Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

De vinos por Fuencaliente de La Palma


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
05 Jun 2017

Debe ser una premonición, porque encuentro a Los Canarios sepultado por la bruma. A 700 metros de cota, es el núcleo urbano más alto de la isla, así que la estampa no es inusual. Sin embargo, me ha tocado un alisio fuerte, en el que las nubes no son jirones algodonosos sino columnas macizas preñadas de agua. De vez en cuando arrecia el chipi-chipi, que es como los autóctonos llamamos a la llovizna. No puede ser casualidad: me vengo de vinos a Fuencaliente y me toca un tiempo bodeguero.

Mil 7 ochenta y nueve: el nuevo chico del barrio

“Como hace calor, hay que vigilar al mildiu”, dice Eduardo Pérez. Incluso con bruma, sin embargo, en estas fechas el hongo es una amenaza leve y Eduardo espera controlarlo con las técnicas de la agricultura ecológica.

Mil 7 ochenta y nueve es la marca de esta bodega, que como su dueño tiene un punto de rebeldía naif. El nombre viene de la película “Lugares comunes” (2002), pues así bautizaron a su finca los libertarios personajes de Federico Luppi y Mercedes Sampietro. Por eso lo de recitar el año a lo argentino.

Botellas "Mil 7 ochenta y nueve", Fuencaliente, La Palma, Islas Canarias

Eduardo llegó a la Denominación de Origen diez años después de aquel estreno. Desde entonces aporta dos vinos bautizados como sus abuelas: Blanco Marina (listán blanco, malvasía y bujariego) y Tinto Esperanza (negramoll, tintilla, castellana y listán negro).

Estos días trabaja en Aicá Maragá, un sello que distingue a las elaboraciones pasadas por madera. Cuatro meses en barrica contemplan a las primeras partidas bajo esta denominación, que se traduce por “¡Sed bienvenidos!” y nace de una poesía prehispánica.

Matías i Torres: de Fuencaliente al mundo

En Victoria Torres (Viki) late también la seductora energía de los idealistas. Vivaz y risueña, llegó al negocio en 2010 aunque a lomos de una tradición familiar. Tras siete años guerreros –mujer en un mundo tradicional y masculino, valga la redundancia– sus etiquetas alcanzan hoy España, Alemania, Francia, Suecia, Estados Unidos y Japón.

Lagar Matías i Torres, Fuencaliente, La Palma, Islas Canarias

Entre sus siete referencias se cuentan dos de mis debilidades. Una es Minúscula, una colección numerada de vinificaciones experimentales con etiquetas artísticas. Unas veces han sido acuarelas, otras bordados artesanales y en la última edición dibujos infantiles dedicados a su sobrino. No conseguí arrancarle prenda de lo que nos espera en la próxima pero, créanme, merecerá la pena.

Lo que sí embotellará este año es Las Machuqueras, un vino blanco de parcela. Nace de un puñado de cepas de listán que se aferran a una tira pedregosa al suroeste de la bodega. Son vides con una edad media de 70 años, que reptan para escapar al viento y transmiten al fermentado final una mineralidad gloriosa.

Bodegas Carballo: tradición y premios

Este negocio familiar se remonta al siglo XIX. El apellido rebosa de premios, con malvasías cercanos a los 100 puntos en la Guía Peñín. En su catálogo brillan estos legendarios vinos naturalmente dulces, pero también los tintos, otros blancos (secos, semisecos y semidulces) y algún rosado.

Barricas Bodegas Carballo, Fuencaliente, La Palma, Islas Canarias

Las degustaciones (de martes a sábado, de 11:00 a 19:00 horas) se pueden enriquecer con una muy recomendable visita a la bodega. Mientras pasan de una nave a otra, no olviden fijarse en una pequeña claraboya de cristal. En sus entrañas está uno de los secretos de la vinificación tradicional: un tubo volcánico subterráneo, cuyo frescor natural ejercía como aire acondicionado.

La segunda sala la presiden otros dos detalles centenarios. En el centro veremos un lagar de madera que todavía se usa para los malvasías. Y, en un lateral, una barrica rotulada en La Habana, lo que se explica por un peculiar sistema de comercio transatlántico. En la ida hacia el Caribe viajaba cargada de vino de Canarias. En la vuelta, de ron antillano.

Teneguía: en la variedad está el gusto

Es la mayor bodega de la isla y por tanto la que más tipos de vinos trabaja. Recibe uvas de los cuatro puntos cardinales y por eso su catálogo permite explorar la veintena de varietales reconocidos por la Denominación de Origen.

Me recibió Diego, el responsable del punto de venta, que además de vino por copas ofrece libros, folletos e información turística de todo tipo. Abre los siete días de la semana (hasta las 18:00 horas los laborables y hasta las 13:00 los sábados y domingos). Aparte de la degustación se puede contratar también una visita a la bodega, que no necesita reserva previa y arranca todos los días a las 12:30.

Vinos de Teneguía, La Gota,  La Palma, Islas Canarias

De los muchos vinos de Teneguía, mencionaré dos. Uno es La Gota, un blanco con alma de tinto que rara vez falta en mis cenas. Lleva listán blanco, bujariego, albillo y negramoll. Para ocasiones más especiales interesa también el Malvasía Aromática Estelar 1996, que por su vigésimo aniversario fue elegido Mejor Vino de Canarias por la Guía Repsol y Vino del Año por el portal especializado del diario El Mundo.

La Casa del Volcán: el broche final

Si la sobriedad aguanta estas cuatro visitas –lo cual no es imposible si uno se modera– este restaurante es la guinda perfecta para la jornada. En primer lugar porque es también una bodega adscrita a la Denominación de Origen, merced a un muy interesante blanco arrancado a las viñas de bujariego que preceden a la fachada principal.

La Casa del Volcán, La Palma, Islas Canarias

David Lana es su chef y su alma máter, además del copropietario de este elegante edificio. Vive de hecho sobre su lugar de trabajo y cuenta con la complicidad familiar para sacar el negocio adelante. Cocinero de vocación, en el 2009 decidió liarse la manta a la cabeza y cambiar los papeles por los fogones.

Bajo petición organiza catas a la carta y no me arriesgo mucho al decir que cuenta con la mayor cantidad de referencias enológicas propias de la isla. De norte a sur y de este a oeste, no hay casi ningún vino de La Palma que no podamos probar aquí. Si a ello añadimos una carta basada en la cocina canaria y los productos kilómetro cero, solo me resta desearles buen provecho. Que ustedes lo coman –y lo beban– bien.

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
www.holaislascanarias.com