Los primeros
pobladores
de las Islas Canarias

Los aborígenes canarios fueron unos pueblos de origen bereber que habitó las Islas Canarias hasta la conquista del Reino de Castilla entre los años 1402 y 1496. Aunque todos los pueblos tenían raíces comunes, cada isla tenía sus propias leyes y costumbres, lo que a menudo ocasionaba enfrentamientos entre poblados. Se calcula que los primeros pobladores debieron llegar a las islas alrededor del siglo V a.C., por lo que durante casi dos mil años los aborígenes vivieron de manera aislada en el archipiélago, creando una cultura propia y un estilo de vida adaptado a un entorno salvaje y volcánico.

LOS PUEBLOS
ABORÍGENES
CANARIOS

La Palma

Buenahoaritas
o auaritas

El Hierro

Bimbaches

Tenerife

Guanches

La Gomera

Gomeritas

Gran Canaria

Canarios

Fuerteventura
y Lanzarote

Majos

Los aborígenes canarios fueron el único pueblo nativo que habitó en la región de La Macaronesia. La mayoría vivía en cuevas, aunque en Lanzarote y Gran Canaria se han encontrado restos de poblados, con una economía basada en la caza y la ganadería o, en casos puntuales, la agricultura. Animales autóctonos, como la cabra y la oveja, jugaron un papel fundamental en su subsistencia, ya que además de queso, mantequilla y carne, proporcionaban pieles para vestirse y huesos para elaborar herramientas. Los Guanches son un ejemplo de desarrollo en un hábitat extremo que hoy puedes conocer de cerca, gracias al importante legado y rastro arqueólogico que han ido dejando a lo largo de la historia.

/
Una muestra de
organización
agrícola

El parque arqueológico de Cenobio Valerón está compuesto por un enorme granero colectivo que los aborígenes grancanarios utilizaban para almacenar el cereal. El conjunto cuenta con más de 300 silos horadados en la roca blanda interconectados entre sí a varios niveles. Se puede visitar por libre, paseando a tu aire por esta obra de ingeniería prehistórica, mientras te sumerges en el patrimonio cultural de la isla. Si lo prefieres, también puedes contratar un guía para que te explique todos los secretos de esta construcción.
Ver Cenobio Valerón

/
Arte
aborigen

La Cueva Pintada es uno de los yacimientos arqueológicos más relevantes de las islas. El conjunto está compuesto por un caserío que rodea una caverna excavada en la roca. Para acceder a ella, primero tienes que atravesar una pasarela que discurre sobre las ruinas del antiguo poblado donde podrás ver cómo se organizaban y distribuían las antiguas viviendas. Una vez dentro de la cueva, te sorprenderán los motivos geométricos que decoran sus paredes, un claro ejemplo de las representaciones artísticas de la época que, gracias a la cúpula de cristal que protege toda la bóveda, podrás contemplar de muy cerca.
Ver Cueva Pintada

/
Las
momias
guanches

Al igual que otras civilizaciones, los Guanches también practicaron el rito funerario de la momificación. Diversos estudios han demostrado que su técnica y grado de perfección alcanzó niveles comparables a los de otras culturas como la egipcia.Y aunque este ritual fue costumbre solo entre los aborígenes de Tenerife y Gran Canaria, a día de hoy las momias están consideradas el mayor vestigio de la cultura guanche.

Para verlas de cerca, puedes hacer una visita al Museo de la Naturaleza y el Hombre de Tenerife (Museo Arqueológico) donde encontrarás más de 140 restos embalsamados y 12 momias completas. Entre ellas, las más antiguas de las islas con más de 17 siglos de antigüedad.
Ver Museo Arqueológico de Tenerife

/
Una
cultura
muy presente

Aunque a partir de la conquista castellana del siglo XV la presencia aborigen en las islas fue disminuyendo, las diversas labores de investigación y la conciencia cultural de hoy en día han contribuido a que la cultura guanche esté muy presente en todas las islas. Así en La Palma encontramos la Cueva de Belmaco, el Julan en el Hierro y el Museo Arqueológico de La Gomera y el Museo Canario de Gran Canaria cuentan también con un amplio legado que te acercarán al pasado de las Islas Canarias.