Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
20 Jun 2016

En Tenerife existen algunos parques temáticos muy chulos para ir con o sin peques, que son muy conocidos y cada vez que hemos ido nos lo hemos pasado genial. Sin embargo existen otros no tan conocidos que nos resultan igual de divertidos.

Te cuento cómo fue nuestra ruta un domingo en el que el plan era pasarnos el día de paseo.

Bien de mañana pusimos rumbo al Valle de Güímar, directos a empezar el día en el Parque Etnográfico de las Pirámides de Güímar.

Mi hija ya lo conocía, pues hizo allí un campamento de verano hace un tiempo, pero a menudo descubrimos que va disfrutando de cosas nuevas en los sitios que ya ha visitado de pequeña.

Las Pirámides se encuentran dentro de un parque etnográfico situado en el municipio de Güímar, hacia la zona suroeste de la isla. Cuando llegamos allí nos hicimos con unos planos y nos informamos de cuál sería el mejor recorrido. Comenzamos por las salas de exposiciones donde re-descubrimos historias de aventuras, barcos, aborígenes y construcciones. Pudimos comparar diferentes tipos de pirámides, y pudimos hablar de Egipto, de la Polinesia, de Canarias y América Latina.

Durante el recorrido, mientras caminábamos por las zonas de exposición, jugamos a aprendernos países nuevos y zonas del mundo que no conocíamos.

Al salir de las salas, pasamos un rato por el pequeño parque infantil donde columpios y toboganes siempre son un acierto seguro y la nena jugó mientras nosotros descansamos a la sombra.

Antes de ver las pirámides de cerca, entramos en el auditorio a ver el documental (es cortito y muy bien relatado para que los niños/as no se aburran, al menos nuestra niña no se aburrió). Lo proyectan en varios idiomas y siempre te puedes levantar si ves que tu niño/a se desespera.

Parque etnográfico de las Pirámides de Güimar

El audiovisual nos permitió entender mejor el lugar donde nos encontrábamos y conocer las aventuras de Thor HEYERDAHL y su trascendencia. Resulta que Thor consiguió realizar un viaje a través del Pacífico con una balsa construida de troncos y materiales naturales. Después de más de 4.000 millas llegó a la orilla y demostró que podría haber habido comunicación entre América y la Polinesia mucho antes del Descubrimiento.

Desde el auditorio donde vimos el audiovisual nos fuimos directos a las pirámides y, la verdad, aunque no impresionan mucho, cuando nos explicaron cómo están hechas y conocimos las teorías de Thor Heyerdahl, nos quedamos los tres alucinando un poco.

Una vez en las pirámides, la nena recordó los juegos hechos en el campamento y nos enseñó por dónde se ponía el sol y cómo en el ocaso del solsticio de verano este se alinea con las pirámides.

El parque cuenta con una zona arbolada en la que nos sentamos a media mañana y, antes de salir, recorrimos llenos de intriga el jardín secreto (una zona de acceso gratuito) que está lleno de plantas venenosas.

En fin, no se trata de un parque de atracciones al uso pero está lleno de ideas para imaginar aventuras, es sencillo y cómodo de recorrer. Pasamos la mañana aprendiendo, recordando y descubriendo cosas nuevas.

Salimos de allí con hambre y nos habían recomendado comer “cochino negro” en otro parque cercano… bueno, más que un parque es una especie de Granja de animales y plantas con visita guiada: la Finca el Carretón. Esta se encuentra a 10 minutos de Güímar, en la zona conocida como el Carretón, y es una finca de fruticultura ecológica de 16.000 metros cuadrados, con exposiciones de animales, flora y fauna del medio rural canario. Comimos bastante bien y recorrimos la finca mientras hacíamos la digestión. En el recorrido nos fuimos encontrando con cerdos, vacas, gallinas, pavos, conejos, perros, ovejas, cabras, palomas, hurones, numerosa flora de nuestra tierra y hasta ponis.

En la Finca el Carretón

Nosotras no nos subimos en el paseo en poni que ofrecen en la granja (pero prometimos volver exclusivamente para hacer ese paseo).

La Granja está cuidada y realmente la niña se lo pasó muy bien correteando detrás de las gallinas, viendo cómo alimentaban a las cabras recién nacidas y cómo aplastaban la cochinilla criada en las tuneras.

Empezaba a atardecer y decidimos terminar el día en la Villa de Candelaria, el pueblo más cerca de donde estábamos. Nos fuimos directos a la Avenida Marítima, donde los parques infantiles y las heladerías acompañan el paseo junto al mar.

A lo largo de la avenida hay varios “mini-parques” con toboganes que hacen obligada la parada, algunos son realmente pequeñitos así que la parada se nos hizo cortita y seguimos en busca de nuestro tesoro: “la Heladería el Sueño”, uno de los mejores sitios de helados de la isla.

En la heladería había cola, como casi siempre, pero mereció la pena esperar un poco y llevarnos los tres vasitos: de coco, de huevo kínder y dulce de leche, uno para cada uno.

Antes de que se pusiera el sol divisamos la iglesia de la Virgen de Candelaria a lo lejos y recordamos aquel el día que fuimos hasta allí para corretear por la gran Plaza de la Patrona, contar los monumentos a los guanches y mirar por el catalejo para encontrar ballenas o delfines en la costa.

Observando delfines en la costa

Terminamos la agotadora ruta tomando el rico helado junto al pez volador que decora la Avenida Marítima de Candelaria.

Realmente estos parques temáticos “alternativos” nos enseñaron muchas cosas nuevas,  resultaron fáciles de localizar, muy cómodos para hacer con carritos o con niños pequeños y encontramos sitios donde desayunar, descansar a la sombra, merendar y pasar el día relajados…

Si prefieres llevarte la comida, te recuerdo que dentro del parque de las Pirámides hay un merendero muy cómodo para darle de comer a los más peques. No hay mucha distancia entre pueblos y en 15 minutos nos trasladamos de un sitio a otro.

Y desde luego no hay nada como ver atardecer junto al mar con un buen helado en la mano y un parque de toboganes cerca.  

Escultura pez volador Candelaria

 

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
www.holaislascanarias.com