Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Desde el Balcón de Femés
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Ruta entre volcanes en Lanzarote
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
El paisaje lunar de Tenerife
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Ruta por las cervezas artesanales de Lanzarote
Arucas, una joya al norte de Gran Canaria
Un día en San Juan de la Rambla en Tenerife
El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”
Avistamiento de cetáceos en el mar de La Gomera
El Time, al encuentro del mar
Agüimes y Guayadeque, entrando al corazón de Gran Canaria
La magia de las alfombras de La Orotava en Tenerife
Ruta por los faros de Fuerteventura
La Graciosa; di hola a la despreocupación
Ruta costa oeste de Gran Canaria. Esa gran desconocida
Senderos de El Hierro. “Ruta del Agua”
De Playa Nueva a El Charcón
Historias que cuentan los nombres de La Gomera
Los 7 faros de Tenerife
Museos de Lanzarote
Esculturas y parques de Santa Cruz
Nogales, playa de vértigo y magia en La Palma
Ruta Teguise - Famara: Los años no pasan
Un paseo por Puerto del Rosario
Ruta El Golfo - Papagayo: la sal de la vida
Siguiendo al sol: playas y piscinas naturales de La Gomera
Barranco Jurado
Una vuelta al Islote de Lobos
5 lugares en Lanzarote donde ver el atardecer
Un paseo por las Salinas de Fuencaliente
5 razones por las que visitar Fuerteventura
Museos y tapas por Santa Cruz de Tenerife
Ruta por el norte de Fuerteventura
Artículos
relacionados
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
Fuerteventura y sus playas
Fuerteventura en (es) Música
Playas de Anaga: espacio de libertad
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
3 rincones con encanto en El Hierro
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
Las otras “playas” de Tenerife
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
Playas de Lanzarote en invierno
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Avistamiento de cetáceos en el mar de La Gomera
Ruta por los faros de Fuerteventura
La Graciosa; di hola a la despreocupación
Ruta costa oeste de Gran Canaria. Esa gran desconocida
De Playa Nueva a El Charcón
Los 7 faros de Tenerife
Nogales, playa de vértigo y magia en La Palma
Ruta Teguise - Famara: Los años no pasan
Ruta El Golfo - Papagayo: la sal de la vida
Siguiendo al sol: playas y piscinas naturales de La Gomera
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
09 Abr 2018

Los proíses o poríses están desperdigados por toda la costa norte de La Palma. Se trata de pequeños amarres construidos para facilitar el atraque de embarcaciones de cabotaje y que durante siglos funcionaron como la vía de comunicación preferente para la abrupta mitad septentrional de la isla. El de Tijarafe es uno de los más reconocibles, por articular un espectacular conjunto de casas-cueva adheridas al acantilado.

Casetas en el Porís de Tijarafe, La Palma, Islas Canarias

Tres vías terrestres y una marina

Hay cuatro maneras de acceder al Porís. La primera es por carretera, mientras que la segunda y la tercera implican hacer uso de la Red Insular de Senderos y la cuarta es puramente marítima.

Sendero que conduce al Porís de Tijarafe, La Palma, Islas Canarias

El acceso con vehículo es recomendable solo si se está dispuesto a asumir que la vía en cuestión es estrecha y pendiente, en constante coqueteo con las paredes laterales del monumental barranco Jurado (también llamado Jorado por ciertas oquedades en sus márgenes). En cuanto a los senderos, hablamos de los dos ramales del PR LP 12.2, que sobre el mapa dibujan una ruta circular que nace y muere en el pueblo de Tijarafe pero cuyas secciones podemos combinar a nuestro antojo. La última de las opciones pasa por aprovechar las excursiones marítimas que salen del puerto de Tazacorte, aunque en ese caso el viaje se hace por mar tanto a la ida como a la vuelta.

Yo elegí una versión híbrida y perezosa, que pasa por acercarse en coche hasta el borde sur del barranco (Mirador del Jurado) para luego bajar y subir caminando desde allí. Advertido queda el lector que la distancia horizontal y la vertical no son nada equivalentes, por lo que conviene reservar un mínimo de tres horas para que en la excursión no se nos atragante el retorno.

La ermita de El Buen Jesús

La primera parada recomendable está nada más iniciar el descenso, a apenas cien metros de la carretera LP-1. Se trata de la ermita de El Buen Jesús, declarada como Bien de Interés Cultural en 1997.

Ermita de El Buen Jesús, Tijarafe, La Palma, Islas Canarias

Desde el exterior es un edificio sencillo, a la vez recio y delicado, rematado por un campanario que parece de juguete. La única nave es rectangular y carece de ventanas, con una única puerta orientada al poniente, es decir, que el interior permanece a oscuras hasta casi el ocaso.

En la puerta se ha practicado una pequeña abertura enrejada e instalado un sistema de iluminación alimentado por monedas, que sin embargo no funcionaba cuando pasé por allí. Nada que no podamos solucionar, a efectos básicos, con la misma linterna del móvil.

El sendero y la playa

El trazado está bien definido y tiene hechuras antiguas. Hay algunos restos arqueológicos por la zona, que indican que esta misma ruta ya fue utilizada por los awaras o behahoaritas, la cultura prehispánica propia de la isla.

Sendero que conduce al Porís de Tijarafe, La Palma, Islas Canarias

A lo largo de los siglos, este camino empedrado ha lubricado la economía tijarafera. Por el Porís entraban y salían mercancías y personas, que además aprovechaban el tránsito para intercambiar los productos propios de la costa y el interior. Allí se explotaba además un pozo de agua salobre, que en las épocas de sequía servía de salvaguarda para los vecinos y sus ganados.

Acceder desde el sur, como hizo un servidor, nos ofrece la oportunidad de asomarnos a una pequeña playa de callaos. No obstante, conviene tomar precauciones, ya que carece de vigilancia y las corrientes pueden ser bastante traicioneras. Como siempre en estos casos, mejor pecar por defecto que por exceso y por supuesto jamás adentrarnos solos en el agua.

Cartel de bienvenida al Porís de Tijarafe, La Palma, Islas Canarias

Entrando a la cueva

Un tramo delimitado por una cuerda que hace de quitamiedos franquea la entrada al barrio. Ya se huele el salitre en el ambiente y sin embargo no hay ni rastro de las construcciones, lo que potencia aún más la inverosimilitud del conjunto.

Paseo de entrada al Porís de Tijarafe, La Palma, Islas Canarias

Por fin un giro, una placa que nos recuerda el carácter cuasi centenario del sendero (se construyó en 1921) y los ojos que no dan crédito: un puñado de viviendas se acurrucan a pie de risco, protegidas por una oquedad natural que las aleja del batiente.

Vista general del Porís de Tijarafe, La Palma, Islas Canarias

La arquitectura aprovecha y se adapta a las limitaciones que impone el terreno, en una exhibición de recursos humildes pero inteligentes. Las viviendas están parcialmente excavadas sobre el acantilado, de forma que no asoman más que lo imprescindible. Y la mayoría se alza sobre columnas que intuyo cumplen una doble función: alejarse de las olas engrosadas por las tormentas y servir de dique seco para las pequeñas embarcaciones de bajura.

Todo el poblado tiene un aire indiscutiblemente marinero, como certifica la presencia de la virgen del Carmen. La patrona de las gentes del mar, cuya festividad se celebra en el mes de julio, encuentra su abrigo en una coqueta hornacina, vestida de mimos y siemprevivas.

Virgen del Carmen, Porís de Tijarafe, La Palma, Islas Canarias

Hoy el mar está tranquilo, pero me sobrecoge pensar en lo que puede llegar a agitarse. Por eso mismo esta zona es de ocupación sobre todo estival y durante mi visita encuentro que la mayor parte de las casetas están cerradas. Sin embargo, guardo recuerdos muy distintos de otras ocasiones anteriores, con sandalias en los pies y el bañador como único uniforme. Tardes perezosas y cálidas, escuchando o participando de alborotadas paellas comunales.

El Porís mira al poniente, así que el momento ideal para dejarse caer por aquí es cuando está muriendo el día. El sol se sumerge anaranjado en la distancia y sobre el risco rebotan los gritos excitados de los críos, que se zambullen con acrobacias imposibles para sus mayores. Hoy estos recuerdos quedan confinados a la memoria, pero me conjuro para volver a materializarlos tras el solsticio.

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Desde el Balcón de Femés
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Ruta entre volcanes en Lanzarote
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
El paisaje lunar de Tenerife
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Ruta por las cervezas artesanales de Lanzarote
Arucas, una joya al norte de Gran Canaria
Un día en San Juan de la Rambla en Tenerife
El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”
Avistamiento de cetáceos en el mar de La Gomera
El Time, al encuentro del mar
Agüimes y Guayadeque, entrando al corazón de Gran Canaria
La magia de las alfombras de La Orotava en Tenerife
Ruta por los faros de Fuerteventura
La Graciosa; di hola a la despreocupación
Ruta costa oeste de Gran Canaria. Esa gran desconocida
Senderos de El Hierro. “Ruta del Agua”
De Playa Nueva a El Charcón
Historias que cuentan los nombres de La Gomera
Los 7 faros de Tenerife
Museos de Lanzarote
Esculturas y parques de Santa Cruz
Nogales, playa de vértigo y magia en La Palma
Ruta Teguise - Famara: Los años no pasan
Un paseo por Puerto del Rosario
Ruta El Golfo - Papagayo: la sal de la vida
Siguiendo al sol: playas y piscinas naturales de La Gomera
Barranco Jurado
Una vuelta al Islote de Lobos
5 lugares en Lanzarote donde ver el atardecer
Un paseo por las Salinas de Fuencaliente
5 razones por las que visitar Fuerteventura
Museos y tapas por Santa Cruz de Tenerife
Ruta por el norte de Fuerteventura
Artículos
relacionados
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
Fuerteventura y sus playas
Fuerteventura en (es) Música
Playas de Anaga: espacio de libertad
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
3 rincones con encanto en El Hierro
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
Las otras “playas” de Tenerife
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
Playas de Lanzarote en invierno
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Avistamiento de cetáceos en el mar de La Gomera
Ruta por los faros de Fuerteventura
La Graciosa; di hola a la despreocupación
Ruta costa oeste de Gran Canaria. Esa gran desconocida
De Playa Nueva a El Charcón
Los 7 faros de Tenerife
Nogales, playa de vértigo y magia en La Palma
Ruta Teguise - Famara: Los años no pasan
Ruta El Golfo - Papagayo: la sal de la vida
Siguiendo al sol: playas y piscinas naturales de La Gomera
www.holaislascanarias.com