Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Desde el Balcón de Femés
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Ruta entre volcanes en Lanzarote
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
El paisaje lunar de Tenerife
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Ruta por las cervezas artesanales de Lanzarote
Arucas, una joya al norte de Gran Canaria
Un día en San Juan de la Rambla en Tenerife
El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”
Avistamiento de cetáceos en el mar de La Gomera
El Time, al encuentro del mar
Agüimes y Guayadeque, entrando al corazón de Gran Canaria
La magia de las alfombras de La Orotava en Tenerife
Ruta por los faros de Fuerteventura
La Graciosa; di hola a la despreocupación
Ruta costa oeste de Gran Canaria. Esa gran desconocida
Senderos de El Hierro. “Ruta del Agua”
De Playa Nueva a El Charcón
Historias que cuentan los nombres de La Gomera
Los 7 faros de Tenerife
Museos de Lanzarote
Esculturas y parques de Santa Cruz
Nogales, playa de vértigo y magia en La Palma
Ruta Teguise - Famara: Los años no pasan
Un paseo por Puerto del Rosario
Ruta El Golfo - Papagayo: la sal de la vida
Siguiendo al sol: playas y piscinas naturales de La Gomera
Barranco Jurado
Una vuelta al Islote de Lobos
5 lugares en Lanzarote donde ver el atardecer
Un paseo por las Salinas de Fuencaliente
5 razones por las que visitar Fuerteventura
Museos y tapas por Santa Cruz de Tenerife
Ruta por el norte de Fuerteventura
El Hierro en un Sendero
Esquinzo en Fuerteventura: de obligado cumplimiento
Santa Cruz, de fortaleza a fortaleza
5 pequeños pueblos que no te puedes perder en Lanzarote
El Hierro en un día (Parte I)
La Montaña - Casa Efigenia
Calas escondidas al sur de Gran Canaria
El Hierro en un día (Parte II)
3 salinas en Lanzarote que no te puedes perder
Un paseo mirando al Roque Nublo
Atardecer en Valle Gran Rey: Una experiencia intemporal
Artículos
relacionados
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Las Cabocas: el agua siempre gana
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
Sendero del Bosque Encantado, magia en Tenerife
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
La Gomera: Garajonay y sus rincones
Temisas, en Gran Canaria: el pueblo que siempre pinté de pequeño
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Running en Lanzarote
10 razones para viajar a El Hierro
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Miradores del Teide, en Tenerife
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
El Hierro en todas las estaciones. “Invierno”
Roque Nublo en Gran Canaria: pasado, presente y futuro
Ruta entre volcanes en Lanzarote
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
El paisaje lunar de Tenerife
El Time, al encuentro del mar
Senderos de El Hierro. “Ruta del Agua”
Barranco Jurado
Una vuelta al Islote de Lobos
El Hierro en un Sendero
Un paseo mirando al Roque Nublo
Atardecer en Valle Gran Rey: Una experiencia intemporal
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
11 Mar 2019

Ya había hablado en otro post sobre el hecho de que no existe el mejor momento para visitar esta isla, que hay que ver El Hierro en todas las estaciones, ¿cómo no? también en primavera. No te puedes perder esta estación si eres de los que adoran caminar y jamás se dejan su cámara atrás. Eso sí, también te aseguro que la mejor imagen no te la llevarás en la memoria de tu móvil ni en la tarjeta de tu cámara. Irá directa a tu retina, y de ahí sin pausa se instalará a ese rincón de tu cerebro donde atesoras tus recuerdos más valiosos. Y es que, querido amigo, la primavera en esta isla pide que abras los brazos, respires hondo, inhales el frescor del aire y te dejes llevar por el festival de colores que vas a tener delante.

Tunera en flor, El Hierro, Islas Canarias

Pero no son sólo las flores la razón para venir, hay muchísimas mas: las horas de luz, las temperaturas que suben fuera y dentro del agua, el calor en las piedras de las piscinas naturales, el aire freso en las cumbres, el color de la lava al sol…

Pinar, El Hierro, Islas Canarias

Es cierto aquello de “la primavera la sangre altera”. Nos lo dice el verde, las abejas, las ovejas pidiendo “esquilada”, los corderos y los cabritos, los caballos y los burros que pasan de pastar, a correr y brincar. También dicen que en primavera estamos más cansados. ¿Puede ser que lo que ocurre es que en primavera el cuerpo pide vacaciones? Piénsatelo, porque probablemente lo que te está pidiendo son unos días inolvidables en El Hierro.

Vistas costa de La Frontera, El Hierro, Islas Canarias

Eso si, seamos realistas: unas vacaciones no bastan para conocer y disfrutar de todas y cada una de los cientos de razones que hay para visitar El Hierro en primavera, así que, ¿qué tal si te cuento cinco a modo de aperitivo, para abrir el apetito de unas vacaciones en la más occidental de las Islas Canarias? Allá van:

Cinco razones para visitar El Hierro en primavera

1. Las horas de luz. Los días empiezan a crecer y eso significa más horas para recorrer los rincones de El Hierro. Pero no es sólo una cuestión de tiempo, en primavera la luz es diferente, perfecta, más intensa que en invierno y sin deslumbrar como en verano. Amantes de la fotografía, sin discusión, primera razón para venir con la cámara a inmortalizar sensaciones.

Vistas costa de Las Playas, El Hierro, Islas Canarias

Sendero en primavera, El Hierro, Islas Canarias

2. Un baño primaveral en cualquiera de las piscinas naturales que rodean la costa herreña. Y es que, cada minuto que se alargan las tardes, es un minuto más para disfrutar del sol y el mar, créeme, esos minutos de más saben a gloria bajo el sol de primavera y cerca del Atlántico.

La Maceta, El HIerro, Islas Canarias

Piscinas naturales de La Maceta, El Hierro, Islas Canarias

3. Ir a caminar por las zonas de cumbre y sentir el aire fresco, pero con una temperatura perfecta. Eso sí, de todos modos, siempre es mejor llevarse un chubasquero ligero en la mochila, nunca se sabe cuándo llega el alisio con la nube que nos trae la lluvia horizontal entre los 700 y los 1000 metros. El Fayal – Brezal y la Laurisilva nunca se secan, y con sol todo se ve diferente.

Senderismo en primavera, El Hierro, Islas Canarias

Sendero en primavera, El Hierro, Islas Canarias

4. El color de la lava, el reflejo del sol en los lajiales, el brillo azabache de las lavas cordadas y la posibilidad de descubrir pequeñas flores que se abren paso a través de las rocas. Este es el mejor momento para descubrir que el paisaje volcánico no es negro y árido, de ninguna de las maneras. Se combinan colores diversos y la vida también en posible entre las piedras.

Flores en la lava, El Hierro, Islas Canarias

Flor en El Lajial, El Hierro, Islas Canarias

5. Y si el postre es lo mejor de la comida, yo he dejado también para el final la mejor parte: las amapolas en Nisdafe. Si Francia tienen campos impresionantes de lavanda, aquí en El Hierro, tenemos nuestros campos de amapolas rojas, que, por supuesto, son menores en extensión, pero que te dejarán sin palabras. Parece que alguien tienda alfombras por la noche para que por la mañana todos podamos disfrutar de la explosión de color que entremezcla rojo, amarillo y violeta en una armonía perfecta. Tendrás la sensación de estar viendo un cuadro pintado al óleo y te invadirá el deseo de parar el coche y tumbarte entre tantas flores a respirar aire puro.

Meseta de Nisdafe, El Hierro, Islas Canarias

Amapolas en Nisdafe, El Hierro, Islas Canarias 

¿Qué me dices? ¿Puedes sentir el aire fresco y el aroma de las flores? Entonces es momento de ir preparando ya la maleta para venir a El Hierro en Primavera. No te equivocas, puedo asegurarte que querrás volver. Eso sí, por mucho que te enamores de la primavera herreña, la próxima vez cambia de estación, porque, como no me canso de decir, El Hierro hay que visitarla en todas las estaciones.

 

 

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
5 fotografías de El Hierro con las que triunfarás en tus redes sociales
Tenerife por tierra, mar y aire: 3 experiencias inolvidables
Las Palmas de Gran Canaria a pedales
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
Famara, en Lanzarote, el hogar del viento
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Qué hacer en El Hierro durante un fin de semana
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Las otras “playas” de Tenerife
Un día visitando los museos de Las Palmas de Gran Canaria
Tres propuestas para visitar San Sebastián de La Gomera
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
10 razones para enamorarte del Charco de San Ginés, en Lanzarote
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
La ruta del plátano en Tenerife
La leyenda de LagOmar en Lanzarote
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
La península de Jandía, la Fuerteventura más salvaje
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
5 razones por las que visitar Lanzarote
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Paseando por uno de los mejores jardines botánicos de Canarias
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
Playas de Lanzarote en invierno
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
El Porís de Tijarafe: una terraza oculta sobre el Atlántico
Visitando los museos de Fuerteventura
Sabores de La Gomera, un recorrido gastronómico
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Maspalomas, en Gran Canaria, paisaje mágico y ocio inagotable
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Sinfonía de café y jardines en Los Llanos de Aridane
Cuatro platos imprescindibles si visitas Fuerteventura
La Gomera: isla de fiestas y tradiciones
Running en Lanzarote
Fataga y Las Tirajanas, en Gran Canaria, un paisaje de película
Historias, mitos y leyendas de los parques y jardines de Tenerife
10 razones para viajar a El Hierro
Echentive, la playa que surgió del calor
Playa del Viejo Rey, en Fuerteventura, un lugar para conectar con la naturaleza
La Gomera, isla de caminos
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Agaete, una joya en el noroeste de Gran Canaria
Miradores del Teide, en Tenerife
La aplastante lógica del plátano
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Una visita al mercado artesanal de Haría, en Lanzarote
Oeste de Gran Canaria, viaje a la costa perdida
El dulce encanto de la Isla Baja en Tenerife
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Ruta Betancuria, en Fuerteventura: donde todo comenzó
La Gomera, oro verde.
Las dunas de sal de las Salinas de Janubio en Lanzarote
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
Un día romántico en el Valle de La Orotava
Ruta por el nordeste de La Palma
Desde el Balcón de Femés
Ruta por la Costa de Acentejo en Tenerife: un paisaje protegido y casi desconocido
Tazacorte, Villa y Puerto de colores e historia de La Palma
Ruta entre volcanes en Lanzarote
Cinco atardeceres que no deberías perderte en El Hierro
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
El paisaje lunar de Tenerife
Isla de Lobos: La piscina del Atlántico
Ruta por las cervezas artesanales de Lanzarote
Arucas, una joya al norte de Gran Canaria
Un día en San Juan de la Rambla en Tenerife
El Hierro en todas las estaciones. “Primavera”
Avistamiento de cetáceos en el mar de La Gomera
El Time, al encuentro del mar
Agüimes y Guayadeque, entrando al corazón de Gran Canaria
La magia de las alfombras de La Orotava en Tenerife
Ruta por los faros de Fuerteventura
La Graciosa; di hola a la despreocupación
Ruta costa oeste de Gran Canaria. Esa gran desconocida
Senderos de El Hierro. “Ruta del Agua”
De Playa Nueva a El Charcón
Historias que cuentan los nombres de La Gomera
Los 7 faros de Tenerife
Museos de Lanzarote
Esculturas y parques de Santa Cruz
Nogales, playa de vértigo y magia en La Palma
Ruta Teguise - Famara: Los años no pasan
Un paseo por Puerto del Rosario
Ruta El Golfo - Papagayo: la sal de la vida
Siguiendo al sol: playas y piscinas naturales de La Gomera
Barranco Jurado
Una vuelta al Islote de Lobos
5 lugares en Lanzarote donde ver el atardecer
Un paseo por las Salinas de Fuencaliente
5 razones por las que visitar Fuerteventura
Museos y tapas por Santa Cruz de Tenerife
Ruta por el norte de Fuerteventura
El Hierro en un Sendero
Esquinzo en Fuerteventura: de obligado cumplimiento
Santa Cruz, de fortaleza a fortaleza
5 pequeños pueblos que no te puedes perder en Lanzarote
El Hierro en un día (Parte I)
La Montaña - Casa Efigenia
Calas escondidas al sur de Gran Canaria
El Hierro en un día (Parte II)
3 salinas en Lanzarote que no te puedes perder
Un paseo mirando al Roque Nublo
Atardecer en Valle Gran Rey: Una experiencia intemporal
Artículos
relacionados
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Las Cabocas: el agua siempre gana
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
Sendero del Bosque Encantado, magia en Tenerife
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
Misterio y traición en el Valle del Riachuelo
Palmas, budas y otros tesoros de La Gomera
La naturaleza virgen de Cofete y su misteriosa villa Winter
Caldera de Taburiente, senderismo al corazón de La Palma
Parque Natural de Jandía, planeta perdido en Fuerteventura
No te puedes ir de El Hierro sin…
Ruta por el corazón de Gran Canaria
Roque de los Muchachos, tocando el cielo palmero
En las entrañas del volcán de San Juan en La Palma
Lo mejor de La Gomera en un día
Gran Canaria de interior. Paisajes llenos de historia
Las 5 claves del “Acro Paraíso” herreño
Montaña sagrada de Tindaya, un lugar mágico en Fuerteventura
La Gomera: Garajonay y sus rincones
Temisas, en Gran Canaria: el pueblo que siempre pinté de pequeño
Rambla de Castro: vergel norteño en Tenerife
10 curiosidades sobre el mirador de La Peña, en El Hierro
Una ruta en bicicleta por La Graciosa
Paseo por Anaga, caminos con historia en Tenerife
De cero a mil en cinco kilómetros en El Hierro
Running en Lanzarote
10 razones para viajar a El Hierro
La presa de Mala, de camino al norte de Lanzarote
Miradores del Teide, en Tenerife
Dunas de Corralejo, colores y sensaciones únicas
El Cedro, corazón de La Gomera
Petroglifos de El Julan, El Hierro desconocido
Bejenao, el guardián sur de la Caldera de Taburiente
Tejeda y Artenara, el corazón verde de Gran Canaria
El Hierro en todas las estaciones. “Invierno”
Roque Nublo en Gran Canaria: pasado, presente y futuro
Ruta entre volcanes en Lanzarote
De la cumbre a la costa en La Gomera
Los petroglifos mágicos de La Zarza
El paisaje lunar de Tenerife
El Time, al encuentro del mar
Senderos de El Hierro. “Ruta del Agua”
Barranco Jurado
Una vuelta al Islote de Lobos
El Hierro en un Sendero
Un paseo mirando al Roque Nublo
Atardecer en Valle Gran Rey: Una experiencia intemporal
www.holaislascanarias.com