Sabores

con denominación de

origen

A través de la gastronomía siempre puedes conocer una tierra. Por eso, no es de extrañar que las Islas Canarias tengan una cocina repleta de contrastes, con platos bien condimentados e ingredientes frescos y saludables, fruto de un clima templado y de una tierra volcánica que les da un sabor especial. Además, muchos de sus productos elaborados artesanalmente se encuentran bajo Denominación de Origen Protegida, como algunos de sus quesos y vinos.

Descubrir las Islas Canarias, además de un auténtico placer para la vista, también lo es para el paladar.
/
Productos de la
tierra
En la cocina canaria tienen gran presencia algunos ingredientes característicos como el millo (nombre que le dan los canarios al maíz) las papas, que debido al origen volcánico de la tierra tienen una textura distinta, y una gran variedad de pescados propios de la zona, como la vieja, el mero o el cherme. Y, por supuesto, el reconocido internacionalmente plátano de Canarias, una de las frutas más completas y sabrosas que existen.

Pero si algo eleva la gastronomía canaria son sus productos con Denominación de Origen. En casi todas las islas encontrarás deliciosos vinos con denominación de origen propia, con los que podrás sentir la fuerza de los volcanes en cada sorbo. También sus quesos elaborados tradicionalmente, como el Majorero, Palmero o Flor de Guía cuentan con - además de la DOP - con amplio reconocimiento en todo el mundo.
Ver bodegas Ver queserías
Llévate en tu maleta
Queso de cabra
Fuerteventura
Miel de Palma
La Gomera
Vino Malvasía
Lanzarote
Flor de sal marina
La PALMA
Papas Antiguas
Tenerife
Quesadillas
El Hierro
Ron Canario
Gran Canaria
/
Ruta de
tapas y platos típicos
Un recorrido gastronómico por las diferentes islas te deparará gratas sorpresas, aunque todas comparten una tradición culinaria común, cada una ha sabido darle un toque especial a los diferentes platos.

Las papas arrugadas con mojo picón son quizás el plato más conocido de las islas, junto con el escaldón, un plato elaborado a base de gofio y caldo de pescado. Los podrás degustar en una amplia oferta de restaurantes especializados en cocina canaria, así como otros platos típicos: ropa vieja, cazuelas, sancocho, carajacas…
Ver restaurantes
/
La cocina canaria
en tu casa
Si cuando vuelvas a tu casa, echas de menos nuestras papas arrugadas con mojo picón, te damos la receta para que las prepares tú mismo en casa.

Ingredientes

(4 personas)

PARA LAS PAPAS

1 kg de papas
200 g de sal gruesa

Para el mojo picón

2-4 pimientas secas
1 cabeza de ajo
1 cucharadita de sal
200ml de aceite de oliva
50ml de vinagre
1 cucharadita de cominos
1/2 cucharadita de pimentón
picante

Para el mojo VERDE

1 cabeza de ajos,
1 manojo de cilantro o perejil
1 vaso de aceite de oliva
1 chorrito de vinagre blanco
1 cucharadita de cominos
Sal marina

Elaboración del mojo picón

Para preparar el típico Mojo Picón, lo primero es poner a remojo las pimientas secas durante una hora. Una vez pasado este tiempo, se escurren, se le quitan las pepitas y se cortan aros. Por otro lado, se pelan y cortan en trocitos los ajos. Se pone todo en un mortero junto con la sal, el comino y el pimentón y se maja hasta obtener una pasta homogénea. Se añade el aceite, poco a poco, mientras se sigue majando. ¡Listo!

Elaboración del mojo verde

El mojo verde es muy fácil de preparar. En un mortero se majan los ajos pelados, la sal, los cominos y el perejil (o cilantro). Se añade el aceite y el vinagre poco a poco mientras se sigue mezclando y… ¡Listo!

Elaboración
de las papas canarias

Lo primero es lavar bien las papas sin pelar y quitarles la tierra. Después se colocan en una olla grande y se añade agua, pero solo la cantidad justa para cubrirlas. Se tapan las papas con un trapo limpio, se añade la sal y se lleva a ebullición. Dejar hervir hasta que estén bien cocidas. El agua se evaporará casi completamente, pero nunca debe añadirse más agua. Se retira el trapo y se espolvorean las papas con la sal restante. Volver a llevar a ebullición hasta que la piel de las papas se arrugue y se seque. ¡Listas para comer!