Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
17 Oct 2016

La isla de La Palma fue una de las últimas que conocí de las Islas Canarias. Al ser de Gran Canaria, tanto Tenerife como las orientales Lanzarote y Fuerteventura están tan cerquita y el viaje es tan cómodo, que esas son siempre las primeras opciones al elegir destino isleño. Eso sí, desde que fui por primera vez hace unos años a la “Isla bonita”, he cogido carrerilla y ya van varias visitas desde entonces, ¡y pronto seguro que repito!

Santa Cruz de la Palma - La Palma

El detonante del primer viaje fue mi amiga Tere “la de La Palma”: gracias a ella, otra amiga y yo nos dimos un salto a su isla hace ya unos años, prefiero no recordar cuántos. Ese primer viaje a La Palma fue de lo más completo. Nos quedamos en Santa Cruz, la capital de la isla, en la preciosa casa de mi amiga, hicimos la Ruta de los Volcanes, visitamos algunos pueblos con encanto, nos hinchamos a comer dulces, nos bañamos en algunas de las piscinas naturales tan geniales que tiene la isla, salimos a tomar algo e incluso nos quedaron fuerzas para irnos un día de senderismo por la impresionante Caldera de Taburiente. Nunca olvidaré esa Cuesta del Reventón (ni mis piernas tampoco la olvidarán), ni ese baño en las charcas heladas que íbamos encontrando para aliviar el sofoco del camino.

Los rincones de Santa Cruz de La Palma que no te puedes perder

Tanto en ese primer viaje como en los siguientes, he ido apuntando en mi memoria algunos rincones especiales, de esos que no pueden faltar en un día de paseo por la capital de la isla. Para empezar, recomiendo conectar directamente con la historia de esta acogedora ciudad en la Plaza de España: en la misma plaza puedes disfrutar de varios monumentos, empezando por la iglesia matriz de El Salvador, el Ayuntamiento, la fuente… Y todo sin moverte de la misma baldosa, si quieres.

Plaza de España - La Palma

Si prefieres aprovechar la visita para hacer algunas compras, estás en el lugar adecuado: un lateral de la plaza conecta con la Calle Real y allí podrás encontrar todo lo que buscas. Curiosamente, aunque todo el mundo la conozca como la Calle Real, esta realmente son dos calles con otros nombres, la Calle O’Daly y la Calle Pérez de Brito, por si te vas a guiar por los carteles.

Si después de las compras quieres hacer una parada, tanto a la hora del café, como para comer o cenar, uno de mis rincones favoritos es La Placeta, nombre con el que se conoce a la Plaza de Borrero. Por si quieres dar algún apunte histórico a tu acompañante en tu paseo por Santa Cruz de La Palma, puedes aprovechar para explicarle que don Lorenzo Yanes Borrero fue Gobernador de La Palma en el siglo XVI y en esa plaza fue donde vivió, de ahí el nombre. En La Placeta tienes varias cafeterías y restaurantes con terraza, es el lugar perfecto para reponer fuerzas.

La Placeta - La Palma

Después de la parada, podemos seguir con algo de historia por la capital de La Palma. Justo saliendo por un pasillito desde La Placeta en dirección al mar, exactamente al Paseo Marítimo, te encontrarás en uno de los rincones más fotografiados de Santa Cruz de La Palma: sus preciosos balcones de madera de varios estilos, colores y llenos de flores. Es imposible resistirse a la fotogenia que tiene ese lugar, ya verás.

Para completar el día, te recomiendo que te acerques al Museo Naval de Santa Cruz de La Palma o Barco de la Virgen, en el lomo de La Encarnación. Se trata de una curiosa edificación en forma de barco, que tomó además como referencia la Carabela de la Santa María. Es un lugar con mucha historia, que cada cinco años toma protagonismo durante las fiestas de La Bajada, convirtiéndose en escenario teatral para la representación del “Diálogo entre el castillo y la nave”.

Barco de La Virgen - La Palma

Una boda en Santa Cruz de La Palma

Hace poco tuve una buenísima excusa para volver a visitar la “Isla bonita”. Mi amiga Tere, sí, “la de La Palma”, decidió casarse en su tierra, así que esta vez pude hacer mi ruta por la capital en buenísima compañía ¡y con nuestras mejores galas! Los invitados fuimos llegando por la Calle Real y revolucionamos durante unas horas la tranquilidad de Santa Cruz. La boda se celebró en la iglesia de El Salvador, en plena Plaza de España, y allí nos sacamos mil fotos. Después de la boda,entre fotos y esperas antes de irnos a la celebración, aproveché para escaparme a ver mi rincón favorito, La Placeta y los Balcones. Nunca había hecho una ruta turística con vestido de fiesta y tacones, ni creo que repita, pero a mi pequeña ruta, desde ese día, le tengo aún más cariño del que ya le tenía.

Iglesia de San Salvador - La Palma

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
www.holaislascanarias.com