Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Artículos
relacionados
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Las Cabocas: el agua siempre gana
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
Sendero del Bosque Encantado, magia en Tenerife
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
La Gomera: Garajonay y sus rincones
Temisas, en Gran Canaria: el pueblo que siempre pinté de pequeño
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
26 Mar 2018

Existe un rincón en Tenerife que me conquista cada vez que lo visito. Es un pequeño pedazo de paraíso en la tierra, un vergel digno de las Hespérides. En el norte de Tenerife, entre el Puerto de la Cruz y la playa del Socorro de Los Realejos, reposa en el fondo de un barranco un jardín que merece la pena ser visitado con los cinco sentidos, que merece ser vivido.

A estas alturas de año, el calendario se va desperezando y la primavera despierta, crecen las ganas de salir, de pasear al aire libre. El buen tiempo nos hace más intrépidos. Ese impulso catalizador nos hace ir cambiando los domingos de “peli y manta” por experiencias más activas. Para poder alimentar esas ganas de aire libre hay numerosas opciones de paseos en el norte de Tenerife, pero mi opción favorita, la que me tiene el corazón ganado, es este pequeño vergel llamado Rambla de Castro.

Camino a la Gordejuela, Tenerife, Islas Canarias

El camino parte desde el Hotel Maritim, en el Puerto de la Cruz, junto al barrio de Punta Brava. Justo al comienzo nos encontramos un panel informativo que nos indica que nos disponemos a aprender muchas cosas curiosas e interesantes durante todo el recorrido. Además, no hay pérdida, desde el primer cartel que dice “hacia el mirador de San Pedro y La Casona”, todo el recorrido está muy bien señalizado.

A los pies del camino vemos la playa de Los Roques, una playa de cayados presidida por un enorme peñasco y que sólo nos revela su arena durante los meses de verano. El camino en este tramo muestra un completo ejemplo bien avenido de vegetación costera, paisajes pétreos y de construcciones turísticas.

La Gordejuela, ruina singular

Pasada la urbanización de La Romántica, al llegar a un recodo del camino, aparece ante nosotros un enorme edificio en ruinas llamado La Gordejuela. Tanto el Puerto de la Cruz como otros pueblos del norte se abastecían de los manantiales costeros que abundan en esta zona. En 1903 se construyó La Gordejuela, un antiguo elevador de aguas, una edificación que albergaba una máquina de vapor con la que se remontaba el caudal de agua recogida. Impone el tamaño de su estructura abandonada y la pronunciada pendiente sobre la que se asienta. No es de extrañar que sea una de las vistas más fotografiadas de Tenerife por su enorme singularidad.

La Gordejuela, Tenerife, Islas Canarias

Poco después, por este camino rodeado de palmeras canarias, cardones, tabaibas y pequeños dragos, encontramos una vereda que desciende a la segunda playa de nuestro recorrido. La Fajana es una playa muy poco transitada, muy tranquila. Resguardada por un escarpado acantilado, los nacientes de agua dulce pintan de verdor las rocas. En verano, cuando las tranquilas mareas cálidas depositan la arena en la orilla, se convierte en una de las playas más paradisíacas de Tenerife.

Continuando con el sendero se llega al Fortín de San Fernando, una pequeña construcción defensiva erigida a finales del siglo XVIII. Nos encontramos con la sorpresa de que el acceso está cortado y no podemos llegar hasta sus cañones, el camino requiere mantenimiento. Se cuenta que anduvieron por estos lares afamados piratas que asaltaban las embarcaciones que partían rumbo a la península y América, así que en 1808 la familia Bethencourt y Castro ordenó construir una tronera compuesta por cinco cañones, de los que actualmente se conservan tres.

Fortín de San Fernando, Tenerife, Islas Canarias

Aún hoy, y sin poder acceder al fortín, me gusta cerrar los ojos y escuchar el batir de las olas, el canto de los pájaros, notar la brisa que trae salitre a mi rostro e imaginarme los barcos piratas fondeados frente la playa de Rambla de Castro a la espera del mejor momento para el ataque. Me imagino los cinco cañones del fortín tronando intimidantes. Es muy fácil imaginarse todo aquello en la pequeña cápsula del tiempo en el que se ha convertido este paraje.

Exuberante vegetación en Rambla de Castro

La Rambla de Castro siempre fue un lugar de extraordinaria riqueza. Tras la conquista de la isla, D. Hernando de Castro estableció aquí su hacienda. Inicialmente la finca se dedicó al cultivo de la caña de azúcar, aunque después se entregaría a la vid. La gran riqueza de la Rambla de Castro era la abundancia de agua que dejó reflejada el viajero Adolph Coquet en sus escritos “… manantiales que brotaban por todas partes, uniendo su dulce murmullo al ruido de las olas…”. El naciente principal es llamado “La Madre del Agua” y se rodea de una arboleda de característicos aromas y colores.

Señales del sendero, Rambla de Castro, Tenerife, Islas Canarias

Se trata de un paseo muy bien acondicionado, accesible y en el que te sueles encontrar a otros paseantes que aprovechan sus domingos para una caminata familiar, para pasear a sus mascotas o simplemente para respirar la brisa marina. Con suerte incluso puedes encontrar algún rodaje. Este lugar ya ejerció de plató cinematográfico para escenas de la primera versión de Moby Dick y también fue escenario de la acción del agente 007. Últimamente se ha convertido en viral un video rodado con dron y que ha llevado las imágenes de la Gordejuela y su entorno hasta el último rincón del planeta virtual.

De frente nos encontramos la Casona de los Castro, imponente edificación tradicional que otea el paisaje y cuya existencia se remonta a los tiempos de la conquista de la isla, cuando el Adelantado Fernández de Lugo recompensó a Hernando Castro por su colaboración en la conquista de Tenerife. Actualmente es la sede de un aula de la naturaleza municipal, así que no es de extrañar ver a grupos de escolares revolotear por la zona, aprendiendo a conocer y proteger el medioambiente en el mejor marco posible.

La Casona de los Castro, Tenerife, Islas Canarias

Después de visitar la Casona subimos hacia el mirador San Pedro, donde nos encontramos la ermita del mismo nombre construida en el siglo XVI. El camino está salteado por una vegetación exuberante y el tono azul del basalto de la calzada parece combinar a la perfección con el azul del océano Atlántico y los cielos despejados con los que nos suele obsequiar la primavera.

Ermita de San Pedro, Tenerife, Islas Canarias

Por último nos queda alcanzar la conocida playa del Socorro donde nos disponemos a reponer fuerzas mientras presenciamos el espectacular atardecer del norte de Tenerife. Los jóvenes surferos cabalgan las olas casi hasta la noche. Los miramos con condescendencia desde la terraza mientras degustamos unos calamares fritos y una cerveza fría.

Atardecer en la playa del Socorro, Tenerife, Islas Canarias

La llegada de la energía primaveral invita a pasear por este pequeño espacio protegido atravesado por suaves senderos, frondosa vegetación, chorros, tajeas borboteantes, playas vírgenes, miradores, paradigmas de la arquitectura tradicional canaria y ecos históricos. Un paseo dominguero por los senderos que atraviesa la costa desde el Puerto de la Cruz hasta la playa del Socorro suele convertirse en la mejor alternativa al plan de “peli y manta”.

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Artículos
relacionados
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Las Cabocas: el agua siempre gana
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
Sendero del Bosque Encantado, magia en Tenerife
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
La Gomera: Garajonay y sus rincones
Temisas, en Gran Canaria: el pueblo que siempre pinté de pequeño
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
www.holaislascanarias.com