Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

Siguiendo al sol: playas y piscinas naturales de La Gomera


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Desde el Balcón de Femés
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Ruta entre volcanes en Lanzarote
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
El paisaje lunar de Tenerife
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Ruta por las cervezas artesanales de Lanzarote
Arucas, una joya al norte de Gran Canaria
Un día en San Juan de la Rambla en Tenerife
El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”
Avistamiento de cetáceos en el mar de La Gomera
El Time, al encuentro del mar
Agüimes y Guayadeque, entrando al corazón de Gran Canaria
La magia de las alfombras de La Orotava en Tenerife
Ruta por los faros de Fuerteventura
La Graciosa; di hola a la despreocupación
Ruta costa oeste de Gran Canaria. Esa gran desconocida
Senderos de El Hierro. “Ruta del Agua”
De Playa Nueva a El Charcón
Historias que cuentan los nombres de La Gomera
Los 7 faros de Tenerife
Museos de Lanzarote
Esculturas y parques de Santa Cruz
Nogales, playa de vértigo y magia en La Palma
Ruta Teguise - Famara: Los años no pasan
Un paseo por Puerto del Rosario
Ruta El Golfo - Papagayo: la sal de la vida
Siguiendo al sol: playas y piscinas naturales de La Gomera
Barranco Jurado
Una vuelta al Islote de Lobos
5 lugares en Lanzarote donde ver el atardecer
Un paseo por las Salinas de Fuencaliente
5 razones por las que visitar Fuerteventura
Museos y tapas por Santa Cruz de Tenerife
Ruta por el norte de Fuerteventura
El Hierro en un Sendero
Esquinzo en Fuerteventura: de obligado cumplimiento
Santa Cruz, de fortaleza a fortaleza
5 pequeños pueblos que no te puedes perder en Lanzarote
El Hierro en un día (Parte I)
La Montaña - Casa Efigenia
Calas escondidas al sur de Gran Canaria
El Hierro en un día (Parte II)
Artículos
relacionados
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
Fuerteventura y sus playas
Fuerteventura en (es) Música
Playas de Anaga: espacio de libertad
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
3 rincones con encanto en El Hierro
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
Las otras “playas” de Tenerife
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
Playas de Lanzarote en invierno
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Avistamiento de cetáceos en el mar de La Gomera
Ruta por los faros de Fuerteventura
La Graciosa; di hola a la despreocupación
Ruta costa oeste de Gran Canaria. Esa gran desconocida
De Playa Nueva a El Charcón
Los 7 faros de Tenerife
Nogales, playa de vértigo y magia en La Palma
Ruta Teguise - Famara: Los años no pasan
Ruta El Golfo - Papagayo: la sal de la vida
Esquinzo en Fuerteventura: de obligado cumplimiento
Calas escondidas al sur de Gran Canaria
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
29 Abr 2019

Sentir el sol en la cara, el salitre en la piel, una suave brisa del alisio y el murmullo acompasado de la marea. Hay pocas sensaciones que describan el verano como ésta.

La Gomera es una isla conocida por sus senderos, su laurisilva y sus ricos productos gastronómicos. Pero también posee lugares únicos para darse un chapuzón con los calores del verano. Desde los lugares más visitados hasta los rincones secretos, seguir el sol a lo largo de la costa gomera se convierte en una experiencia más allá de lo sensorial. Desde el este al oeste, la isla nos regala impresionantes calas, piscinas naturales, charcos y playas familiares para elegir donde darnos un buen remojón.

Surfista en Playa del Inglés, La Gomera, Islas Canarias

Amanecer desde Playa Santiago

Amanece en Playa Santiago. Tanto en invierno como en verano, sus suaves temperaturas permiten el baño. Posee una playa urbana de arena negra que en los últimos años ha logrado ostentar la bandera azul. A los baños de sol y de mar le pueden preceder numerosos establecimientos donde degustar un buen desayuno mientras vemos el sol levantarse por el horizonte. Si llegamos pronto a la playa, incluso podremos aprovechar algunos de los parasoles vegetales que salpican la arena, es importante protegerse del exceso de insolación. Una playa familiar, en pleno pueblo, que nos ayuda a levantar el ánimo a primera hora de la mañana.

Playa de San Sebastián, La Gomera, Islas Canarias

Si atravesamos la lomada de Tecina, encontramos tres hermosas playas, diferentes entre sí pero que comparten extrema tranquilidad, aguas cristalinas y privacidad. Se trata de Tapahuga, una playa de callados y que acoge cada año la entrañable fiesta de San Roque; La Playa de El Medio, que en los meses de verano suele tener arena y la Playa de Chinguarime, la más alejada y visitada casi únicamente por “hippies” y nudistas. Un paraíso de desconexión con sabor a mar.

La capital y sus banderas azules

Ya a media mañana apetece ir de compras por la capital. La mayoría de sus pequeñas tiendas se alejan de las habituales franquicias y el paseo se acompaña de buenos lugares de comida y varias playas. La primera y más urbana es la playa de San Sebastián, muy accesible y familiar. Su posición junto al puerto la hace tranquila y sin oleaje.

Junto al puerto, por la parte exterior, se encuentra la playa de La Cueva, que permite una estupenda vista del Teide mientras paseamos por sus alrededores viendo la antorcha olímpica, monumento levantado en conmemoración del paso de dicha antorcha por La Gomera en México 68. Ambas playas urbanas ostentan la bandera azul que representa la limpieza, accesibilidad y dotación de servicios de estas zonas de baño.

Si buscamos algo más salvaje y alejado, es muy recomendable visitar la playa de Abalos. Se llega por la carretera que va desde San Sebastián hasta Puntallana y hay parking. Se trata de un enclave paradisíaco, en el que el fondo del barranco se colma de palmeras y cultivos que llegan hasta la misma playa. Tiene algo de arena y rocas, un agua cristalina y una tranquilidad que pocos visitantes conocen.

Playa de La Villa, La Gomera, Islas Canarias

El norte y sus tesoros

Si el sol del norte de La Gomera asoma en lo más alto del cielo, los bañistas de Hermigua caminan hacia algunas de sus zonas de baño más singulares de la isla.

La playa de La Caleta es una pequeña joya que se encuentra a solo 10 minutos en coche desde el centro del pueblo. Una cala de arena negra acompañada por unas instalaciones de lo más completa: una ermita, un bar, mesas para picnic a la sombra de los tarajales, baños y asadores para poder pasar el día junto a los barquitos de los pescadores.

Refrescándonos al sol del mediodía, La Gomera, Islas Canarias

Pero la estrella del norte es El Peñón. Una piscina natural acompañada de un peñón que, en los días veraniegos de aguas tranquilas, nos demuestra de forma cristalina sus fondos. Aunque la carretera de acceso está en obras desde hace años, en verano se permite el paso para disfrutar de este enclave. Lo más curioso de la experiencia es darse un baño bajo los gigantescos pilares del antiguo pescante, una grúa que permitía cargar los barcos con productos para la exportación hacia Europa.

Aguas cristalinas en El Peñón, Hermigua, La Gomera, Islas Canarias

También la Playa de Santa Catalina es muy querida por las gentes del lugar. En verano, el arenal crece y las fuertes corrientes disminuyen, lo que permite ser disfrutada aunque siempre con mucho cuidado. Se encuentra a la salida del Barranco de Hermigua y los platanales llegan hasta la propia orilla.

El pueblo de Vallehermoso posee una playa de piedras con vistas al antiguo pescante de su costa, pero desde hace años se abre en verano un pequeño parque marítimo con varias piscinas para el disfrute familiar.

También en Vallehermoso se encuentra la playa de la Sepultura. Tiene muy difícil acceso, sin embargo, la playa es fascinante. La arena es rubia y sin corrientes. El arenal te permite caminar una larga distancia sin que el agua te cubra. La playa no tiene ningún servicio y es habitual que la marea traiga a la costa numerosos utensilios pesqueros como redes y boyas que terminan entre las rocas.

Alojera aspiraba a tener su propia zona de veraneo y así surgió el caserío de su playa. Un pequeño núcleo de apartamento con un espigón en el que las cristalinas aguas invitan a saborear el mar entre acantilados. Un chapuzón reconfortante que a la hora de comer siempre abre el apetito. Hay en el lugar un restaurante, El Prisma, donde comer buen pescado, pulpo, lapas, y muchos de los tesoros culinarios únicos de La Gomera.

Espigón en la Playa de Alojera, La Gomera, Islas Canarias

Despedimos al sol desde Valle Gran Rey

Cabe reconocer que si estamos animados a conocer bien La Gomera y sus rincones de costa, muchas de sus mejores playas tienen acceso únicamente por el mar. Una buena idea para visitar lugares especiales es alquilar un pequeño barco para ir visitando las diferentes calas gomeras. Podremos observar lugares totalmente vírgenes, antiguas factorías, arenales inaccesibles, pequeños muelles sin actividad desde hace mucho tiempo y en todos estos lugares nos podremos dar un baño sin ninguna compañía más que el salitre y los peces.

Los mejores atardeceres de La Gomera los disfruta Valle Gran Rey y la elección del lugar para el último baño del día puede estar difícil. Desde la playa del inglés, la más salvaje, ubicada en un entorno protegido y tradicionalmente nudista, hasta el Charco del Conde, urbana, accesible y preferida por los niños y niñas más pequeños, las posibilidades son a cual más atractiva. La playa de Vueltas de aguas tranquilas junto al puerto o el pequeño arenal en la Puntilla bajo la mirada de la escultura de Hautacuperche, héroe aborigen, son otras opciones. Pero mi elección preferida es ver el sol con sus luces rojas iluminando las caras de todos los que miramos al mar esperando el ocaso en la Playa de La Calera.

Atardecer en Playa Calera, Valle gran Rey, La Gomera, Islas Canarias

La Gomera es una isla de llena de secretos y merece la pena descubrir todos estos tesoros que nos hacen disfrutar del mar y el verano. Siguiendo al sol por la costa de La Gomera no podremos pensar en otra cosa que en volver a disfrutarlos.

 

 

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Desde el Balcón de Femés
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Ruta entre volcanes en Lanzarote
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
El paisaje lunar de Tenerife
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Ruta por las cervezas artesanales de Lanzarote
Arucas, una joya al norte de Gran Canaria
Un día en San Juan de la Rambla en Tenerife
El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”
Avistamiento de cetáceos en el mar de La Gomera
El Time, al encuentro del mar
Agüimes y Guayadeque, entrando al corazón de Gran Canaria
La magia de las alfombras de La Orotava en Tenerife
Ruta por los faros de Fuerteventura
La Graciosa; di hola a la despreocupación
Ruta costa oeste de Gran Canaria. Esa gran desconocida
Senderos de El Hierro. “Ruta del Agua”
De Playa Nueva a El Charcón
Historias que cuentan los nombres de La Gomera
Los 7 faros de Tenerife
Museos de Lanzarote
Esculturas y parques de Santa Cruz
Nogales, playa de vértigo y magia en La Palma
Ruta Teguise - Famara: Los años no pasan
Un paseo por Puerto del Rosario
Ruta El Golfo - Papagayo: la sal de la vida
Siguiendo al sol: playas y piscinas naturales de La Gomera
Barranco Jurado
Una vuelta al Islote de Lobos
5 lugares en Lanzarote donde ver el atardecer
Un paseo por las Salinas de Fuencaliente
5 razones por las que visitar Fuerteventura
Museos y tapas por Santa Cruz de Tenerife
Ruta por el norte de Fuerteventura
El Hierro en un Sendero
Esquinzo en Fuerteventura: de obligado cumplimiento
Santa Cruz, de fortaleza a fortaleza
5 pequeños pueblos que no te puedes perder en Lanzarote
El Hierro en un día (Parte I)
La Montaña - Casa Efigenia
Calas escondidas al sur de Gran Canaria
El Hierro en un día (Parte II)
Artículos
relacionados
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
Fuerteventura y sus playas
Fuerteventura en (es) Música
Playas de Anaga: espacio de libertad
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
3 rincones con encanto en El Hierro
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
Las otras “playas” de Tenerife
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
Playas de Lanzarote en invierno
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Avistamiento de cetáceos en el mar de La Gomera
Ruta por los faros de Fuerteventura
La Graciosa; di hola a la despreocupación
Ruta costa oeste de Gran Canaria. Esa gran desconocida
De Playa Nueva a El Charcón
Los 7 faros de Tenerife
Nogales, playa de vértigo y magia en La Palma
Ruta Teguise - Famara: Los años no pasan
Ruta El Golfo - Papagayo: la sal de la vida
Esquinzo en Fuerteventura: de obligado cumplimiento
Calas escondidas al sur de Gran Canaria
www.holaislascanarias.com