Palmas de Anaga es un Bien de Interés Cultural de obligada visita, aunque actualmente se encuentra en total abandono. Tiene tres siglos de antigüedad y su origen es el aprovechamiento del cultivo de la vid, el motor económico de la zona en aquella época. Lo que encontramos hoy es un admirable ejemplo de arquitectura tradicional. Lo constituye una hacienda de una sola planta con patio interior, una ermita anexa y varias viviendas circundantes que pertenecían a medianeros y trabajadores de la finca.

Roque Bermejo y Las Palmas de Anaga, Tenerife, Islas Canarias

Solo se puede llegar hasta allí caminando, aunque se sabe que contaba con muelle propio lo que le proporcionaba una comunicación marítima envidiable en la época. Esto hizo que fuera una sorpresa descubrir gente que vive allí habitualmente o que tienen una casita para disfrutar del tiempo libre. Encontramos a un joven en el caserío que nos enseñó amablemente la vivienda que pertenece a su familia. El chico se empeña en conservar el inmueble para poder disfrutar del silencio y tranquilidad de los días de Anaga. Nos contó que debe llevar hasta allí todo a pie, pero que le compensa a cambio de poder pasar algunos días alejado del rugir de la ciudad. Fue muy expresivo al contarnos el cariño que tenía hacia la casita que cuidaba y lo que le gustaba pasar los fines de semana en medio del silencio de Las Palmas de Anaga.

Llegando a El Draguillo, Anaga, Tenerife, Islas Canarias

Las playas indómitas de Anaga

Nuestro paseo iba llegando a su fin. Tras El Draguillo divisábamos algunas de las playas más espectaculares de Tenerife y a estas alturas el hambre apremiaba. El olor a mar y los poemas contenidos en los paneles del camino nos acompañaban hasta el siguiente caserío.

Primero visitamos la playa de Benijos y sus esculturales roques. La limpia arena negra y su mar bravo la hacen magnética. Disfrutar de ella con la marea baja es una experiencia inolvidable. La mirábamos desde lo alto del camino, entre sus espumosas olas el impresionante acantilado que la domina, pero lo más mundano ganó la batalla y buscamos un sitio para comer. Hay varios restaurantes en la zona que ofrecen buen pescado, así que disfrutamos de una gratificante comida marinera acompañada con vino de la zona.

Lapas, Anaga, Tenerife, Islas Canarias

Ya solo nos quedaba visitar la playa de Almáciga, con sus amantes del surf, y el Roque de Las Bodegas. Esta última playa también está salpicada de conocidos establecimientos especializados en pescado fresco. Debe su nombre a que originariamente tenía un embarcadero desde donde salían los vinos tinerfeños con destino a Europa y América. Mientras los barriles esperaban su partida, reposaban en las bodegas junto al mar.

Ya era tarde, esperamos la guagua sentados en una terraza tomando un “barraquito” (bebida de café muy popular en Canarias que se elabora a base de café, leche condensada y leche). Comentábamos las anécdotas del día y los proyectos de nuevas excursiones y paseos, dando gracias por tener la oportunidad de disfrutar del paisaje y la historia de este rincón de Tenerife. Después de un día algo gris, el sol se entregaba al atardecer. Un regalo más que nos hizo Anaga.

Playa de Benijos, Anaga, Tenerife, Islas Canarias

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Desde el Balcón de Femés
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Ruta entre volcanes en Lanzarote
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
El paisaje lunar de Tenerife
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Ruta por las cervezas artesanales de Lanzarote
Arucas, una joya al norte de Gran Canaria
Un día en San Juan de la Rambla en Tenerife
El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”
Avistamiento de cetáceos en el mar de La Gomera
El Time, al encuentro del mar
Agüimes y Guayadeque, entrando al corazón de Gran Canaria
La magia de las alfombras de La Orotava en Tenerife
Ruta por los faros de Fuerteventura
La Graciosa; di hola a la despreocupación
Ruta costa oeste de Gran Canaria. Esa gran desconocida
Senderos de El Hierro. “Ruta del Agua”
De Playa Nueva a El Charcón
Historias que cuentan los nombres de La Gomera
Los 7 faros de Tenerife
Museos de Lanzarote
Esculturas y parques de Santa Cruz
Nogales, playa de vértigo y magia en La Palma
Ruta Teguise - Famara: Los años no pasan
Un paseo por Puerto del Rosario
Ruta El Golfo - Papagayo: la sal de la vida
Siguiendo al sol: playas y piscinas naturales de La Gomera
Barranco Jurado
Una vuelta al Islote de Lobos
5 lugares en Lanzarote donde ver el atardecer
Un paseo por las Salinas de Fuencaliente
5 razones por las que visitar Fuerteventura
Museos y tapas por Santa Cruz de Tenerife
Ruta por el norte de Fuerteventura
El Hierro en un Sendero
Esquinzo en Fuerteventura: de obligado cumplimiento
Santa Cruz, de fortaleza a fortaleza
5 pequeños pueblos que no te puedes perder en Lanzarote
El Hierro en un día (Parte I)
La Montaña - Casa Efigenia
Calas escondidas al sur de Gran Canaria
El Hierro en un día (Parte II)
3 salinas en Lanzarote que no te puedes perder
Un paseo mirando al Roque Nublo
Atardecer en Valle Gran Rey: Una experiencia intemporal
Artículos
relacionados
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Las Cabocas: el agua siempre gana
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
Sendero del Bosque Encantado, magia en Tenerife
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
La Gomera: Garajonay y sus rincones
Temisas, en Gran Canaria: el pueblo que siempre pinté de pequeño
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Running en Lanzarote
10 razones para viajar a El Hierro
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Miradores del Teide, en Tenerife
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
El Hierro en todas las estaciones. “Invierno”
Roque Nublo en Gran Canaria: pasado, presente y futuro
Ruta entre volcanes en Lanzarote
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
El paisaje lunar de Tenerife
El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”
El Time, al encuentro del mar
Senderos de El Hierro. “Ruta del Agua”
Barranco Jurado
Una vuelta al Islote de Lobos
El Hierro en un Sendero
Un paseo mirando al Roque Nublo
Atardecer en Valle Gran Rey: Una experiencia intemporal
www.holaislascanarias.com