Senderos de verdad

que parecen de mentira

Caminar a través de la naturaleza de las Islas Canarias produce una sensación mágica, indescriptible. Solo mediante tus pasos podrás acceder a rincones que parecen inexplorados, apreciar la pureza del silencio y relajarte y sentir la energía que te envuelve.

La orografía de las Islas Canarias es de un portentoso valor geológico. Abrirse paso a través de sus senderos es atravesar parajes de aspectos selvático, serpenteantes dunas de fina arena o empinados riscos volcánicos. Es sumergirse en un espacio protegido de biodiversidad sorprendente, reencontrarte con colores que creías olvidados y sentirte como los primeros pobladores de la Isla.

Descubre una infinidad de rutas trazadas por profesionales, unos recorridos balizados, cualificados y homologados que ofrecen todas las medidas necesarias para aficionados de todos los niveles.

Senderos protegidos

Muchos de los senderos de las Islas Canarias discurren por Parques Nacionales y espacios declarados de Bien Natural del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Una oportunidad única para recorrer a fondo y conocer de primera mano la más bella herencia de la Tierra.

Laurisilva milenaria

La laurisilva es quizás una de las reliquias naturales más valiosas del pasado. Su origen se remonta millones de años atrás y los bosques de las Islas Canarias es uno de los pocos lugares del mundo donde pueden encontrarse.

Diversidad condensada

Las peculiaridades geográficas de las islas hacen posible, como en pocos lugares en el mundo, realizar unas rutas por terrenos y paisajes de gran contraste: páramos, bosques, volcanes…

Vistas de alto nivel

La peculiar orografía de las islas permite unos recorridos con multitud de desniveles en muy poca distancia, lo cual permite hacer altos en el camino para deleitarte con vistas que más que ayudarte a recuperar el aliento te dejarán sin él.

Inmensidad
geográfica
Senderos
a un paso

Ascenso al Teide

Isla de Tenerife

Situado en el centro de la isla de Tenerife, el Parque Nacional del Teide puede recorrerse por varios senderos, entre ellos el que lleva hasta el mismo pico del volcán. Una excursión hasta la cima de las Islas Canarias que resulta imprescindible para los amantes del trekking.

Tenerife

Ruta de la Plata 

Isla de Gran Canaria

La Ruta de la Plata se desarrolla a través de una antigua vía ganadera utilizada por los antiguos pobladores de Gran Canaria. El sendero discurre a través de parajes de alto valor biológico entre pinares, montes bajos de retama, tajinastes y verodes.

Gran Canaria

Los Gracioseros

Isla de Lanzarote

Esta ruta de recorre el antiguo camino que los habitantes de La Graciosa utilizaban para ir y volver de la isla de Lanzarote. 4,5 kilómetros que transcurren por los riscos de Famara hasta más allá del estrecho del Río y que permiten conocer flora y fauna de la zona.

Lanzarote

Islote de Lobos

Isla de Fuerteventura

El sendero de Lobos, al que solo se puede llegar en barco desde el puerto de Corralejo, es uno de los espacios mejor conservados de las Islas Canarias. La ruta que recorre el islote es un trayecto circular que va desde el muelle hasta el faro de Martiño.

Fuerteventura

Caldera de Taburiente

Isla de La Palma

El Parque Nacional de la Caldera de Taburiente ofrece varias posibilidades para recorrerla a los amantes del trekking de todos los niveles. El barranco de las Angustias, el Pino de la Virgen, la Cumbrecita, el pico Bejenado... ¡un ruta que, sin duda, merece la pena!

La Palma

Bajada de Jinama

Isla de El Hierro

El trekking por el Camino de Jinama se caracteriza por sus grandes desniveles a lo largo de su recorrido. La ruta, que se desarrolla por la principal vía histórica de acceso a El Golfo, destaca por su valor geológico y su interés botánico.

El Hierro

Contadero – Cedro

Isla de La Gomera

Esta ruta por el corazón de La Gomera destaca por su recorrido a través de gran variedad de árboles endémicos de Garajonay, como el viñátigo, el laurel y el tilo. Además, el tramo final llega hasta una ermita con una historia singular que merece la pena conocer.

La Gomera
/
Senderos de
todos
los
niveles

básico

Estas rutas son ideales para recorrer puntos naturales concretos y conocerlos desde otro punto de vista. Su distancia y recorrido invitan a una marcha placentera en la que recrearte con el paisaje de la zona.

intermedio

Sin llegar a ser de gran dificultad, este tipo de sendas de mayor longitud son más dispares y ofrecen un mayor contraste de paisaje. Con una sola marcha ya podrás hacerte una idea de la diversidad de la isla.

avanzado

Las rutas de mayor longitud y dificultad tienen la ventaja de que su recorrido pasa por diferentes tipos de paisajes y orografía, por lo que puede observarse en una sola marcha una panorámica muy diferente.