Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
27 Nov 2017

Me resulta difícil entender cómo, cuando se planea una visita a Lanzarote, Arrecife parece desaparecer del mapa. El municipio más poblado de la isla, con cerca de 60.000 habitantes, no suele llamar la atención de los turistas. Sólo los visitantes cuyos cruceros atracan en el Puerto de Naos, Porto Nao para los isleños, parecen poner sus ojos en la capital isleña.

Pero al margen de lo injusto que nos pueda parecer este hecho, hay un rincón de la ciudad que merece ser rescatado. Hablamos de la zona del Charco de San Ginés y centro de Arrecife.

Un paseo por el Charco de San Ginés en Arrecife y sus alrededores, Lanzarote, Islas Canarias

En este post te voy a proponer 10 razones por las que te enamorarás del Charco y sus inmediaciones. 10 motivos que te harán abrir el corazón y colocar esta ubicación en tu guía.

1. Un retal de Venecia en Lanzarote.

Charco de San Ginés, Arrecife, Lanzarote, Islas Canarias

Es un entorno maravilloso, un espacio que nos recuerda a un pedacito de Venecia, en donde las góndolas se convierten en chalanas y sus gondoleros en antiguos marineros.

2. Al caer la tarde cobra vida.

Una vez se acerca la tarde y empiezan a cerrar los comercios, el Charco comienza a inundarse de gente. No importa el día de la semana, los isleños se sacuden las cargas diarias en las numerosas tascas y restaurantes que rodean la zona. Los espacios se llenan de las risas y las conversaciones de amigos y conocidos, y lo que en la mañana era un remanso de paz y tranquilidad, se convierte horas después en el lugar ideal para sociabilizar.

3. Conocer La Recova, el mercado de Lanzarote.

La Recova, o el antiguo mercado, muestra un pedacito de la historia viva de Lanzarote. Aquí se realizaba el intercambio de productos necesarios para el día a día desde el siglo XIX hasta el XX.

4. La iglesia de San Ginés Obispo y el Arte Sacro en Lanzarote.

La iglesia de San Ginés recuerda a las construcciones que podemos encontrar en la antigua capital, la Villa. Su campanario se puede ver desde todas las partes del Charco. El edificio religioso ha ido creciendo con los años y, como al buen vino, el tiempo le ha hecho bien. Se levantó en 1574 como una pequeña ermita, pero en 1798 se reconvirtió en una iglesia parroquial en honor al patrón de Arrecife, San Ginés.

Iglesia de San Ginés en Arrecife, Lanzarote, Islas Canarias

Quienes disfruten del arte sacro, encontraran en ella todo un espectáculo. Sus muros blancos adornados de piedra volcánica son coronados por un techo de madera estilo mudéjar. En su interior podemos encontrar estatuas del barroco tardío y numerosas obras de arte, destacando un hermoso cuadro de Alberto Manrique que representa la fuente de la vida.

5. El mercado de la plaza de las Palmas.

Todos los sábados, esta pequeña pero coqueta plaza, a la sombra de San Ginés, alberga un mercado de alimentos de la tierra. Fruta, verdura, dulces y quesos de Lanzarote se ponen al alcance de todo el que quiera degustar los productos locales.

Productos frescos en el mercado, Arrecife, Lanzarote, Islas Canarias

6. Despertar la Memoria de Lanzarote.          

Actualmente, la conocida Casa Amarilla es un espacio dedicado a la divulgación del Conocimiento y la Memoria de Lanzarote a través de exposiciones temporales con un denominador común, la isla.

La Casa Amarilla, Arrecife, Lanzarote, Islas Canarias

7. Recorrer el Puente de las Bolas.

Para muchos es el icono de la ciudad de Arrecife. El Puente de las Bolas es una de las vías destinadas a conectar el Castillo de San Gabriel con la costa. Una alfombra roja que nos alcanza hasta nuestro octavo motivo.

El conocido Puente de las Bolas de Arrecife, Lanzarote, Islas Canarias

8. Defender la isla desde el Castillo de San Gabriel.

El Castillo de San Gabriel corona uno de los islotes de la costa de Arrecife. En el siglo XVI, Lanzarote sufría el acoso de la piratería, por lo que esta edificación suponía un lugar de refugio y defensa para sus habitantes frente a los corsarios que provenían del norte de África. Si te acercas a la fortaleza notarás la fuerza y el aplomo que aún transmiten sus muros. Sería increíble escuchar los testimonios de este valiente.

La fortaleza de Arrecife, el Castillo de San Gabriel, Lanzarote, Islas Canarias

9. Disfrutar de la música en el parque José Ramírez Cerdá.

Una réplica fidedigna del antiguo quiosco que en los años 50 se podía ver en el mismo parque. La reproducción de este espacio, donde a menudo se puede disfrutar de conciertos de música clásica o folclórica en directo, ha devuelto a la vida al parque José Ramírez Cerdá.

Parque José Ramírez Cerdá, Arrecife, Lanzarote, Islas Canarias

10. La Calle Real.

El destino perfecto para hacer tus compras y coronar tu viaje. La encontrarás en los mapas por el nombre de calle León y Castillo, pero popularmente y desde tiempos inmemoriales se la conoce como la Calle Real. Se sostiene que su nombre se debe a que por esta calle se recibió a la realeza, pero aun indagando es difícil encontrar registro de dicha visita.

Y si estos diez motivos no son suficientes para que quieras acercarte a Arrecife, te damos uno más: salirte de lo convencional. ¡Vive la isla como lo haría un isleño!

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
www.holaislascanarias.com