Los Llanos de Aridane

Casco histórico de Los Llanos de Aridane. Cascos históricos de La Palma
Casco histórico de Los Llanos de Aridane. Cascos históricos de La Palma
Casco histórico de Los Llanos de Aridane. Cascos históricos de La Palma
Casco histórico de Los Llanos de Aridane. Cascos históricos de La Palma
Casco histórico de Los Llanos de Aridane. Cascos históricos de La Palma
Casco histórico de Los Llanos de Aridane. Cascos históricos de La Palma
Casco histórico de Los Llanos de Aridane. Cascos históricos de La Palma
Casco histórico de Los Llanos de Aridane. Cascos históricos de La Palma
Casco histórico de Los Llanos de Aridane. Cascos históricos de La Palma
Casco histórico de Los Llanos de Aridane. Cascos históricos de La Palma
Casco histórico de Los Llanos de Aridane. Cascos históricos de La Palma

Estilo canario con historia entre agricultura y turismo

Situada en el oeste de la isla, la ciudad de Los Llanos de Aridane es la capital económica de La Palma por su protagonismo en áreas como la agricultura y el turismo. La urbe se extiende a partir de la plaza de España, donde se hallan algunos laureles de Indias que están considerados los más antiguos de Canarias y la iglesia de los Remedios. Detrás se encuentra la llamada plaza Chica, con fuente de piedra tallada. En lo alto del casco están las calles Fernández Taño y Calvo Sotelo, con pintorescas casas bajas de estilo canario.

La plaza de la Glorieta resume las tradiciones de la isla

En el sur de la ciudad se hallan el mercado municipal, con su plaza acogedora con laureles de Indias, y la estación de autobuses, desde donde es sencillo planear una excursión al barrio de Las Manchas para visitar la plaza de la Glorieta, obra del artista palmero Luis Morera. También se puede optar por pasear en el llano de Argual, histórica explotación de plátanos en La Palma que cada domingo acoge un mercadillo de artesanía y antigüedades. Merece la pena visitar el taller de cristal soplado que se encuentra en la esquina.

Isla La Palma
sí

Conjunto Histórico

Conjunto Histórico

sí

sí

sí

sí

DESCUBRE