ÚLTIMA HORA

Coronavirus (COVID-19) aquí

Del amanecer al crepúsculo: Tenerife en un día

Titular

¿Un plan de la mañana a la noche para no perderte lo mejor de Tenerife? Lo tenemos.

Contenido

Si disponemos de solo un día para conocer Tenerife, hemos de organizar muy bien nuestra agenda para aprovechar al máximo la cantidad de atractivos que nos brinda la isla. Si seguimos este plan podremos disfrutar de Tenerife del amanecer al crepúsculo, conocer sus greatest hits y, cómo no, comer la mar de bien.

Contenido

Empezamos la jornada con una excursión al Parque Nacional del Teide, que tendremos que planificar al dedillo para no perder el tiempo. Tal vez subir al pico más alto de España, de 3715 metros de altitud, no está al alcance de todas las formas físicas, y tampoco dispondríamos de tiempo, pero siempre tendremos la opción de utilizar el teleférico que llega hasta prácticamente la cima, cuyos tickets pueden comprarse online.

Contenido

También podemos optar por recorrer alguno de los senderos de este impresionante espacio natural protegido, o simplemente sentarnos a contemplar la majestuosidad del paisaje, uno de los emblemas de las Islas Canarias. Lo ideal es contratar una de las numerosas empresas que ofrecen servicio de guía, y optar por el pack que más se ajuste a nuestras necesidades (forma física, edades, tiempo, etc.).

Contenido

Conducimos unos 50 minutos hasta La Orotava, una de las localidades más bonitas de la isla, con un casco histórico declarado Conjunto Histórico Artístico. En sus calles se alzan edificios de gran interés patrimonial, desde la hermosa Casa de los Balcones a la Iglesia de la Concepción. Tras un paseo por La Orotava y un almuerzo, con su merecida sobremesa, es un buen momento para poner rumbo a San Cristóbal de La Laguna, lo que nos tomará aproximadamente una media hora.

Contenido

Llegamos a la bonita ciudad de San Cristóbal de La Laguna, Patrimonio de la Humanidad, todo un emblema de la isla por su valiosa arquitectura y sus hermosas callejuelas empedradas. Pero que no nos engañe su aspecto colonial: La Laguna es una ciudad moderna y cosmopolita, con numerosos edificios de gran valor –si tenemos tiempo vale la pena entrar en la Catedral de San Cristóbal– y también tiendas, restaurantes, bares, galerías, museos… Visita obligada.

Contenido

En unos 15 minutos estaremos en la capital, Santa Cruz de Tenerife, donde podemos visitar su centro histórico y aprovechar para descansar en alguna de sus animadas terrazas. Si solo tenemos un par de horas, es recomendable pasear por la calle Castillo, llegar a la Plaza del Príncipe y Plaza España y alcanzar la zona de los museos. Tal vez nos quede un rato para entrar en el siempre animado TEA (Tenerife Espacio de las Artes) y ver qué se cuece en este espacio consagrado al arte contemporáneo.

Contenido

Para cenar, podemos optar por acercarnos a Candelaria, lugar de peregrinación al encontrarse allí la Virgen del mismo nombre, patrona de las Islas Canarias, y admirar su extraordinaria Basílica o las estatuas de bronce de los menceyes guanches (los reyes en la sociedad aborigen de la isla). La oferta gastronómica es más que interesante. Tras un día trepidante, se impone una cena relajada cerca del mar con un buen pescado fresco y una botella de vino, paseíto incluido a la luz de la luna.