Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

Playa de Las Canteras: calidad de vida


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
31 Oct 2016

Esta vez abro el ordenador en un lugar diferente, especial. Estoy en una terraza con vistas. Me rodea un pequeño caos de salud. La gente está alegre, relajada y bronceada. Los hay que corren, pasean, nadan, leen, o simplemente descansan. Me sirven el café y su olor se entremezcla con una brisa de sal marina.

Hoy me ha dado la bienvenida la despreocupación, así que puedo escribir en medio de la ciudad, con bañador, sin camiseta y con gafas de sol. Ahora mismo me encuentro en un paraíso dentro de una ciudad. Estar en Las Canteras escribiendo, con vistas al Atlántico, con el sol dándome plácidamente en la cara y a dos pasos del centro, me hace sonreír. Yo a esto lo llamo calidad de vida.

Playa de Las Canteras

Tal es la longitud de esta hermosa playa urbana de más de tres kilómetros, y donde se levanta en uno de sus extremos el impresionante Auditorio Alfredo Kraus, que guarda un espacio casi para cada público. Recórrela y conócela. El destino te llevará al rincón de la playa que más te guste. Nunca será eso el mayor de los problemas.

Paseo de Las canteras

Podríamos dividir Las Canteras en tres arcos. En el sur, tenemos La Cícer; en el centro, Peña de la Vieja y Playa Chica; y en el norte, Playa Grande y La Puntilla.

La Cícer es la más juvenil, atrevida y canalla. Esta parte de Las Canteras se ha convertido en el lugar de encuentro para los amantes de las olas. Surf, bodyboard y cursillos comparten su algo más de un kilómetro de longitud. Es una zona expuesta al oleaje, por lo que es perfecta para la práctica de estos deportes. En otras muchas ciudades, los surferos deben mirar las condiciones del mar; si está bueno deberán recorrer en coche un buen número de kilómetros para llegar al destino. Aquí no, el tiempo que pasa entre que chequeas las mareas y te metes en el agua es menor al que tardas en desayunar. Por lo que aquí no hay excusas para hacer lo que más te gusta.

Surf en La Cicer

Además, cuando la marea está baja, puede llegar a tener unos ochenta metros de ancho, por lo que es muy habitual ver a grupos de amigos que quedan para jugar al fútbol. Eso sí, suelen hacerlo fuera de horas para que tanto ellos, como los que quieren recostarse simplemente en la arena, puedan disfrutar por igual.

Si seguimos nuestro camino encontraremos Peña de la Vieja y la siempre coqueta Playa Chica. De carácter más íntimo y familiar que La Cícer, puesto que queda protegida por La Barra, una barrera natural de roca volcánica que protege gran parte de la playa del oleaje. Alguna vez, con las “Mareas del Pino” en el mes de septiembre, que dejaron una bajamar pocas veces vista en esta playa, se creó un camino natural que te llevaba desde Playa Chica hasta La Barra, creando una de las estampas más famosas de este lugar. En esta zona se encuentra la mítica heladería Peña de la Vieja, con productos artesanales. Siempre hay gente, porque cuando se está en la playa, apetece un buen helado.

Barra grande

Por último tenemos Playa Grande y La Puntilla, con una extensión de más de un kilómetro. Es la zona más protegida de toda la playa en cuanto a oleaje, puesto que tiene La Barra justo en frente, y la península de La Isleta a la derecha. Tiene un poco de las otras dos. Es tranquila y familiar, pero también muy atractiva para los jóvenes, puesto que esta zona es la que se suele elegir para organizar casi todos los eventos deportivos de playa y también de otro tipo.

La Puntilla, Playa de las canteras

Nota: Si quieres echar un vistazo a estas tres playas por separado, miplayadelascanteras.com tiene webcams en tiempo real. Además, tiene toda la actualidad y noticias acerca de la playa.

Estilo de vida

El aura que rodea esta playa es lo que atrapa. La gente cuando llega está feliz y tranquila. Han dejado sus preocupaciones al otro lado de la ciudad. Parece que en este lado solo cabe evadirse y disfrutar. Y viendo lo que tenemos delante, malo sería que no fuera así.

Las Canteras se aprovecha desde arriba (por el paseo desde el que escribo) o desde abajo en la arena (donde debería estar).

Zona de Peña de la vieja

La avenida es un gimnasio al aire libre. Dada su longitud, es perfecta para salir a correr o caminar, ya que nos lleva desde La Puntilla hasta más allá del Auditorio Alfredo Kraus. Justo aquí hay un pequeño parque de entrenamiento donde se encuentra también una cancha de baloncesto. A lo largo de la avenida hay tiendas y terrazas donde desayunar, comer y cenar, pues esta playa también cuenta con una animada vida nocturna, ¡por variedad que no sea!

Y si en tu calendario de vacaciones te coge el fin de semana por medio, está la llamada “Ruta Playa Viva” (puedes buscar su página en Facebook para enterarte de las noticias del día). Un movimiento de conciertos en las propias terrazas de esta avenida. Tomarte tu tapita con tu cervecita, después de los baños y el sol, a la vez que escuchas música es el fin de fiesta perfecto a tu día de playa.

Anocheciendo en Las Canteras

En la avenida se está muy bien, pero abajo se está mejor. Salir del trabajo, colegio o universidad y tener la posibilidad de darte un baño, hacer surf, paddle surf o piragüismo, ir a correr o nadar en la playa porque estás a tan solo quince minutos de tu casa, es algo que deberíamos tener en cada ciudad del mundo. Además, Las Canteras también acoge los “Juegos de Verano”. Fútbol y voley playa, frisbee, tenis playa, futbvoley, bubblegol, surf, golzinho o crossfit se pueden hacer al aire libre y con vistas al mar. ¿Para qué meternos en el interior si podemos hacer el mismo deporte pero en un entorno mucho más agradable y saludable? Créanme que el sufrimiento aquí se lleva mucho mejor.

Juegos de verano

Mi ordenador quiere que bajemos. Es una máquina pero la calidad de vida creo que sí sabe valorarla, o a lo mejor es que le he educado bien. De cualquier manera me bajo, cierro el ordenador. Lo que me espera en la playa ya se lo pueden imaginar…

 

 

 

 

 

 

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
www.holaislascanarias.com