Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com
Blog Islas Canarias BLOG OFICIAL DE TURISMO
DE LAS ISLAS CANARIAS
www.holaislascanarias.com

La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise


Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
www.holaislascanarias.com
anterior artículo
19 Jun 2017

Si hay un lugar que visitar las mañanas de domingo en Lanzarote es “la Villa”. La antigua capital de la isla esconde entre sus calles historias de conquista, ataques piratas y amor por el folclore de Canarias. Todo un arsenal de encantos que promete seducir a sus visitantes.

Santo Domingo, un antiguo convento reconvertido en galería

Sus amplias vías adoquinadas hoy no permiten el tránsito de coches, es día de mercadillo, así que tenemos que apearnos para continuar nuestro camino. Hemos tenido suerte y encontramos un sitio justo enfrente del convento de Santo Domingo. Fundado en 1698, es hoy por hoy una popular galería de arte contemporáneo que recibe las obras de artistas de todo el mundo. Pasamos dentro, la galería abre también los domingos.

Convento de Santo Domingo, Villa de Teguise, Lanzarote

El significado de las cruces de la Villa de Teguise

Tras salir del convento y antes de alcanzar los primeros puestos del mercado artesanal, nos encontramos con varias cruces por el camino. No son símbolos escogidos al azar; este conjunto de cruces que se reparten por el pueblo (catorce con exactitud), se corresponden con las estaciones del Viacrucis cristiano y cada 3 de mayo son engalanadas por los vecinos del pueblo con todo tipo de flores.

Las Cruces, Villa de Teguise, Lanzarote

Un poco más adelante damos con el que un día fuera el cine de Teguise. Uno de los más antiguos de Lanzarote, en la actualidad acoge una bonita tienda de artículos orientales que nos traslada a Asia al cruzar sus puertas.

La tienda Emporium, antiguo cine de la Villa de Teguise, Lanzarote

Una pequeña parada obligada antes de seguir nuestra ruta es la del Callejón de la Sangre. En él fue librado, en septiembre de 1569, uno de los saqueos piratas más recordados por la población. Afortunadamente, en esta ocasión, los lugareños vencieron a los hombres de Calafat, pero la cantidad de sangre derramada fue tal que sirvió para dar nombre a esta calle.

El castillo de Santa Bárbara, el guardián de la Villa de Teguise

Desde nuestra posición, y casi desde cualquier punto de la localidad, se puede divisar en lo alto de la montaña de Guanapay el castillo de Santa Bárbara. La continuidad de los ataques piratas en Canarias se justificaba dada su estratégica situación en las rutas atlánticas.

El Castillo de Santa Bárbara, Villa de Teguise, Lanzarote

Esta fortaleza servía como fuerte y refugio de los habitantes de la Villa de Teguise ante los frecuentes ataques de la piratería. Su constante vigilancia desde lo alto del montículo nos hace sentir más seguros.

Pero los antiguos pobladores de Lanzarote no sólo utilizaban este tipo de construcciones para salvaguardarse; cuevas y jameos originados por las erupciones volcánicas también cumplían con esta misión cuando las circunstancias lo requerían.

Mercadillo artesanal de la Villa de Teguise

Nos introducimos en el mercadillo de la Villa donde los banderines de colores nos hacen de guía hasta adentrarnos en la sección de artesanía. Es en este rincón donde podemos encontrar jabones artesanales, joyería, trabajos en cuero, todo elaborado en Lanzarote. El lugar ideal donde hacernos con algunos souvenirs si tenemos que hacer algún regalo.

Mercadillo artesanal, Villa de Teguise, Lanzarote

Pero no todo se concentra a este lado del pueblo. Si seguimos sumergiéndonos entre la gente llegaremos hasta la plaza de la Constitución, popularmente conocida como “la plaza de los Leones”, hoy camuflados tras lo puestos que cada domingo ocupan la zona del casco histórico. Aunque la plaza data del siglo XVI, no es hasta el XX cuando nuestros amigos felinos se alzaron sobre ella y hoy por hoy son todo un símbolo para la población local.

Plaza de la Constitución, Villa de Teguise, Lanzarote

El timple, la pequeña guitarra canaria

Justo frente a la plaza tenemos la Casa Museo del Timple, un mausoleo para los amantes de este instrumento único de las Islas Canarias. En pocas palabras podríamos definirlo como una pequeña guitarra que recuerda al ukelele hawaiano por sus dimensiones, y es que el timple canario mide únicamente entre 38-40 centímetros y consta de cinco cuerdas, aunque en algunos casos se pueden encontrar de cuatro.

Justo al otro lado de la plaza, la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, la construcción más alta de la Villa de Teguise, data del siglo XV. Foco de innumerables ataques por parte de nuestros siempre presentes piratas, ha sido reconstruida en numerosas ocasiones a lo largo del tiempo, la última en 1914. También la Cilla, el que fuera en su tiempo el granero más importante de la isla, puede verse en las medianías de la plaza.

La iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, Villa de Teguise, Lanzarote

Las opciones de ocio en la Villa de Teguise

Pero además de una fuente inagotable de historia de Lanzarote, la Villa ofrece ilimitadas opciones de ocio. Es en las tardes de domingo cuando la música en vivo inunda sus bares y la gente, poco a poco, empieza a llegar desde todos los puntos de la isla. La Crepería, el Santa Bárbara o la Palmera son algunos de los lugares donde poder disfrutar de un “mojito” y un gran ambiente, dejando que el tiempo pase, sin preocuparnos por nada, sintiéndonos seguros bajo el amparo de los leones de la plaza y del castillo de Santa Bárbara.

Conciertos en vivo en Teguise, Lanzarote

Deja tu comentario

comentarios

Destacamos
Mucho más que papagayos en Loro Parque
Redescubriendo las Dunas de Maspalomas en Gran Canaria
Orchilla, el Faro del Fin del Mundo
Isla de Lobos: viaje dentro de un viaje
La Gomera en un fin de semana con peques
Lanzarote: isla de los colores, isla de contrastes
Las Cabocas: el agua siempre gana
La vieja en las Islas Canarias
El Médano, en Tenerife: cuna del deporte acuático
Agaete, mucho más que uno de los pueblos más divertidos de España
“Imprescindibles olvidados” en las guías turísticas de El Hierro
El Cotillo y el peor surfista de la historia
Parque Nacional de Garajonay: despierta tus sentidos
Puente de las Bolas, la historia escrita en piedra
Los Indianos y el barniz de la felicidad
Un día recorriendo el Valle de Güímar con peques
La magia de una puesta de sol en el Roque Nublo
El Hierro a bocados
Fuerteventura y sus playas
La Geria Wine Run, maridaje perfecto entre vino y deporte
Siguiendo las chácaras y tambores de Chipude
Roque de los Muchachos, el infinito hecho cuento
Garachico, un viaje en el tiempo
Un día completo en Mesa y López
Camino de Jinama: sobre los pasos de la historia de El Hierro
Fuerteventura en (es) Música
Cinco lugares que ver en Lanzarote con peques
La Gomera, la isla tranquila
5 motivos por los que visitar Fuerteventura con peques
Playas, ¿para qué las quiero?
El Charco del Palo, desnudos en las cristalinas aguas del Atlántico
Un paseo (y una boda) por Santa Cruz de La Palma
Descubriendo la ruta norte de La Gomera
Playa de Las Canteras: calidad de vida
Echentive: el pacto entre fuego y agua
Descubriendo el Drago Milenario con peques
Una excursión entre islas
El Hierro: vinos Edición Limitada
Betancuria, el tiempo detenido
Viajamos a La Palma con nuestra peque, ¿nos acompañas?
Parque Nacional de Timanfaya: bienvenido al origen
Volveremos a Alojera, en La Gomera
La Laguna en un día
Barranco de Guayadeque, respirando sensaciones
Castillos de Lanzarote: historias de piratas, corsarios y conquistadores
Respirando olor a café del Valle de Agaete
Dunas de Corralejo, un encuentro con los cuatro elementos
Las Tricias, el jardín de los dragos de La Palma
Punta Mujeres, un pequeño pueblo costero de Lanzarote
Conquistando volcanes, subir hasta el pico del Teide
Mirador de Abrante en La Gomera, una ventana al Atlántico
5 espacios naturales únicos en Tenerife
Ruta de brunch por Las Palmas de Gran Canaria, ¿te apuntas?
Un paseo de ron, historia y plátanos en La Palma
Caldera Blanca en Lanzarote, un paseo entre lava
Seima: un secreto por descubrir en La Gomera
5 curiosidades sobre Fuerteventura que no podrás perderte
Volcanes de Fuencaliente, senderismo entre la lava
5 motivos para enamorarte de El Hierro
Escapada para dos, sorprendente Hermigua en La Gomera
La Orotava, en Tenerife, ruta por la villa histórica
Ruta arqueológica por Gran Canaria, una forma diferente de entender la isla
De vinos por Fuencaliente de La Palma
La antigua capital de Lanzarote, la Villa de Teguise
Senderos de agua y "miel" en La Gomera
5 lugares de El Hierro casi desconocidos
Fuerteventura rural, entre palmeras y montañas
Viaje galáctico al techo de La Palma
Observatorio de Temisas, un paseo por el cielo canario
El Hierro, ruta de la cumbre a la costa
La Gomera infinita: del cielo a la marea
El Cotillo, las calas mágicas de Fuerteventura
www.holaislascanarias.com